El portero del Getafe ha sido una de las principales revelaciones en este comienzo de temporada. Los seis puntos que ha cosechado el conjunto azulón y que le permiten ir líder de la DH5, se los debe principalmente a la gran labor de Juanvi entre los tres palos. El valenciano es la gran incorporación de la formación dirigida por José Luis Mariblanca. Este fichaje generó buenas expectativas que no están defraudando y, además, compone una de las piedras angulares del proyecto del Getafe.

Juanvi aterrizó este verano en el sur de Madrid procedente del Valencia, club de su ciudad natal. Su rendimiento está sorprendiendo tanto que muchos aficionados a la escuadra Taronja, lamentaban en la primera jornada haber dejado escapar a una futura promesa que, a sus 18 años, ya salva partidos. Juanvi se marchó del equipo que le ha visto dar sus primeros pasos después de 12 años de aprendizaje. Sus primeras patadas a un balón y sus primeras paradas fueron con seis años. Fue entonces cuando entró en la Academia valencianista.

“Al principio solo era un juego, solo quería divertirme y moverme”, dijo Juanvi en su vídeo de despedida. Así fue creciendo y llamando la atención dentro del seno de la ciudad deportiva de Paterna. En la temporada 2019/20, hizo su debut con el Juvenil B del Valencia, pero su gran juego de pies y su habilidad bajo los palos le permitieron dar el salto al ‘A’ en esa misma campaña. El cuadro ‘che’ finalizó cuarto en la clasificación del Grupo VII con 54 puntos y solo 20 goles encajados.

Su gran actuación le puso en el escaparate del mercado de fichajes y el que no se lo pensó dos veces fue el Getafe. El 1 de agosto, el equipo presidido por Ángel Torres se hizo con los servicios del guardameta del Valencia que se despidió de manera muy emotiva de la casa que le educó, le ensalzó y que convirtió ese “juego” en una oportunidad profesional.

“Ni siquiera recuerdo el primer día que me llevaron mis padres, solo sé que seguro fue emocionante ese primer día de entrenamiento. Mis padres, mi abuelo, y mis tíos me inyectaron en vena el sentimiento valencianista. En Mestalla junto a los míos aprendí a sentir, a amar al Valencia CF. En Paterna, adquirí valores imprescindibles para el deporte y para la vida en general. El destino quiso que mi último día como jugador del Valencia pasara inadvertido. Me siento muy afortunado de pertenecer siempre a la familia del Valencia. Comienzo una nueva etapa con el deseo de volver y jugar en Mestalla. No voy a defraudar al Getafe y quiero devolverles la confianza en mí con trabajo y sacrificio, y si es posible con alegrías deportivas”, fueron las palabras de Juanvi en su despedida.

Como ha dicho, su mente está puesta en llevar al Getafe a lo más arriba posible. El plan previsto es que compita con el juvenil y tenga alguna oportunidad con el filial. El comienzo ha sido bueno. El juvenil A azulón solo ha encajado tres goles, todos ellos ante el Atlético de Pinto el pasado fin de semana. Antes de comenzar la sesión 2020/21, tuvo la oportunidad de realizar un Stage de pretemporada con el primer equipo. José Bordalás quiso ver de primera mano las pericias del joven guardameta. Una experiencia que, seguramente, el ex del Valencia nunca olvidará. Juanvi está creciendo y mejorando cada día. Sus cimientos llevan formándose desde la infancia. 12 años de crecimiento en las categorías inferiores del Valencia para dar el salto a la fábrica del Getafe. El destino dirá si consigue ascender también dentro del seno azulón. De momento, el objetivo es claro: Llevar al Getafe lo más arriba posible en la DH5.