Cada año cientos de juveniles de autonómica prueban suerte en equipos de categoría nacional. Algunos consiguen su objetivo y otros son descartados casi al final de la pretemporada, intentando resolver a toda prisa no quedarse sin equipo. Hoy en JuvenilDH entrevistamos a Jorge Lorenzo, «Loren», uno de esos jugadores que probó y probó y en el último momento lo consiguió. Cuando estaba a punto de firmar por un equipo de autonómica, recibió la llamada de Adri, míster de Los Yébenes, para ocupar un puesto en una plantilla de barrio con la que iba a hacer historia.

Esta decisión le ha convertido en el máximo goleador de su equipo esta temporada, y junto a ellos ha logrado el ascenso a la máxima categoría del fútbol juvenil, la DH5 de División de Honor. Y es que a veces las decisiones en el último momento, siguiendo nuestro instinto y con buenas sensaciones, nos aportan experiencias que se convierten en inolvidables.

 

Pregunta: ¿Cómo es Jorge Lorenzo, “Loren”?

Respuesta: Soy una persona seria cuando hay que ser serio, intento disfrutar, reírme y transmitir alegría. Siempre estoy con una sonrisa y transmito buen rollo en el vestuario para trasladarlo después al campo.

 

P: ¿En qué posición saca Loren lo mejor de sí mismo?

R: Bueno, Adri este año me ha puesto de delantero centro, sólo arriba como referencia única. Pero otros años también me han puesto con otro delantero acompañando, o incluso un poco más retrasado de media puta. Ahí sí me veo que juego muy bien, porque no estoy tan fijado por los céntrales, aunque claro, en esa posición es otro el que se sacrifica. Así he conseguido muchos goles, he tenido un buen rendimiento, pero creo que de delantero es mayor.

 

P: ¿Cuál es tu trayectoria deportiva?

R: Toda mi vida he estado jugando, desde los 6 años, en el Santa Ana. En mi primer y segundo año de juvenil estuve en el Barrio del Pilar, en categoría autonómica, y este último año en los Yébenes.

 

¿Cuando llegas a los Yébenes?

R: Yo llego este año al principio de la temporada. A finales de agosto hice pretemporada con un equipo de nacional y me acabaron descartando. De ahí decido irme a un autonómica. Cuando me confirman que quieren contar conmigo y me dan la ficha y todo, un par de horas antes de entregarla firmada, me llamó Adri, y decidí que quería probar con el nacional de los Yébenes. Pronto me di cuenta de que se estaba muy a gusto y hasta hoy.

 

P: ¿Cómo te convence el míster?

R: Bueno, me convenció si, pero yo tenía buenas sensaciones al haber estado jugando dos años en autonómica. Al principio me dijo que no iba a jugar mucho, que no me podía garantizar ni un minuto, pero yo quería aprovechar mi último año de juvenil, y quería jugar en una categoría superior o al menos intentarlo. Y eso fue lo que me hizo decantarme por ir a Los Yébenes.

 

P: ¿Cómo has vivido estas semanas últimas con la confirmación del final de temporada y del ascenso?

R: Cuando nos lo confirmaron por primera vez ya empezamos a celebrarlo. Y parecía que estaba claro que ascendíamos. Cuando llego el comunicado diciendo que se iba a revisar, nos quedamos un poco extrañados, habían confirmado el ascenso y ahora de repente no, y no nos lo creíamos mucho.

Pese a todo, seguíamos confiando en que íbamos a subir, puesto que no tenía sentido anular la temporada, porque ya estaba disputada más de la mitad, con lo que todos esperábamos que se iba a finalizar y confirmar que íbamos a ascender. Cuando ya fue oficial, estuvimos más tranquilos todos.

 

P: ¿Cuándo te incorporas al equipo en la jornada 3, que ambiente te encuentras en la plantilla?

R: Me encuero un ambiente muy bueno, buenísimo. No era un plantilla muy larga, unos 19 jugadores. El equipo empezó con una mala racha; cuando yo llego, habían perdido los dos primeros partidos y sin marcar. Es la razón por la que se necesita ya un delantero y gol. En general el ambiente siempre ha sido muy bueno, los resultados han sido mejores y peores, y había momentos difíciles, pero muy bueno el ambiente.

 

P: La temporada empezó regular, pero conseguís 18 puntos en la primera vuelta y 18 de 24 en la segunda, ¿Cuál es tu valoración de la temporada pasada?

R: Al inicio empezamos haciendo buenos partidos, pero nos faltaba algo. A partir del partido del Getafe, los resultados empezaron a salir, ya teníamos claro el juego que queríamos hacer, y a partir de ese momento hemos perdido sólo dos partidos, contra el Real Madrid y contra el Canillas. Nos veíamos capaces de ganar a todo el mundo, sobre todo en nuestro campo. La temporada la valoro como muy regular. En la temporada hay dos puntos de inflexión, el del Getafe donde ya no perdíamos, y el del Canillas, el cual supuso el punto de inflexión total, a partir de ahí ya no perdíamos.

Después de ese, el primer partido que disputamos fue contra el Rayo Majadahonda. A mí me expulsaron muy pronto, y el equipo se esforzó muchísimo para conseguir la victoria; eso nos unió muchísimo como grupo, y fue un momento muy importante.

 

P: ¿Cuándo empieza el equipo a creer en ascenso?

R: Yo creo que es tras el partido contra el Atlético de Madrid en el Cerro del Espino. Ganamos 0-1, y en ese momento vimos que si éramos capaces de ganar a un equipo así, nos veíamos capaces de hacer algo grande y ganar para ir mas con todos los equipos, y empezamos a crecer.

El míster siempre intentaba trasmitirnos la idea de competir. Que en cada partido saliéramos a disfrutar, pero siempre compitiendo, era lo más importante, si ganas lo disfrutas más.

 

P: Eres el máximo goleador del equipo, ¿A qué crees que se deben esas cifras?

R: Al juego del equipo. Hemos acabado jugando a un juego muy directo; tampoco me considero un jugador que vaya a marcar haciendo todo el trabajo solo, así que trabajamos haciéndolo en grupo. Somos un equipo capaz de ganar a los rivales sobre todo en saques de esquina y en faltas laterales. Yo ahí me manejaba bien, y es una de las razones de esas buenas cifras.

 

P: El próximo año asciendes a categoría senior, y no podrás jugar en División de Honor. ¿Cómo lo llevas esta aspecto personalmente?

R: Es una espinita clavada, ya que al haber ascendido estaría muy bien probar la categoría, pero también lo vivido y las emociones son muy grandes, así que con eso me quedo como último año de juvenil.

 

P: ¿Como sientes haberte incorporado a un club con 50 años de historia tan recientemente, y haber contribuido a que alcance la máxima categoría del fútbol juvenil?

R: Veremos cómo sigue esto, pero a lo mejor nos convertimos en los que les llevamos ahí, y ellos lo mantienen. Ojalá sea así. Un placer, contento y orgulloso. Es un equipo de barrio, con el que, al haber estado en el Santa Ana me siento identificado con los equipos de barrio; y para un equipo de barrio y su gente, está muy bien tener un equipo en máxima categoría, es un orgullo en todos los sentidos.

 

P: ¿Has notado diferencias con respecto a la categoría autonómica?

R: En autonómica la intensidad también es muy alta, y la calidad, pero en nacional se nota un nivel de grupo más alto. Los rivales tienen más técnica, y se prepara mucho más todo, bastante serio, y más aún con respecto a la división de honor

De nacional no suele haber muchos jugadores de primer año, y los que vienen de cadete se les nota mucho, no conocen la categoría y en autonómica hay más. La nacional tiene un punto más de intensidad y técnica en los jugadores. En la nacional te puedes encontrar en descenso y después de cinco partidos estar en ascenso, y los objetivos no están tan claros; sin embargo en autonómica empiezas mal y te cuesta mucho subir en la clasificación.

 

P: ¿Cómo te ves deportivamente en tu futuro deportivo?

R: Conozco la categoría Preferente y Tercera, así que me gustaría ir subiendo poco a poco de categoría y ver cómo va la cosa. Continuar entrenando, jugando, y creciendo deportivamente como futbolista.

 

P: Con ese objetivo de pasar a categoría senior, no te podrás permitir estar varios meses sin entrenar, ¿cómo has entrenando durante del confinamiento?

R: Al principio cuando paramos y se esperaban solo dos semanas de parón, me costó un poco hacer el planing en casa, porque me gusta mucho más trabajar con gente que hacer ejercicios solo, pero poco a poco fui cogiendo ritmo y ya sin problema.

 

P: Un mensaje para aficionados y compañeros:

R: Que lo disfruten mucho, que es difícil, pero estoy seguro de que lo pueden conseguir. Conozco al equipo de este año y, sé que son capaces. Que toda la gente del barrio ahora va a poder disfrutar con equipos y partidos grandes, y que va a ser muy bonito para todos ellos.