El Real Madrid CF vence con solvencia al Unión Adarve en un partido que estuvo marcado por la efectividad del conjunto madridista en la primera parte. Los de Jorge Romero certifican matemáticamente su pase a la siguiente fase y los del Barrio del Pilar tendrá que pelear los dos partidos que le quedan para asegurar la salvación.

Unión Adarve 0 – 4 Real Madrid

Volvía el Real Madrid a Ganapanes para enfrentarse al Unión Adarve tras la derrota de la temporada pasada con el encuentro correspondiente a la jornada 17 de la División de Honor y lo hacían apenas 20 días después de verse las caras en Valdebebas.

A diferencia de aquel partido, la efectividad del Real Madrid fue mucho más letal desde el principio. Con un planteamiento muy parecido, los de Borja Bardera vieron cómo el Real Madrid se adelantaba a los 12 minutos de iniciarse el encuentro.

El pichichi del Grupo 5 no quería faltar a su cita con el gol y de nuevo abrió la lata para su equipo. Pase filtrado para Manuel Ángel, cede a David González, que se mete dentro del área y el primer disparo del partido iría para dentro.

El Unión Adarve no iba a bajar los brazos y en una jugada ensayada de córner iba a tener la oportunidad más clara para empatar. Centro al segundo palo al que llega Iker Liaño, pero su cabezazo se marcharía fuera por poco.

Tras esta acción, el dominio total sería para el Real Madrid, que iba a ampliar su ventaja con el segundo gol en el minuto 27. Un gol que tuvo de todo previamente y es que hasta en cuatro ocasiones lo intentó el conjunto blanco. Internada al área por banda izquierda de Óscar Aranda, su primer disparo lo para Álvaro, el rechace le cae a Borja Iglesias pero saca en la línea Ayuso. Después David tira al larguero, la defensa no consigue despejar bien y el balón muerto vuelve a caerle a David para anotar su 14° gol esta temporada. Killer total.

La primera parte seguía marchando igual, con el Adarve evitando las llegadas de un Madrid muy cómodo que vio como en el 45 sentenciaba el partido. Córner que vota Borja Iglesias y cede en raso para Rafa Marín, que se resbala pero el balón llega a la frontal y Óscar Aranda no duda. Disparo que se desvía lo justo para hacer una parábola imposible para Álvaro. Con 0-3 nos iríamos a vestuarios.

El Unión Adarve, que sabía la dificultad de un encuentro que se le había puesto cuesta arriba, no bajó los brazos y salió en la segunda parte con el objetivo de anotar pronto para poder entrar en el partido. Pero ahí estaba Lucas Cañizares para evitarlo.

Dos grandes paradas del portero blanco hicieron imposible esta misión. Primero en un córner metió una muy buena mano abajo para despejar el cabezazo de Guille y apenas dos minutos después un nuevo chut desde la frontal de Guille para con una estirada mantener la portería a 0.

El partido entró sentenciado a la última media hora muy igualado y se volvió más tosco. En cambio, el Real Madrid era el equipo que seguía llegando con peligro al área rival.

Primero fue una gran acción por banda izquierda iniciada en medio campo por Óscar Aranda y finalizada por él mismo con un disparo que se marchó por encima del larguero. Y unos minutos después, en un balón filtrado al área para Borja Iglesias sería derribado claramente y el árbitro decretó penalti. El mismo Borja Iglesias transformaría el penalti engañando a Álvaro. Nuevo tanto y asistencia para el salmantino esta jornada.

Ya con el encuentro visto para sentencia llegaron otras dos ocasiones claras para el Real Madrid. Un balón al palo de Theo y un cabezazo de Llario que paró Álvaro con una gran estirada fueron las últimas oportunidades del encuentro antes del pitido final.

El Unión Adarve tendrá que pelear en Majadahonda la próxima jornada una victoria muy importante ya que ahora mismo aventaja en un punto a su perseguidor por la 5 plaza, el Rayo Majadahonda. Por su parte, el Real Madrid asegura el liderato del subgrupo y el pase a la siguiente fase con un partido por delante.

Foto Portada: Jorge Saguar – JuvenilDH