Cuesta mucho ascender de categoría, mucho más ascender a División de Honor y aún cuesta mucho más para un entrenador tomar una decisión como la que ha tomado Juanma Aranguez hoy. A veces, todo no se puede en la vida, y las circunstancias que esta vida nos impone, son muy difíciles.

Amigos, familia, hijos, trabajo, juegan un papel fundamental en las nuestras y en las de todos. Eso mismo es lo que le ha pasado hoy a Juanma Aranguez. El míster del juvenil “A” del CD Móstoles URJC ha dirigido hoy su último entrenamiento como técnico del juvenil azulón en los iker Casillas.

Acompañado de su segundo entrenador Ángel Bermúdez y de todo su cuerpo técnico, el “Señor de los ascensos”, como cariñosamente se refería a él mi compañero Carlos García hace tan solo unos meses, ha realizado las últimas tareas con el que ha sido su equipo desde hace dos años, cuando asumieron el reto de ascender desde categoría autonómica.

«La decisión se debe exclusivamente a motivos profesionales», apunta, «de incompatibilidad profesional y horarios».

De todos es sabido que el fútbol en Comunidad de Madrid, se reproduce como esporas. Los equipos, clubes, asociaciones y fundaciones se multiplican a un ritmo tal, que prácticamente no hay campos vacíos y disponibles para entrenar a tantos equipos apasionados de este maravilloso deporte en ningún rincón, faltan campos, y eso, es precisamente lo que ocurre aquí.

«Desde la entidad azulona se han buscado soluciones, y barajado todas las opciones posibles para cambiar horarios, equipos, campos, etc, pero ha sido del todo imposible y es terriblemente complicado». Se ha apelado a todos y hablado con todos pero, no ha habido solución para club mostoleño y para su entrenador.

Juanma Aranguez charla con su cuerpo técnico durante su ultima sesión

Al técnico le pesa no poder continuar, donde con gesto afligido y resignado en sus declaraciones, nos cuenta que es un proyecto que ha visto nacer desde el inicio, ha visto a su equipo y jugadores crecer y adaptarse a sus peticiones, manías y necesidades, un proyecto en definitiva que todos asumen como propio, y llaman EQUIPO al unísono, dispuestos a plantar cara, y la mas dura de las batallas, a cualquiera que venga a competir en los Iker Casillas.

Ángel Bermúdez, el actual segundo entrenador, no se hará cargo del equipo, pero si quiere cuenta con el apoyo del club para mantenerse en el cuerpo técnico. De hecho su sucesor, será Pablo Bueno, (que ya estuvo al frente de Santa Ana y Canillas). El nuevo míster viene de su mano a petición del Club, que le pidió que participara en esta importante decisión. Y es que esto suele ocurrir cuando trabajas en serio y bien, cuando tienes una idea entre manos, y en la mente. Con ayuda de los que te rodean, se convierte en un proyecto real, tangible, que crece con el paso del tiempo, y al que como un hijo, ofreces tu máxima ilusión, eso representa para Juanma y su equipo este el Juvenil “A”.

El técnico se queja de la espina de dejar al grupo en una posición complicada, sobre todo para el que se hace cargo del mismo, aunque afirma la incorporación de dos nuevos refuerzos para el equipo, que se incorporan esta semana y que se espera aportaren mucho al conjunto azulón.

«Nos falta meter el balón, y eso va a llegar tarde o temprano».

A la pregunta de si el equipo está bajo de ánimo por su marcha, el técnico afirma que no. “Les he ido preparando para ello, no es una situación de un día, sino que se vamos acusando desde hace tiempo”. Afirma ser un entrenador con un carácter especial, y que cuando no está, el equipo lo nota. Es el primero que tiene para ellos una frase de apoyo, indicaciones desde la banda, y aporta soluciones desde el banquillo, siendo el primer luchador y defensor a la vanguardia de la escuadra azulona.

“Los chicos acusan mis ausencias, tanto en los entrenamientos, como en los partidos, y eso se nota».

El Míster Juanma Aranguez rodeado de su equipo en el último entrenamiento como técnico del Juvenil «A»

Con todo esto, el equipo despide a su entrenador con un corro a pie de campo tras un entrenamiento físico, y con una parte lúdica en un juego de posición, mostrando sin tapujos el buen ambiente en el conjunto del móstoles. Estamos seguros de que Juanma Aranguez encontrará nuevo equipo mas pronto que tarde porque es como nosotros, un amante del deporte, nostálgico y un apasionado del fútbol. Desde aquí le damos las gracias por su aportación al fútbol modesto y de la Comunidad de Madrid y al mismo tiempo recibimos a Pablo Bueno, deseándoles a ambos toda la suerte del mundo en sus respectivos proyectos profesionales.