El Celta de Vigo es el único conjunto de la categoría División de Honor que aun sigue invicto a estas alturas de la temporada

El equipo de Jorge Cuesta se ha marchado a este parón por la crisis sanitaria del Coronavirus siendo el mejor equipo de División de Honor. De los siete grupos que componen la categoría, con un total de 114 equipos, los vigueses son los únicos que continúan invictos, sin haber perdido ni un solo partido después de 25 jornadas disputadas.

Con 67 puntos, 21 victorias y 4 empates, el Celta es sin duda alguna el mejor equipo de la división. En su grupo tiene una preciosa pugna por el título con el Sporting de Gijón, que le ha seguido el ritmo hasta hace dos semanas, cuando cayó en Lugo (2-1) en su única derrota de esta campaña.

El equipo gallego solo pierde en un aspecto de su grupo, los goles encajados. El Sporting es el equipo menos goleado del grupo, con 18 goles, uno menos que los vigueses. En goles a favor, el Celta también se lleva la palma, siendo el conjunto más anotador con 76 goles.

En comparación con los otros seis líderes de División de Honor, el Celta supera a estas alturas a todos sus rivales. En el grupo vasco, el Athletic es el indiscutible líder con 57 puntos, pero con cuatro derrotas y 10 menos que el Celta. En el grupo 3 el FC Barcelona está a la cabeza con 63 puntos, solo cuatro menos que el Celta, pero con dos derrotas en su casillero.

En la tabla andaluza, el Sevilla es el líder con 73 puntos, pero con cuatro jornadas más disputadas, y dos derrotas en su casillero. El Málaga, segundo, también tiene un punto más que los gallegos, pero de la misma forma tienen cuatro partidos más jugados. En el grupo madrileño, el Real Madrid es la entidad que más se acerca al cuadro de Jorge Cuesta. Lideran su grupo con 66 puntos, un punto menos que el Celta, pero acumulan una derrota que les hace perder la condición de invictos.

En el grupo 6, Las Palmas es otro de los líderes más fuertes. Con 65 puntos es su casillero están a solo dos del Celta, eso sí, han caído ya en dos encuentros esta temporada. Finalmente, en el grupo 7 de División de Honor, el Villarreal lidera la tabla con 61 puntos y otras dos derrotas.

El Celta tiene ahora el objetivo de finalizar la campaña y llevarse el título con un sabor aun más glorioso: ganar como invicto sin una sola derrota. No hace falta remontarnos muy lejos para encontrar un caso similar. El año pasado en el grupo madrileño, el Atlético de Madrid se llevó el campeonato con 26 victorias y cuatro empates. Consiguieron 82 puntos y finalizaron invictos, tras una trepidante batalla con el Real Madrid.

Para alzarse con este objetivo, el Celta tiene por delante un calendario favorable. Cuando se reanude el fútbol, tendrá que disputar cinco partidos ante rivales que van a jugarse la zona baja de la tabla. Visitará los campos de Conxo Santiago, Calasanz y Marina Sport, mientras que recibirá en casa al Atlético Perinés y al Real Avilés.

Los vigueses quieren repetir el éxito de la campaña anterior y volver a levantar el título. Son los dominadores de su grupo con nueve trofeos, dos más que el Sporting. Si lo consiguen, saben que además disputarán el premio de la Copa de Campeones, donde el año pasado eliminaron al Tenerife y en semifinales cayeron frente al campeón, el Real Zaragoza.