El CD Móstoles URJC no está perdiendo el tiempo. Apenas unas semanas tras finalizar el estado de alarma el club madrileño se ha puesto manos a la obra para conformar la que será su plantilla del Juvenil División de Honor, que la próxima temporada volverá a militar en la DH5 madrileña. A finales del mes de junio la entidad confirmaba la continuidad de Pablo Bueno al frente del banquillo azulón. El técnico se hizo cargo del juvenil mostoleño tras la marcha de Juanma Aranguez a mediados de temporada y el club apuesta por la continuidad al frente del cuerpo técnico con idea de materializar los objetivos de la entidad.

El equipo juvenil finalizó de manera prematura la temporada a falta de cinco jornadas por disputar, consecuencia de la crisis del COVD-19, con 25 puntos, y a dos sólo de la salvación, y con un calendario un tanto complicado, que sólo dependía de sí mismo. Para esta temporada un estilo de juego personal, con buenas sensaciones y competitividad será la continuidad del Pablo Bueno al frente del grupo en la máxima categoría del fútbol juvenil, donde el equipo tendrá que demostrar su valía y hacer frente a la categoría con el arrojo y pasión que caracteriza al club mostoleño.

La entidad también confirmó la continuidad Alex, el central de la pasada campaña en División de Honor, que continua a las órdenes de Pablo Bueno, y también se ha confirmado hoy la renovación de Dani de Miguel, otro de los artífices del ascenso del Juvenil «B» que será portero del juvenil «A» la próxima temporada 2020/2021. 

 

Además la zaga azulona se ha visto reforzada con más de una decena de nuevas incorporaciones, los fichajes de Víctor Rocha (EFMO Boadilla), Jose Carlos Pérez (ED Mortalaz), Alejandro Larios (Getafe CF), y Josete (Ciudad de Getafe), todos ellos refuerzo en defensa.

En el centro del campo las incorporaciones de Hugo (mediocentro), Rober y Borrasca (en punta), que suben desde el Juvenil “B” y que con su equipo han logrado el ascenso a Liga Nacional. Por su parte, también el Mostoles URJC se refuerza con Dani Cristobal (CD canillas), Diego Gálvez «Pichi«(EFMO Boadilla) y Pablo García (Ciudad de Getafe). Así como Sergio López, jugador que regresa al club que fue su casa, tras haber formado parte de esta cantera. Se marchó con destino al conjunto merengue y después a Estados Unidos. Esta temporada regresa para competir en el conjunto de Pablo Bueno en la máxima categoría juvenil.

 

Por último, el juvenil de Pablo Bueno refuerza la portería con el cancerbero Dani Vlad portero del Rayo Vallecano y Alberto Martinez, extremo del mismo equipo madrileño y Nando, delantero del CD Leganés que también se incorpora al conjunto azulón. Todos ellos jugaron en Liga Nacional esta temporada y tienen ese punto de competitividad que busca el míster en el equipo.

Fotomontaje: Iker López CD Móstoles URJC