El domingo arrancaba la División de Honor con un choque emocionante. Hasta la ciudad burgalesa se desplazaba la expedición pacense para un duelo entre dos rivales recién llegados a la categoría, como quien dice, y que a día de hoy se mantienen en la parte baja de la clasificación.

Al Burgos solo le valía la victoria, necesaria para puntuar tras haber dejado los tres en Santa Mata la pasada jornada, en un duelo igualado con un rival directo.

El CD Badajoz, por su parte, también debía sumar, sobre todo para poder soltar el aire que había cogido tras tan solo arrebatarle un punto a los de Ganapanes en casa.

El partido comenzaba con cierta prudencia por parte de ambos, no era para menos, pues ambos buscarían y querían el +3. El partido prometía y apenas llegados a los 10 de partido, una falta a favor de los chicos de Miguel Ángel Espejo, la remataba de cabeza Sedano; la intervención de Carlos, propiciaba que Iago rescatara el balón con una arrancada explosiva en la que driblaba a Rubén superándole en carrera y en cuestión de segundos, amenazara el área de Moises con un centro al que no llegaba Carlos. Se repetiría habitual y que marcaria un mayor dominio del Burgos frente a un Badajoz, que resolvía con sus jugadores de banda en una preventiva labor defensiva empleándose en ocasiones Luis y Momi, en tareas que bien eran necesarias para el equipo.

En el 14 Iago volvía a ejecutar una arrancada por banda, que sin embargo no sorprendía a John, que cortaba la jugada; los pacenses estaban ahora mas alertas que nunca, pues no podían ceder terreno a un Burgos que mantenía una intensidad muy alta.

Casi en el ecuador de la primera parte, una falta a un metro del saque de córner era centrada por Momi al área; Pipo sacaba una de sus manos y Carlos, el 9 del burgalés sacaba el balón del área para alejarlo de su portería.

Los acercamientos se sucedían de un lado a otro, ambos equipos empalmaron faltas a balón parado y córners, que derivaban en contraataques feroces al área rival, en los saques de esquina a favor del Burgos, ahí estaba presente John y Konate que rechazaban los balones al área de cabeza y de manera contundente.

Los pupilos de Pechu se esmeraban en mantener el control del partido, con Sedano buscando a Cristian en la banda y este centrado balones a Carlos para el remate. En una de estas, Cristian encañonó la portería de Moisés en el 32, y fue el larguero el que salvo del 1-0 a los extremeños.

La primera parte finalizaba de ida y vuelta, con alguna ocasión clara de los blanquinegros y un dominio del Burgos, con mas presión y ocasiones en al portería rival, que eran bien atajadas por la defensa pacense que encontró en John y Konate a sus mejores valedores para este primer tiempo.

La segunda parte comenzaba con la iniciativa local; los de la tierra tenían la primera en el 49, con una balón que chutaba por encima del larguero el desequilibrante Koke, recién salido al terreno de juego y un córner al segundo palo que no remataba Carlos. Los blanquinegros estiraban el juego desde Pérez a Cristian, pasando por Carlos a remate de Aitor.

La reacción del CD Badajoz no se hizo esperar; el conjunto de Espejo subía las pulsaciones de partido y combinaba varias acciones sobre la portería de Pipo, córner incluido con remate de John, que a punto estuvieron de subir al marcador. El equipo comenzaba los cambios sacando a José por Mario y a Rubén por Jesús.

Sobre el 65, los burgaleses mantenían el balón sobre el campo rival, y la iniciativa ofensiva seguía siendo del local, buscando incansables adelantarse en el marcador. En el 65 Koke tuvo la oportunidad del 1-0, pero eligió pegarla alta y el balón ascendió por encima del larguero.

En el 71 el colegiado indicaba penalti a favor del Burgos. Carlos se ajustaba las botas y no perdonaba, Moises se lanzaba a lado opuesto de la portería y el gol ponía el 1-0 a favor del Brugos que estallaba de alegría.

A partir de aquí, el conjunto local no replegaba sino que crecía con el resultado favorable y mantenía la presión sobre su rival. Los córner, continuaban siendo pan comido para el conjunto extremeño, que despejaba una y otra vez sin dar al local la posibilidad de finalizar.

Con el pitido final el Burgos se hacía con una victoria histórica que le daba aire y tres puntos que cosechaba en Pallafría para casa. La próxima jornada su expedición volverá a Madrid para enfrentarse al CD Leganés, cuyo inicio esta siendo movido a cual montaña rusa. Por su parte el CD Badajoz recibe en casa al Getafe, que acumula tres derrotas a la espera del resultado de esta tarde contra el Santa Marta.