Juan Celia, director deportivo de Los Yébenes, atiende a Juvenil División de Honor para realizar un análisis de como ha sido el mercado de fichajes realizado por su club ante una temporada histórica, ya que es la primera vez en 50 años que los de Aluche están en la máxima categoría juvenil.

¿Cuál es tu labor dentro del club?

Soy el director deportivo del Club Deportivo Los Yébenes. Mi labor está enfocada a lo que es el primer equipo y el Juvenil “A” encargándome, junto con el coordinador del club, de diseñar tanto la estructura de entrenadores como la estructura del primer equipo del Juvenil “A”.

¿Cómo es el día a día con los chicos del Juvenil “A”?

Ellos vienen a entrenar y mi labor es la de supervisar y ayudar al entrenador cada día en lo que necesite. Además, ayudo en la gestión de fichas, sanciones, ahora en estos tiempos que corren estoy pendiente de que todos tengan el consentimiento y la declaración jurada para poder jugar, los test serológicos, etc. Mi labor es más bien fuera del campo, porque dentro del campo ya se encarga el cuerpo técnico.

Centrándonos un poco en esta temporada que acaba de empezar, ¿Cómo ha sido la planificación deportiva del equipo en un año tan complicado?

Ha sido difícil configurar la plantilla porque somos un club muy limitado. En muchas ocasiones no conoces bien a todos juveniles porque nuestro presupuesto no nos da para tener muchos ojeadores. Además, por la situación del Covid no hemos podido hacer muchas pruebas, traer muchos chicos a probar, por lo que hemos tenido que fichar “a ciegas”. Por su fuese poco, había mucha incertidumbre sobre cómo se iba a desarrollar esta temporada, si podía asistir público o no, en fin, todo ha sido muy difícil.

Respecto a los jugadores, teníamos claro que el objetivo era traer el máximo número de jugadores posibles con las siguientes características: jugadores de tercer año que hubiesen jugado en liga nacional y futbolistas que sepan que vienen a un club modesto y que tengan ganas de trabajar y crecer con nosotros. No nos interesan jugadores “de paso”, que vengan a debutar en la categoría, a darse a conocer, y se nos vayan a las primeras de cambio. También hay que tener en cuenta que nuestro campo es pequeño y tiene unas características muy distintas al resto de la categoría y los jugadores deben de ser conscientes y se deben de adaptar a lo que tenemos.

¿Cuál es la cualidad en la que más te fijas en un futbolista para esta categoría?

Nosotros buscamos un jugador que sea sacrificado, que trabaje mucho y que no mire en que equipo juega, sino que tenga ganas de trabajar y competir. También necesitamos un jugador que tenga capacidad de adaptación, pues no todos, aun teniendo calidad y ganas de trabajar, tienen esa capacidad de adaptación. Para Adrián es muy importante jugadores comprometidos con el trabajo sin balón y en ataque, jugadores verticales, que piensen rápido y que puedan tomar buenas decisiones en el menor tiempo posible. Este es el perfil de jugador en el que siempre hemos pensado y que nos ha hecho llegar hasta aquí, estar en División de Honor.

El equipo ha tenido varias bajas, ¿Cómo os habéis reforzado para esta campaña, sobre todo en la delantera, que es donde más habéis fichado?

Este año contamos con nueve jugadores de segundo año que continúan con nosotros. Eso nos ha facilitado no tener que fichar dieciocho jugadores de una “tacada”, primero porque somos un club económicamente muy modesto y segundo, porque la labor de adaptación al club de una plantilla completa es muy complicada. Así, con una mezcla de jugadores que ya estaban en el club y otros nuevos, el proceso de adaptación es más fácil.

Donde más problemas hemos tenido para fichar es de jugadores de área, de hecho, todavía no tenemos cerrada definitivamente la plantilla y estamos intentando traer algún jugador más, dentro de nuestras posibilidades. Se nos ha ido nuestra gran estrella, Jorge Lorenzo, que ha pasado al primer equipo y eso es difícil de sustituir. De momento no hemos encontrado ese tipo de delantero alto, que sea una referencia en el área, que fije a los centrales y el míster está dándole vueltas, dentro del concepto que él tiene, para que todos los jugadores de ataque sumen de una manera diferente. Es difícil para un equipo como el nuestro encontrar un jugador de las características de Jorge, pero seguimos intentándolo pues la plantilla, como he dicho, aún no está cerrada.

En una categoría tan complicada (con equipos tan importantes como el Real Madrid o el Atlético de Madrid) a que dais más importancia a la hora de planificar los entrenamientos ¿A la táctica o a mejorar la técnica de vuestros jugadores?

Yo creo que a estos niveles ya de juveniles mejorar técnicamente a un futbolista es complicado. Son chicos de diecisiete o dieciocho años y tanto sus virtudes como sus defectos ya los tienen muy desarrollados. Nosotros nos centramos en un equipo que este bien trabajado, que por las características de nuestro campo, tenga la capacidad de presionar arriba, de ganar duelos defensivos y ofensivos y, a partir de ahí, saber que cada vez que un equipo venga a jugar al Eustasio Casallo el problema lo tienen ellos, pues la mayoría de los equipos están acostumbrados a jugar en campos de otras dimensiones y, aunque tengan más calidad que nosotros, jugar en este tipo de campos tan reducidos no es fácil.

¿Qué importancia le dais al aspecto psicológico? ¿Cómo los animáis para que den el máximo en un año en el que encima va a ver seis descensos?

Nosotros tratamos es de descargar de presión al futbolista y al cuerpo técnico. Creo que los que ha hecho Los Yébenes y en concreto el equipo Juvenil “A” es histórico. Hace seis años el club estaba en preferente juvenil en mitad de la tabla y ahora estamos hablando de División de Honor. Pocos clubs, ya no solo en Madrid, sino en toda España han tenido una progresión tan grande. Esto no es una casualidad, sino el fruto de un trabajo bien hecho por parte de todos (directiva, cuerpo técnico, jugadores). Nosotros lo que queremos es que, tanto el cuerpo técnico, como los jugadores disfruten de la categoría. Esto solo se vive una vez. Queremos que disfruten, que sean comprometidos, que trabajen, vendrán derrotas seguramente y vendrán momentos difíciles, pero no queremos que nadie se desanime ni se venga abajo.

En una temporada tan atípica, ¿Qué mensaje enviáis a los jugadores?

Yo creo que el futbolista es consciente que hay partidos donde va a ser importante el resultado y hay otros partidos que lo vamos a tener muy complicado. Hemos tenido la suerte o la desgracia de caer en el grupo 5A, que es un grupo complicadísimo, cono equipos de renombre y de un altísimo nivel, y por tanto nos van a enfrentar a equipos con los que, a priori, la diferencia va a ser muy grande. Cada partido es distinto. En casa se igualan mucho las fuerzas con equipos, a priori, de un nivel superior. Hay que empezar fuertes e intentar sacar el máximo número de puntos en la primera fase, para que cuando llegue la segunda fase tengamos un buen colchón.

Para terminar, ¿Qué mensaje mandarías a los aficionados?

Por desgracia, con esta pandemia no he podido estar muchos con los aficionados. Por eso, agradecemos a los socios y aficionados, muchos o pocos su fidelidad y más en estos tiempos difíciles. A los padres de los chicos por estar pendientes de ellos, ayudarlos y animarlos. Ellos también sufren y son participes de nuestros éxitos. Comenzamos una temporada más, hemos cumplido un sueño más en este club que ya tiene 50 años de historia y la afrontamos con la máxima ilusión y el máximo compromiso. Con que venga un socio a vernos y este agradecido por nuestro trabajo ya habrá merecido la pena todo el esfuerzo.

Foto: Juan Carlos Durán