Tras lograr un histórico ascenso a División de Honor, el capitán del Fuenlabrada, Mario Jimeno, atiende a Juvenil División de Honor para analizar como ha sido la temporada del equipo.

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta el momento?

«Yo empecé jugando en el colegio como casi todo el mundo. Ahí, me llamó el Unión Carrascal. En este equipo conseguí un ascenso y, posteriormente , me llamó el Fuenlabrada y comenzó mi etapa en este club. En el primer año en el Fuenlabrada también logramos un ascenso y en mi tercer año otro, esta vez a cadete autonómica. En categoría juvenil, en mi tercer año ha sido cuando hemos logrado el ascenso a División de Honor»

¿Qué significa para ti haber sido el capitán en el año del ascenso a División de Honor?

«Para mi ha sido un orgullo poder llevar el brazalete de este equipo y más logrando este histórico ascenso a la DH5, ya que hemos sido el primer equipo de este club en lograr el ascenso»

¿Cómo fue el inicio de la temporada? ¿Vuestro objetivo era lograr el ascenso?

«El objetivo desde que Mario Otero llegó al Fuenlabrada siempre ha sido ascender a División de Honor. Respecto al inicio de la temporada, este fue demasiado bueno. Empezamos ganando a Leganés, Getafe, es decir, contra equipos en los que, en teoría, éramos nosotros los que teníamos que sufrir y ganamos sin ningún tipo de problema»

¿Cómo os sentisteis tras el último encuentro ante el Boadilla cuando fuisteis matemáticamente equipo de División de Honor?

«El ascenso lo supimos horas antes porque el Leganés ganó su partido aplazado y ese resultado nos daba el ascenso directo. Una vez finalizó el encuentro ante el Boadilla pues mucha alegría. Saltamos todos al campo a celebrarlo, abrazándonos, nos hicimos una foto todos juntos y finalmente acabamos manteando a los entrenadores».

¿Cómo os ha afectado la pandemia de la Covid-19?

«Ha sido un año bastante jodido. En nuestras instalaciones apenas hemos podido entrenar como debe entrenar un equipo de Nacional Juvenil. Entrenábamos a penas 45 minutos por culpa de los horarios. Nos hemos sabido imponer a las restricciones que nos han impuesto. Por ejemplo, en la primera jornada de liga acudimos al encuentro prácticamente sin entrenar por el tema del aplazamiento del campo».

¿Cómo afrontáis la segunda fase?

«El Fuenlabrada siempre va a competir todos los partidos independientemente del rival. Ya no tenemos la presión de tener que ascender a División de Honor por lo que vamos a disfrutar mucho estos partidos dando lo mejor de nosotros mismos».

¿Cuál es el objetivo del club de cara a la temporada que viene?

«Creo que lo que el Fuenlabrada va a buscar, y estoy seguro de que va a lograr, es, más que la permanencia, estar por encima de la media tabla y seguir trabajando cada día sin conformarse con la permanencia».

¿Cómo ves tu futuro de cara a la temporada que viene?

«Yo no he tenido la gran suerte que han tenido varios de mis compañeros de subir con el primer equipo y entrenar o ir convocado. Si que es verdad que he subido un par de días a entrenar con el filial. Mi futuro ojalá que sea en el Fuenlabrada porque es el club de mi vida. Todavía seguimos acabando el tercer año de juvenil y ya veremos lo que nos viene»

Para finalizar, ¿Quieres lanzar algún mensaje a la afición tras lograr el ascenso?

«Me gustaría agradecer a todos los familiares que han ido a vernos y se han subido a muros para poder los partidos que eran a puerta cerrada. Gracias a su apoyo, al llevar a todos los jugadores a los entrenamientos, el acércales a los partidos. Sin ellos, esto no hubiese sido posible»