El fin de semana acabó, pero… ¿Hay algo que pueda hacer vuestro martes un poco mejor?, ¿Lleváis todo el día notando que os falta algo?, ¿Habéis leído esto con la voz del presentador de ‘Los Simpsons’, Troy McClure? Pues no sufráis, porque llega una nueva edición de ‘La Otra Cara de la Jornada 22’ para todos vosotros.

“PIPAS, CARAMELOS, OIGA…”

Superados los 70 minutos del partido disputado en La Oliva entre Rayo Majadahonda y Extremadura UD del pasado sábado, se produjo la jugada fortuita del encuentro.

En un duelo, Tito (Rayo Majadahonda) y Botía (Extremadura UD) saltaban a disputar un balón aéreo para tratar de hacerse con la posesión del esférico. Desafortunadamente, el primer protagonista sufrió una aparatosa caída que le dejó convaleciente unos minutos.

Durante ese período el majariego vivió en sus carnes el ‘kit’ básico de asistencia sanitario en un terreno de juego amateur: carrera de uno de los miembros del cuerpo técnico a toda prisa maletín en mano, primera exploración manual (siempre intentando poner cara de interesante), agua milagrosa y, en casos muy extremos, réflex.

Tras confirmar que no podía permanecer en el terreno de juego, fisioterapeuta y jugador abandonaron el campo para ver el grado de la lesión en la banda. Tras el golpe, Tito se sentía mareado, y ambos pidieron azúcar para evitar posibles mareos. ¿Y dónde se puede encontrar azúcar en un campo de fútbol? Pues efectivamente, como todo en esta vida, en el bolso de una madre. Y si no, es que no existe.

De repente, un manto de caramelos procedentes de la grada cubrió el campo como si de una cabalgata se tratase. Y lo que es más impactante… ¡Hasta un plátano le cayó! Fuentes cercanas a nuestra profunda investigación afirman que era de una abuela, que dijo algo así como: “Niño, tú cómetelo, que tiene mucho potasio y eso vale para todo”.

Quizás hemos encontrado la única dolencia para la que el plátano no tiene cura…

Finalmente, el futbolista del Rayo Majadahonda tuvo que abandonar el partido de manera definitiva tras ingresar de nuevo en el verde unos minutos y ver que no podía continuar. Esperamos que se haya quedado en una simple anécdota y se recupere cuanto antes.

 

EL ‘FONDO OESTE’ DE ARAVACA

Y de la grada de La Oliva a la grada del Antonio Sanfiz, donde se encuentra un grupo de aficionados denominado Fanatics Aravaka. Un fondo que, en el duelo entre Aravaca CF y el CD Leganés del pasado domingodejaron su seña de identidad a lo largo de varios momentos del choque.

Tras deleitarnos con comentarios y metáforas dignas del mismísimo Gustavo Adolfo Bécquer, tales como: “Árbitro casero cual pudding” o “Portero, le das un riesgo muy innecesario a las jugadas que pasan por tu área” llegan nuevas historias.

Durante el desarrollo del juego, tres futbolistas visitantes se disponían a botar una falta directa hacia el marco local. Desgraciadamente para ellos, la falta se produjo pegada a la línea de banda que colinda con la grada del ‘Craven Cottage de Aravaca’.

Antes de ejecutarla, los lanzadores trazaban el plan de la jugada ensayada contándoselo a sus compañeros de equipo al oído, para que nadie les oyera. Al ver esto, uno de los miembros de Fanatics le recrimino a los protagonistas su mala educación con un: “Secretitos al oído son de viejos”.

Como era de esperar tras esta temible contra-estrategia por parte de la afición, la jugada salió mal, y los ultras arlequinados entonaron, a modo de mofa, la canción de Jon Z, Wisin y Chencho Corleone de “Eso te pasoooooo por contarle los secretoooooooooos…”, provocando las risas de gran parte del sector.

Otro momento divertido fue el que se produjo tras la lesión de Olmeda, lateral izquierdo del Leganés. Tras retirarse y decidir que no podía continuar en el terreno de juego, ingresó en su lugar Alberto de forma vertiginosa. De hecho, muchos de los allí presentes no se dieron cuenta ni de la sustitución.

Aprovechando esta circunstancia, la grada no dejó pasar esta oportunidad de intentar sacar ventaja para su equipo. Un aficionado gritó al árbitro, diciendo que el Leganés estaba jugando con 12 futbolistas en vez de con 11. El trencilla, en un gesto tan rápido como la letra pequeña de los anuncios de bancos en la televisión, miró disimuladamente hacia la posición del futbolista que se había marchado, para comprobarlo, y eso desató más carcajadas.

Pero no queda ahí la cosa. Resulta que un espectador que nada tenía que ver, afirmó ser cierto que había 12 futbolistas sobre el terreno de juego. Para terminar de desbocar las risas generalizadas en el ambiente, otro miembro apostilló: “Quien vea 12, que deje de beber”.

Sea como fuere, finalmente el conjunto local ganó y nosotros nos volvimos para casa con más relatos que contaros de este ‘Fondo Oeste’ tan extravagante.

Grada de Fanatics Aravaka. Foto: estadiosdefutbol.com

FLORENCIO, DELEGADO… Y CUARTO ÁRBITRO

Como decía Chiquito de la Calzada, “la cosa está mu’ malita”. Si hace una semana las redes del Rayo Majadahonda  se “rompían” de manera muy sospechosa para pedir la implantación del VAR en La Oliva, esta semana el CD Móstoles URJC no ha querido ser menos.

En lo que puede ser un mensaje subliminal para la Real Federación Española de Fútbol, el conjunto que disputa sus partidos entre El Soto y los Íker Casillas ha tenido que recurrir a su delegado para actuar de cuarto árbitro.

Florencio, alias ‘Navaja Suiza’ porque vale para todo, es el actual delegado del Juvenil ‘A’ del Móstoles. Lleva varios años siéndolo, ya que fue partícipe del ascenso a División de Honor de la pasada temporada de los mostoleños.

Una figura entrañable, que nos sorprendió a todos levantando la tablilla de los minutos de añadido en la primera mitad. Lo hizo de una forma muy veloz, como sintiendo algo de vergüenza por la falta de costumbre en esta categoría.

Pero cómo avergonzarnos del bueno de Florencio, que lejos de conformarse con hacer de delegado de club, árbitro asistente y de poner dos lavadoras, tenderlas y fregar toda la casa en menos de diez minutos, en la segunda parte se animó hasta con los cambios.

Así que, según avanzaba el partido, cada interrupción por sustitución le reservaba treinta segundos de gloria al verdadero protagonista de la victoria de su equipo ante el Santa Marta.

Desconocemos si la RFEF implantará un miembro arbitral más a partir de ahora en El Soto, o si por el contrario hará caso omiso y Florencio tendrá también que lidiar en las discusiones que surjan entre los entrenadores. O, al menos, que le suban el sueldo este mes. Seguiremos informando.

 

Como diría Matías Prats, nosotros seguiremos intentando ganarnos el cariño de “cada vez más gente”. O no, pero vamos a seguir buscando hasta el detalle más insignificante de todo lo que sucede en esta DH5. Así que recordad… cuidado con lo que hacéis, porque la otra cara de la próxima jornada podría ser la vuestra.