Volvía la UD Santa Marta a su estadio para afrontar uno de los envites más complicados de los que le quedaban en su complicado calendario. Y ,sin embargo, salió del paso y con muy buena nota. Los del Tormes consiguieron una importante victoria que les permite mirar al calendario con una cierta tranquilidad. Y eso que no era fácil. El Extremadura UD, conviene recordar que no solo es uno de los mejores equipos de la categoría, se ha caracterizado por ser un hueso muy duro de roer, tanto contra los equipos grandes como con los pequeños. Si a ello le añadimos que los salmantinos tuvieron que sobreponerse a dos lesiones durante el encuentro, el mérito es aún mayor para los de Sergio Hernández.

Tras el intercambio de impresiones de ambos conjuntos sobre el tapete, con alguna que otra ocasión que inquietaba los guardametas de ambos equipos, habría que esperar a la primera media hora del partido para que el marcador se moviese. Un cabezazo de Junior adelantaba a los granotas. Jarro de agua fría para los locales, que además unos minutos antes habían perdido a Yago por lesión, teniendo que sustituirle Mario. Aun así, supieron levantarse rápido del mazazo y empatar el partido en el minuto 34 con una falta rasa de Quinti. Sin embargo, la alegría duraba poco en el bando local, teniendo que retirarse también Gonzalo por lesión en el minuto 45. Antes del descanso, ambos equipos se mostraban convencidos de poder darle la vuelta al electrónico. Dos ocasiones claras se sucedieron por parte de ambos conjuntos: una de Kike por parte del conjunto extremeño y otra de Mario en una contra para los de Salamanca. Con ello se llegaba al descanso con mucho por decidir y con la sensación de que el gol podía caer para cualquiera de las dos porterías del Estadio Alfonso San Casto.

La segunda mitad superó incluso al nivel mostrado por los dos equipos en la primera parte. Una falta recibida por Mario dentro del área nada más empezar el segundo tiempo era pitada por el colegiado del partido, Alfonso Vicente Moral en el minuto 49. Engañando al portero Mike Jeffrey Cordero. Ahora el Santa Marta era el que se ponía delante y obligaba al Extremadura a elevar una marcha más para poder devolver las tablas al marcador. Aun así, los extremeños hacían gala de su fortaleza en el césped, esa que tanto les ha caracterizado durante todo el campeonato, para intentar empatar. Ocasiones no faltaron, aunque no tuvieron éxito en ejecutar alguna que les llevara el empate. De hecho el partido, a medida que se acababa el tiempo, se convertía más bien en un correcalles donde ambos equipos intercambiaban golpes a la espera de perforar la portería rival. Especialmente de una de las referencias ofensivas de los extremeños, Roberto, que no pudo batir a Kike.

Con todo ello y tras un largo tiempo de descuento, los salmantinos conseguían una victoria muy importante que les permite salir de ese pequeño bache de dos derrotas consecutivas, ante el Colegio Diocesano y Real Madrid respectivamente, colocándose en la octava posición de la clasificación con 33 puntos. Actualmente se mantiene empatado con el Rayo Majadahonda (7º) y 6 puntos por encima del descenso. Por parte del Extremadura UD, se mantiene en el quinto puesto de la tabla, con un total de 42 puntos y una ventaja de 5 puntos sobre el sexto clasificado, el CD Leganés.