Cuando el 8 de mayo del año pasado caía el Celta de Vigo en las semifinales de la Copa de Campeones Juvenil frente al Real Zaragoza, la cara de Jorge Cuesta (entrenador del equipo gallego) era todo un poema. Era una oportunidad única, pues el conjunto vigués partía como anfitrión en aquella importante cita.

El caso es que, cosas del fútbol, esta temporada los celtistas aprendieron de sus errores y cuajaron una temporada inmaculada, prácticamente sin fallo alguno. Dueños y señores del Grupo 1, Jorge Cuesta llevó a su equipo a la máxima expresión futbolística. 21 victorias y 4 empates. Imbatidos totalmente. Lo cual habla maravillas de un equipo cuya gran temporada si se vio recompensada con un premio mayúsculo. Por coeficiente de resultados, al no disputarse la Copa de Campeones por la pandemia, el Celta de Vigo resultó el “campeón” de todos los grupos, merced a un trabajo fantástico durante todo el curso futbolístico.

De una manera u otra, en Vigo están seguros que están ante una generación muy especial y única. Son varios los jugadores cuya presencia internacional en las categorías inferiores de la Selección Española está más que garantizada. Y todo apunta a que así será en un futuro donde pisar de nuevo Balaídos, esta vez con la camiseta del primer equipo, no es una quimera. Estos son algunos de los nombres más destacados de esta gran generación:

ÍKER LOSADA

El mediapunta del conjunto gallego es el gran estandarte de una generación diferente por A Madroa. Despuntando en banda o en la zona más cerca al área, Losada es el gran jugón en el que el Celta se frota las manos. Veloz y atrevido con la pelota, su descaro es un valor añadido que se vio premiado la pasada temporada, donde en su debut en La Liga anotó al Real Madrid el 17 de agosto del año pasado, con el marcador a favor de Los Blancos. Apunta a ser la gran referencia en este nuevo desafío europeo, donde esperan que él sea el gran protagonista en esta ilusionante etapa.

GABRIEL VEIGA

Calidad y buen fútbol pasan por las botas del jugador nacido en Porriño, que se ha destapado además como uno de los jugadores clave con la Selección Sub-18, donde ya destacó como goleador en la Copa del Atlántico frente a Eslovaquia. El timón del equipo gallego apunta a dirigir sus tropas en la UEFA Youth League con sentido táctico y cariño con la pelota. Capaz de agitar al equipo, se espera mucho del juvenil de último año la próxima temporada.

MIGUEL RODRÍGUEZ

La melena de A Madroa es la chispa, el desequilibrio y la electricidad en un Celta que quiere ser de altos vuelos. Versátil en el franco de ataque, pues es capaz de moverse con libertad por cualquier parte del campo, Miguel Rodríguez es el jugador precoz de esta generación del Celta de Vigo, donde tiene un escaparate fabuloso en competición europea. En miras del primer equipo, pues ya está haciendo la temporada con el equipo de Óscar García y no sería de extrañar que debutase temprano en La Liga.

SERGIO CARREIRA

Las galopadas del Celta de Vigo llevan el nombre de Sergio Carreira, un lateral derecho que ya sabe lo que es debutar en Copa del Rey. Su velocidad y llegada a portería son las armas de un lateral que bien podría jugar aún más adelantado en el campo, viendo su capacidad de hacer daño en portería contraria. Un cañón ofensivo que aporta más de una solución para Jorge Cuesta en la máxima competición europea del fútbol a nivel juvenil.