Jorge Santos, jugador de los Yébenes San Bruno ha atendido a Juvenil División de Honor para hacer balance de su fichaje por el equipo de Aluche y las primeras jornadas del campeonato.

Al ser nuevo en el equipo y tener que adaptarte a un nuevo club. ¿Cómo está siendo la pretemporada para ti?

La pretemporada ha sido un poco dura. Se me ha hecho demasiado larga, porque ha coincidido con mi peor momento futbolístico. He tenido una lesión bastante dura. Esta lesión me permitía entrenar, pero con muchas molestias, no estaba a gusto y no podía disfrutar. Por fin he podido recuperarme y, aun sin estar al cien por cien, volver a disfrutar sobre el campo.

Cuando íbamos a empezar la competición, teníamos una ilusión. Justo la semana que íbamos a comenzar, el viernes nos comunican que, en el Badajoz, que era nuestro rival, varios de sus jugadores habían dado positivo en Covid-19 y el partido no se podía jugar. Esto nos hizo estar una semana más parados pero bueno, nos sirvió para prepararnos.

¿Fue fácil tomar la decisión de cambiar de equipo?

No. La decisión no ha sido fácil. En mi anterior equipo (Mora) estaba muy a gusto, me trataban como a un hijo. Solo estuve una temporada allí, pero estaba muy a gusto. Me surgió la oportunidad de fichar por Los Yébenes, cambiar de categoría, jugar en la primera categoría juvenil y no podía desaprovechar esa oportunidad. Es un reto, pero creo que estoy preparado para jugar en esta categoría. En mi equipo anterior lo entendieron e incluso el entrenador, Quico Vilches, me dijo que no podía dejar pasar esta oportunidad.

¿Qué ha sido lo más difícil a lo hora de tomar esta decisión? ¿Estar lejos de tu familia?

He tenido varias ofertas de equipos de División de Honor de Madrid, Murcia e incluso Castilla La Mancha. Finalmente, me decante por fichar por Los Yébenes y no me arrepiento de ello. Lo más difícil ha sido que el cambio ha coincidido con la lesión. Respecto a mi familia, yo he estado jugando en varios equipos, así que eso no es un problema, se les echa de menos, claro, pero les visito cuando puedo y ya está. Eso no es un problema.

¿Qué te pide el entrenador, Adrián Román?

Adrián hace mucho hincapié en que atrás no nos compliquemos, que intentemos tirar muchas diagonales al extremo, que seamos muy contundentes en defensa, que estemos siempre juntos y que seamos un bloque muy compacto y no concedamos ocasiones.

No haber ganado en cinco jornadas ¿Cómo afecta al equipo?

Estamos concentrados en lograr nuestro objetivo y vamos día a día. En cada entrenamiento el equipo progresa. Hemos tenido un comienzo de temporada con un calendario muy duro, en el que nos hemos tenido que enfrentar a los equipos favoritos del grupo. Esto en un equipo nuevo en la categoría se nota mucho. Ante el Badajoz, estábamos convencidos de que podíamos llevarnos la victoria. No fue así, pero lo importante fue sumar nuestro primer punto y seguro que vendrán más. En el Eustasio Casallo es donde nos tenemos que hacer fuertes y ganar los partidos. Estoy convencido que la permanencia en la categoría pasa por ganar en nuestro estadio.

¿Qué crees que os falta?

Nos falta tener más paciencia. Creo que tocando el balón somos muy buenos, pero nos falta leer mejor los partidos y concentración en los momentos clave de los partidos. Todo eso lo vamos a conseguir con el paso de las jornadas y conforme vayamos consiguiendo puntos.

El equipo es frágil en defensa, ¿Qué os dice el entrenador sobre esta cuestión?

Tanto Adrián como el cuerpo técnico no nos meten presión en ese sentido, pero creo que sí, no están marcando demasiados goles. Aunque las cosas se están haciendo bien, hay que estar más atentos a pequeños detalles, jugadas a balón parado, rebotes, segundas jugadas. Hay que estar más concentrados y ser más contundentes, porque además pienso que la consecución de nuestro objetivo pasa por ahí, por estar muy fuertes en defensa.

¿Qué tal es el ambiente en el vestuario y el día a día con tus compañeros?

El ambiente en el vestuario es muy bueno. Es un equipo unido que trabaja día y día para conseguir el objetivo. Las claves por la que vamos a conseguir que los Yébenes se mantenga en División de Honor son: El esfuerzo colectivo y la unión del equipo.

¿Es difícil compaginar los estudios con el fútbol?

No. No está siendo difícil. Tengo bastante bien estructuradas las horas del día. Tengo muy claro cuando me tengo que dedicar a mis estudios y cuando a mi vida futbolística. De momento lo llevo bien.

¿Quieres mandar algún mensaje a los socios y aficionados del club?

Quiero decirles a los socios, aficionados, directiva y a todo aquel que sigue a Los Yébenes San Bruno, que no se desanimen. Vendrán muchos más puntos. No duden de nosotros porque nos vamos a dejar la vida en el campo por este escudo y dejar bien arriba a Los Yébenes San Bruno.