El Juvenil A del Real Zaragoza lleva un par de años demostrando un gran nivel en todas las competiciones. La pasada temporada fue uno de los equipos españoles más laureados (junto al Villarreal) ganando el campeonato liguero en la DH3 y la Copa de Campeones posteriormente.

Esta temporada, el equipo maño se encuentra líder en la DH3 y, como campeón nacional y  tras pasar varias rondas previas, ya está en dieciseisavos de la UEFA Youth League. El Real Zaragoza se ha convertido en uno de los equipos más importantes del fútbol juvenil a nivel nacional y gran parte de culpa la tiene su entrenador. Hablamos con Iván Martínez, que nos hace un balance de la actual temporada y su experiencia entrenando al equipo maño.

Enhorabuena por la victoria y el pase a dieciseisavos de la UEFA Youth League. ¿Cómo está viviendo el equipo esta experiencia europea?

Es algo histórico para nuestro club quedar campeón el año pasado y disfrutar de esta experiencia. Es la primera vez en la historia del club, y sobre todo para nosotros, tanto para los jugadores como para el cuerpo técnico, que en esto del fútbol estamos empezando.

Es una experiencia que no la vamos a olvidar nunca. Los viajes tanto a Polonia como a Chipre son experiencias que vas acumulando y disfrutando. Sobre todo disfrutando día a día de lo que están haciendo estos chicos.

Con el pase, os aseguráis de que la próxima eliminatoria la jugaréis en casa. ¿Te gusta el formato de la competición con todo en juego en un único partido?

Para nuestro potencial y las características de nuestro equipo es mejor jugar a 90 minutos que a doble partido, y más si puedes jugar en La Romareda, con nuestra gente. Es un formato bonito para nosotros.

Con el rival que nos toque, vamos a pelear el pase a octavos de final. Con los números que estamos llevando este año, al que le toque el Real Zaragoza va a tener respeto por nosotros.

¿Ves al equipo fuerte para llegar lejos en esta UEFA Youth League? 

He visto muchos partidos de Youth League, y sí que te asusta algún rival, pero creo en mi equipo, en mis jugadores. Si nosotros estamos al 100% y con las ideas claras podemos competir con cualquiera y llegar lejos en esta competición. Pero si no demostramos ser un equipo en mayúsculas en dieciseisavos, depende del rival que te toque, te pueden mandar a casa.

¿Cuáles crees que son las claves para ello?

Ser nosotros mismos, un equipo en mayúsculas y respetar al rival lo máximo posible porque sabemos que vamos a enfrentarnos a los mejores equipos de Europa, que van a tener el mismo nivel que nosotros o incluso más. Esto del fútbol es un cómputo global en cada partido, tienes que estar tú muy bien y sobre todo intentar mantener la portería a cero, porque arriba tenemos cualidades suficientes para poder ganar los partidos.

En el grupo 3 de División de Honor marcháis líderes, con rivales difíciles como Espanyol y Barcelona. Para la gente que no conozca el grupo, ¿qué análisis harías del DH3?

El primer análisis es que cualquier partido, si no te lo tomas como una final, es muy difícil ganarlo. Juegas contra el último clasificado y te puede ganar. Los 30 partidos los estás compitiendo al máximo nivel y si no te lo tomas de esa manera no ganas. Hay tanta igualdad entre los equipos, sobre todo los de arriba, que en 10 minutos cualquiera te puede dar la vuelta al partido, y eso es lo que yo creo que diferencia de un grupo a otro.

Aquí estás compitiendo los 30 partidos de liga, y en otros grupos que he podido ver y comprobar, hay diferentes partidos en los que te puedes relajar un poco, y no te compiten tanto como los equipos del grupo 3.

¿Te fijas mucho en el rival a la hora de preparar los partidos?

Sí, si no conoces las cualidades y las debilidades de tu rival es más difícil ganar los partidos. Nos centramos mucho en seguir mejorando nuestro modelo de juego y que los jugadores sigan progresando, porque nuestro objetivo es formarles para que lleguen al primer equipo. Si juegas contra un rival siempre tienes videos, compruebas como juegan, que debilidades y cualidades tienen e intentas preparar el partido de la mejor manera posible para que los chicos salgan con las ideas claras de lo que tienen que hacer.

Tras 13 jornadas de competición vais líderes con 12 victorias y tan solo una derrota. ¿Qué balance haces de tu equipo en este primer tramo de temporada?

Creo que es inmejorable. Hay 16 jugadores nuevos y la plantilla es muy joven. Ayer salimos con 4 chicos de primer año a competir uno de los partidos más importantes de todo el año. Se han adaptado muy bien a la categoría. Hay muchos chicos que había entrenado yo en cadete, eso facilita que ellos me conozcan a mí y yo sepa lo que me pueden dar. La idea de juego la han cogido muy rápido. Estoy muy contento con el rendimiento de esos jugadores sobre todo.

En cuanto a los del año pasado, seguimos en la misma dinámica, con el mismo modelo juego, las mismas cualidades, entrenando de la misma manera y yo creo que han enseñado el camino a los jugadores nuevos que han venido, tanto los de fuera de Zaragoza como los que estaban ya en el club.

Este pasado fin de semana ganasteis a un rival directo como es el Espanyol. ¿Cómo valoras esos 3 puntos en el devenir de la temporada?

Nosotros vamos paso a paso, partido a partido, porque ahora ganas al Espanyol, pero de repente pierdes dos partidos seguidos y esos puntos te los dejas en el camino. Hay que valorar la victoria tras la semana que hemos tenido. Hemos estado cuatro días fuera de Zaragoza, en Chipre, un viaje de 14 horas de vuelta, el jueves. No hemos podido preparar mucho el partido, con cansancio acumulado por todos los jugadores, no solo por jugar, sino simplemente por el hecho de viajar y llegar a la 1 de la madrugada a casa. Al día siguiente había chicos que tenían que ir a clase. No lo hemos podido preparar como a mí me habría gustado, pero respondieron muy bien.

Cuando estás compitiendo en Europa tienes la mente puesta en ella y si has pasado de ronda hay que bajarles de la nube rápidamente para decirles que viene el Espanyol, con unos números que asustaban, máximos goleadores y menos goleados del grupo, y tenemos que preparar el partido porque esto no para hasta Navidades, con el objetivo de ganar los cuatro partidos que quedan ahora hasta final de año. Había que preparar el partido y ponerse el mono de trabajo porque si no, no íbamos a tener ninguna opción contra ellos, que son un equipazo.

Marcáis bastantes goles a balón parado, de hecho, en este partido contra el Espanyol marcáis dos goles así. ¿Es uno de los fuertes de este Real Zaragoza?

Al final los números hablan, y si llevamos tantos golea a balón parado será porque estamos trabajándolo bien. Los chicos les dan una importancia tanto ofensiva como defensiva. Ahora se hacen muchos estudios en Primera y Segunda División de que muchos partidos se ganan por el balón parado. Yo les hago hincapié que en este fútbol actual es muy importante y tanto defensivamente como ofensivamente le damos la mayor importancia, y ahí están los resultados.

Ayer tuvimos la suerte de que ganamos el partido gracias a dos córners y el anterior gracias a dos balones de falta frontal con Luis, que tiene esa varita mágica que tienen los jugadores top. Hay que trabajarlo y es una parte del juego muy importante para nuestro equipo que nos está dando muchos puntos.

Es tu segundo año como entrenador del Juvenil A y el rendimiento está siendo fantástico. ¿Cuál es el secreto de que el equipo compita tan bien y qué parte de culpa tiene el cuerpo técnico en ello?

Eso lo tendrían que valorar los demás, no voy yo a hablar de mi persona. Puedo hablar de mi cuerpo técnico, que está haciendo las cosas muy bien a base de mucho trabajo, de analizar rivales, preparar entrenamientos, ser lo más profesionales posible y sobre todo de crear muy bien ambiente con los jugadores, que yo creo que es la clave de nuestro éxito. Que los jugadores entiendan cuál es su rol, cual es el rol del cuerpo técnico y llevar un buen rollo entre todos y estar involucrados porque el objetivo es el mismo, estar lo más arriba posible.

El año pasado lo conseguimos y fue una sorpresa para todo el fútbol español que el Zaragoza fuese campeón de liga del grupo 3 y luego de España, a base de mucho trabajo y entrenamiento. Este año queremos seguir de la misma manera y de momento vamos por el buen camino, pero sabemos que queda mucho por delante, hay que seguir progresando, tanto individualmente como equipo. En tres semanas si no eres humilde y no respetas al contrario se pueden ir esos seis puntos que en estos momentos tenemos de colchón.

Nos gustaría que nos hablaras del club. Qué es lo que te está aportando el Real Zaragoza como persona y como entrenador, y qué crees que le estás aportando tú.

Yo he estado como jugador 7 años, los valores que me inculcaron mis entrenadores son los valores del club, que quieren que todos inculquemos en los jugadores para formarles para el primer equipo. Tenemos una metodología con jugadores y equipos de una determinada manera, y los jugadores lo han entendido bien. Ese es el camino que yo tengo que seguir en cuanto a entrenarles.

Lo que yo estoy aportado, no lo sé. Puede ser que la experiencia. Como he tenido la suerte de tener a los mejores entrenadores, creo que he cogido lo mejor de cada uno y lo estoy metiendo en una coctelera e intentar inculcarlo. Aporto mucho trabajo, muchas horas dedicadas a analizar a los rivales, a preparar los entrenamientos y al equipo para que tenga las ideas claras.

¿Te gustaría seguir en este club? ¿Qué objetivos te marcas a corto y largo plazo?

Está claro. Nuestro sueño es llegar al primer equipo e intentar entrenar al Real Zaragoza en Primera División si puede ser. Otros lo tienen que decidir y nosotros estamos centrados, tenemos los pies en el suelo en seguir trabajando día a día. Si tienes buenos resultados es mucho más fácil que apuesten por tu cuerpo técnico y por ti que si no son buenos. Vamos paso a paso y seguir, que en estos momentos estamos bien.

En el plano personal, ¿cómo se definiría Iván Martínez?

Soy ambicioso, trabajador y sobre todo amigo de mis amigos. Respeto todas las opiniones y consejos que me dan y me gusta tener cerca a un cuerpo técnico que intente llevarme la contraria para tener más opiniones para ser mejor técnico y persona.

Un deseo para esta temporada a nivel profesional y a nivel personal.

Intentar ir partido a partido y llegar a los dos últimos partidos con opción de ganar la liga y ojalá podemos conseguir lo mismo del año pasado. Sabemos que va a ser muy difícil.

En lo personal seguir como ahora y cumplir sueños, nada más.

Foto: Iván Martínez.