En Galicia hay cosas que no deben faltar nunca: lluvia, frío y fútbol. Para la entrevista de hoy traemos esa esencia de las tierras gallegas; el césped húmedo, sentir el frío en la garganta y la presión de una grada que se deja el alma. Para ello, nos acompañara Jorge Cuesta, entrenador del Juvenil División de Honor del RC Celta. Mientras que, charlaba con él me recordaba a uno de mis entrenadores de cuando era un infantil, sobretodo por su humildad, creer en su equipo y tener los pies en el suelo. Así que no me demoro más, con ustedes Jorge Cuesta.

¿Cómo es Jorge Cuesta?

Creo que soy un buen entrenador, pero soy un entrenador de cantera, además soy licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte, por lo que si no hubiese sido entrenador hubiese sido profesor. Lo que más me gusta es poder enseñar, bien sea educación o fútbol en este caso. Como persona dicen que soy un poco borde, pero sí que es verdad que luego en la distancia corta soy un poco más cercano y soy capaz de llegar a las personas y a los jugadores. Como entrenador soy una persona muy exigente que le gusta mucho estudiar a su equipo y a los rivales, me gusta ser protagonista, tener la posesión de balón, presionar en campo contrario, tener una propuesta un poco atrevida.

¿Cómo afrontas tu tercera temporada consecutiva al frente del Juvenil División de Honor?

Para mí ha sido un cambio muy importante, porque yo llevaba desde hace 5 años con la misma generación empecé en cadete, juvenil nacional y dos años de juvenil División de Honor con el mismo equipo. Es un cambio muy grande que me hacía falta, ha estado muy bien trabajar con la misma gente, pero simplemente el hecho de que venga un grupo nuevo y tener que ganarte a tu grupo, empezar desde cero con ellos transmitiéndoles mis ideas ha sido un gran cambio. Es un grupo casi sin experiencia en División de Honor, solo cuatro jugadores habían jugado antes, por lo que es una temporada muy ilusionante, en la que teníamos muchas dudas de poder dar el rendimiento que veníamos dando, pero eso no ha dejado de ser una manera de motivarnos para poder hacer un buen año.

¿Cuáles son los objetivos del equipo este año? ¿Y de Jorge Cuesta?

A principio de temporada teníamos claro, que un equipo del Celta no había sido campeón al año siguiente de haberlo sido, por lo que era competir, incluso la Liga, la veíamos un poco lejos, al igual que la Copa del Rey. Evidentemente con este inicio, el objetivo tiene que cambiar y tenemos que intentar pelear por ser campeones. El objetivo de Jorge Cuesta es el del equipo, ser campeón, concretamente dos veces seguidas, que nadie lo ha conseguido. En lo personal, seguir creciendo como entrenador dentro del Celta, ya que, no me veo en otro sitio que no sea aquí.

¿Consideras que el grupo 1 se le queda pequeño a este Celta?

Yo creo que al final depende un poco de las generaciones. Aunque, creo que nuestros rivales, al estar su primer equipo en segunda división no pueden invertir tanto en los filiales y tienen que tirar más de los juveniles por necesidad. A lo mejor se debería hacer el proyecto que se planteó hace un par de años, de que hubiese menos grupos de División de Honor, lo que haría que la Liga fuese más competitiva para todos. Creo que es más el momento, que el grupo se quede pequeño sinceramente.

¿Qué jugadores son los más peligrosos de la DH1?

Principalmente son los equipos de Liga de fútbol profesional, aunque por ejemplo en el TSK Roces, hay un chico, Álvaro Bode, que está metiendo muchos goles, tanto el año pasado como este. También me gusta mucho, el mediapunta del Racing de Santander, Pablo Torres, del Sporting de Gijón, el central David Fernández, que me parece de lo mejor de la categoría, en general, todos los equipos tienen tres o cuatro jugadores de calidad.

Actualmente el RC Celta se encuentra líder con 35 puntos con 11 victorias y 2 empates ¿Existe alguna barrera que no pueda romper este equipo?

Creo que, siendo justos hasta ahora, aunque los números dicen eso, muchos de los partidos los hemos ganado en el descuento, partidos que hemos ganado 0-1 justos fuera de casa o partidos que íbamos empate y finalmente ganamos, por lo que tenemos que tener los pies en el suelo, ya que, si en esos partidos se hubiesen decantado para un lugar o para el otro a estas alturas de la temporada hablaríamos de otra cosa. Evidentemente, ahora mismo sí que podemos apuntar a algo bueno este año, pero siempre con los pies en el suelo. Ahora nos sentimos buenos, pero en el buen sentido de la palabra, no de ir sobrados si no que somos capaces de ganar a cualquiera. Tenemos que ser honrados, es verdad que hemos ganado partidos, pero en esos partidos no hemos sido tan superiores.

¿Cómo ves la Copa de Campeones tras la pronta eliminación del año pasado?

Tuvimos algo bueno, con el año que habíamos hecho, creíamos que podíamos hacer algo grande en la Copa de Campeones, pero todos los equipos no dejábamos de estar muy cerca unos de otros. Creo que el Zaragoza fue mejor que nosotros, incluso fue el campeón, pero respecto a nosotros creo que pudimos hacer un poco más.

¿Influyó mucho la presión de jugar la Copa de Campeones en Vigo y en un estadio como Balaídos?

No, al final fue el gol que encajamos nada más salir y al que no conseguimos sobreponernos. En el descanso dijimos que íbamos a por el partido de verdad o esto estaba perdido. Durante los primeros 15 minutos del segundo tiempo tuvimos ocasiones, pero el segundo gol de ellos nos mató. Yo creo que no lo fue, el Zaragoza es un grandísimo rival y lo demostró, sobre todo al quedar campeón en un grupo como el suyo y finalmente quedando campeón.

Íker Losada ya sabe lo que es debutar con el primer equipo. ¿Puede que eso sea la mayor satisfacción para un entrenador?

Si, evidentemente. El otro día en la reunión que tuvimos los entrenadores, yo decía: “¿Os podéis creer que haya debutado en primera división?”. Tiene muchísimo mérito, pero más que la satisfacción de que un jugador debute, es verlos en la ciudad deportiva entrenando con el filial y saber que tú los llevas entrenando desde los 14 años. Evidentemente el objetivo final es que terminen jugando en el primer equipo, pero que en el camino hayan pasado por ti reconforta. Dejarles en las puertas de la élite y que jueguen en 2ºB o en Primera División es lo bonito que tiene que ser entrenador de cantera.

¿A que aspira este año el Celta?

No lo sé, quiero decir, ahora mismo la aspiración más cercana y según nos encontramos es ser campeones de Liga. Luego competir en la Copa del Rey y en la Copa de Campeones, ya que, ponernos objetivos mayores a estar allí creo que nos equivocaríamos, ya que, no debemos olvidar que competimos contra grandes equipos como Zaragoza, Atlético de Madrid, Barcelona o Real Madrid. Aprendimos mucho del año pasado, quisimos correr tanto que tropezamos en las primeras escaleras, pero también digo que podemos ser campeones de Liga, no por ser arrogante, sino que el objetivo ahora mismo debe ser ese.

¿Sería un sueño disputar con el Celta la UEFA Youth League?

Si claro, sería la hostia. Llegar hasta ahí significa que has sido campeón de tu grupo y campeón de una Copa de Campeones, por lo que se objetivo conlleva muchas alegrías por el camino. Para el Celta como club de cantera, que está haciendo un gran trabajo estos últimos años, ir por Europa sería increíble.

Fuente de portada: Jorge Cuesta.