Uno de los equipos beneficiados por el final anticipado de la temporada debido al coronavirus es el Trival Valderas. El equipo ha ascendido quedando sexto en el grupo 12 de Liga Nacional Juvenil. Los cuatro primeros clasificados son clubes que ya tienen equipo en División de Honor, por lo que el Trival ascenderá junto a Los Yébenes, el quinto clasificado. Así, el grupo de Madrid estableció los ascensos más baratos en cuanto a puntos. Algo que puede no corresponder con la competitividad de los equipos del grupo, con dos gigantes de la competición como el Real Madrid y el Atlético.

El Trival Valderas ha trabajado duro para lograr llegar a División de Honor. Y una de las claves de esta gesta es tener en su equipo al goleador de su grupo. El orgullo de tener esa marca personal es de Alejandro Kostynyan. ‘Kosty’, como se le conoce en Alcorcón, ha terminado la temporada con 18 dianas, prácticamente la mitad de los tantos de su escuadra, 43,9% de los 41 goles del Trival en liga. No es ninguna casualidad que sea el cuarto equipo más anotador del grupo por detrás de los tres primeros clasificados.

El chico que comenzó a jugar con el Alevín del Trival Valderas hace nueve temporadas, hoy se ha convertido en la referencia de su equipo. Es una lástima que el equipo no pueda disfrutar de su fútbol en División de Honor, ya que sube por edad con el equipo senior. A pesar de esto, ha querido repasar la temporada con la revista Juvenil DH.

Pregunta: Para conocerte un poco mejor. ¿Cómo son tus inicios en el Trival Valderas?

Respuesta: Cuando era pequeño, mis padres me apuntaron a natación. La piscina está en La Canaleja y no paraba de ver a chicos con las mochilas fútbol. Yo desde pequeño no hacía otra cosa que interesarme por él y decidí probar y hacer las pruebas en el Trival Valderas. Llegué cuando era Alevín de primer año y, si no me equivoco, esta ha sido ya mi novena temporada en el equipo. Mis inicios en el club fueron un poco desastres, ya que se me juntaron un par de lesiones nada más llegar.

P: La temporada pasada ascendéis a Nacional y, en la actual, conseguís repetir la gesta hacia División de Honor. ¿Este era vuestro objetivo al principio de la misma?

R: Después de nueve años en este club, son mis dos primeros ascensos. He tenido que esperar unos cuantos años para conocer la sensación de ascender. Nosotros sabíamos que teníamos buen equipo y, después de la espectacular pretemporada y con los increíbles dos primeros partidos de liga, nos dimos cuenta de que algo bonito podía pasar. Desde el principio el míster nos marcó objetivos a muy corto plazo, jornada tras jornada conseguir los tres puntos. Nos dijo que ya miraríamos después los objetivos a largo plazo. El objetivo grupal era mantener la categoría, ya que éramos un equipo recién ascendido.

P: Te has convertido en el máximo anotador del equipo y de tu grupo gracias a tus 18 tantos. ¿A qué crees que se deben tan buenas cifras?

R: El año anterior conseguí anotar 23 goles, así que este año ha sido como una continuación del pasado. La lástima es no haber podido acabar los 7 encuentros que nos quedaban por disputar. Realmente esto se debe al buen trabajo individual y de todo el equipo, ya que todos tenemos un trabajo establecido en el campo. Mi función es acabar las jugadas que creamos. Pero, sobre todo, es el trabajo y la constancia de conseguir tus objetivos personales.

P: Algo extraño fue el aplazamiento de vuestro partido contra el Moratalaz. Tengo entendido que fue debido a un robo.

R: Como cada fin de semana, nos tocaba disputar el encuentro correspondiente. Ese día nos enfrentábamos al Moratalaz. Cuando llegamos al descanso, nos comunicaron que habían entrado al vestuario visitante, donde faltaban la mayoría de objetos personales. Al enterarnos de la noticia, entrenadores y árbitros decidieron aplazar el partido a otro día. Uno de los peores momentos que he vivido en el fútbol. Espero no volver a vivir una situación así.

P: Después de la decisión de la RFEF de terminar la temporada y ascender a los equipos que estén actualmente en promoción, seréis equipo de División de Honor. ¿Qué te parece la decisión personalmente?

R: A mí, como jugador, me encantaría poder terminar los partidos que faltan. Estoy seguro de que todo el Juvenil A nos dejaríamos el alma en cada entrenamiento y partido para conseguir el ascenso en el campo, que es realmente donde mola celebrarlo. Aunque no hayamos podido acabar la liga, no hay equipo que más se merezca este premio. Ya que, de las 23 jornadas jugadas, hemos estado en 19 ellas en puestos de ascenso.

P: El próximo año asciendes al equipo senior, así que no podrás jugar División de Honor. ¿Cómo lo enfocas personalmente?

R: Es un momento triste y a la vez alegre, ya que terminas tu etapa de niño, por decirlo así, y empiezas una etapa llena de sueños. Obviamente que me hubiera encantado jugar en División de Honor, pero estoy muy contento por dejar al club en la máxima categoría juvenil. Ahora toca pensar en la etapa senior y trabajar muchísimo.

P: También has debutado con el primer equipo en la que es, si no me equivoco, tu novena temporada en el club. ¿Cómo viviste el partido de tu debut?

R: Anteriormente ya fui convocado con el primer equipo una vez, pero no tuve la suerte de poder saltar al campo. En la segunda oportunidad que tuve de ir convocado, tuve la gran suerte de debutar en Tercera División. Fue una sensación de alegría y nervios. Debutar con el primer equipo es un sueño desde que llegué a este club.

P: ¿Qué diferencias has encontrado al estar con el primer equipo en Tercera División respecto al juvenil?

R: La primera diferencia que encontré fue la corpulencia de los jugadores. Otra fue la circulación del balón. Es mucho mas rápida en Tercera, así que tuve que acostumbrarme e integrarme en la intensidad del primer equipo. En cuanto a los entrenamientos, sobre todo en la intensidad de los ejercicios.

P: Hablando de entrenar. ¿Cómo lo has estado haciendo durante la cuarentena?

R: Mediante vídeollamada. El entrenamiento lo hacíamos todos juntos. El preparador físico nos marcaba las pautas de cada ejercicio y nosotros los hacíamos. También hemos tenido actividades con los psicólogos y análisis de los partidos con los entrenadores. Dentro de lo que cabe, era la mejor opción para no estar parados. Aunque las condiciones de entrenar en casa nos son muy buenas.

P: ¿Cómo te has tomado personalmente el confinamiento y el parón de la temporada de fútbol?

R: Yo creo que opino igual que la mayoría. Es una pena parar el mundo del fútbol, pero entre entrenamientos y actividades, se hace más ameno el confinamiento. Esperemos que acabe esto pronto y poder volver a disfrutar del fútbol dentro y fuera del campo.

P: Para terminar, un mensaje que le darías a la afición.

R: Mandarle mucho ánimo para todo el mundo. Pronto podremos disfrutar del deporte que más nos gusta. Desearle muchísima suerte al Juvenil A y que disfrute de la categoría. Espero poder seguirlos de cerca.