El líder del proyecto del Juvenil A del Villarreal CF guarda un rato para ofrecernos sus impresiones sobre la final del sábado. Lejos de la tensión que transmite en el banquillo a la hora de dirigir a los suyos, el patrón del submarino amarillo y ex-futbolista profesional hace gala de su experiencia y se muestra sereno de cara a la final.

¿Cuál es el planning que habéis seguido esta semana para preparar la final?¿Habéis cambiado algo en la rutina de entrenamientos?

“Hemos seguido la misma rutina. Las semanas anteriores hemos bajado los días de entrenamiento. Pensamos desde el cuerpo técnico que ya no es tan obligatorio entrenar porque los jugadores vienen con mucha carga durante todo el año y no es tan importante el entrenar como los días de descanso para desconectar del estrés de toda la temporada. Hoy (miércoles) va a ser el primer día de entrenamiento que vamos a realizar. Entrenaremos miércoles, jueves y viernes, y jugaremos la final el sábado”.

¿Cómo ves al equipo? Tanto física como anímicamente.

“Físicamente el equipo ha transmitido muy buenas sensaciones durante todo el año. Sin ir más lejos, el otro día, con todo en contra… Segundo partido de la eliminatoria, contra todo un Real Madrid, el equipo supo aguantar, no bajó los brazos y físicamente aguantó muy bien un partido a las 12 de la mañana. Lógicamente, a estas alturas es normal que los jugadores estén cansados. La temporada es muy larga, muchas competiciones, Liga, Copa de Campeones y Copa del Rey. Ellos están ilusionados y dejan de lado ese cansancio para afrontar este último partido de la temporada y después ya tendrán tiempo para desconectar y poderse ir de vacaciones con sus familias”.

¿Te preocupa un excesivo nerviosismo de tus futbolistas por la trascendencia del partido?

“Evidentemente siempre influye en estas edades, sobre todo en una final, porque ellos de alguna manera entienden que si no eres capaz de ganarla parece que no hayas conseguido nada. Ese es el gran problema que tenemos en la sociedad hoy en día. Desde el cuerpo técnico les transmitimos lo que entendemos que es la verdad. Sabemos que solo puede haber un campeón, pero el trabajo de toda la temporada ha sido excelente. Parece que quedar segundo hoy en día es un fracaso, y debe ser todo lo contrario, porque si no todos los equipos serían fracasos menos el que queda primero. Le damos mucha importancia a motivarles, a decirles lo que ha sido toda la temporada, a reconocerles su trabajo, y a pedirles un último esfuerzo para ver si son capaces de conseguir que sean felices hasta el último día, pero evidentemente si no conseguimos ganarla, ellos saben que han hecho una gran temporada”.

¿Cómo es el juvenil A del Atlético de Madrid?

“Es muy buen equipo, sobre todo porque creo que es un equipo con ADN del primer equipo. A veces se encuentran cómodos sin balón. En los contraataques y en las transiciones defensa-ataque son muy fuertes, con mucho poderío, muy buenos 1×1 y muy veloces con espacios por delante. Sin balón es un equipo que trabaja bien, que es ordenado, que es difícil hacerle gol y pienso que nos vamos a enfrentar a un gran equipo con muy buenos jugadores, que lo llevan demostrando toda la temporada. También en la Youth League han hecho un gran año y sabemos que vamos a tener que hacer un muy buen partido y ofrecer la mejor versión para ser capaces de poder hacerle daño al Atlético”.

¿Qué Villarreal nos vamos a encontrar el sábado?

“Nosotros siempre hemos sido un equipo ambicioso, un equipo que por la filosofía del club nos sentimos cómodos con balón y a través de él intentamos hacerle daño al contrario con las armas que tenemos. Y luego, por otro lado, sin balón también hemos sido un equipo ordenado, equilibrado. Si de algo hemos pecado es de que, con equipos que tienen mucho el balón, cuando no lo teníamos nos faltaba ese grado de competitividad. Durante todo el año lo hemos trabajado mucho. Hemos intentado meter en la cabeza del jugador que tan importante es el trabajo con balón como cuando no lo tienes, buscando un equilibrio entre las dos fases. Pienso que ahora mismo somos un equipo fiable, sólido y esperemos trasladar al domingo un recordatorio de todo lo que ha sido nuestro año para poder hacer un buen partido en la final”.

Sois campeones del Grupo 7 de Liga, finalistas de la Copa de Campeones y finalistas de la Copa del Rey. Mucha gente solo por eso ya os cuelga la etiqueta de favoritos. ¿Tú lo crees?

“Yo creo que es evidente que los éxitos están ahí. Hemos hecho una grandísima temporada. Falta la culminación de la Copa del Rey con esta final, pero el trabajo durante todo el año de todos los jugadores ha sido excelente. Desde el club y el cuerpo técnico estamos muy agradecidos y muy orgullosos de haber podido entrenar a esta generación de futbolistas, que estoy seguro que el día de mañana muchos de ellos estarán en el fútbol profesional. Por otro lado, en una final creo que no hay favorito, y más cuando se enfrentan dos grandes escuelas como Atlético de Madrid y Villarreal. Los dos partimos en igualdad de condiciones, 50%. A partir de ahí existen más factores, aparte del nivel que tenga cada plantilla, como los nervios, que es una final, etc. Hay muchos factores que pueden influir en un partido de fútbol y seguramente se decidirá por pequeños detalles e intentaremos estar ahí nosotros un poco mejor que el contrario”.

Foto: Villarealcf.es