El capitán de Los Yébenes, Héctor Jiménez, atiende a JuvenilDH para realizar un análisis de como está siendo, hasta el momento, la primera temporada de su equipo en la máxima categoría juvenil y como afrontan el inicio de la segunda fase.

¿Cómo ha sido tu trayectoria en Los Yébenes?

“Yo llevo en Los Yébenes desde Infantil B. Cuando yo era cadete de segundo año, el club me subió con el Juvenil A. Mi debut con el Juvenil A fue en la categoría Autonómica. El primer año de juvenil lo disputé en Nacional, el segundo también y el tercero, este año, en División de Honor”.

¿Qué significa para ti ser capitán de Los Yébenes en su primera temporada en División de Honor?

“Es un orgullo. A mí, cuando el año pasado logramos el ascenso y me quede yo como el más veterano, me hizo mucha ilusión el poder ser capitán. Es la primera vez de este equipo en la máxima categoría juvenil de España y eso me hizo mucha ilusión”

¿Pensabais que la temporada iba a ser tan complicada?

“Si. Viendo el nivel de Nacional Juvenil dos años, sabíamos que División de Honor iba a ser muy complicado. Pensábamos que, sacando puntos en nuestro campo, podíamos conseguir mantenernos que es el objetivo pero, de momento, estamos sacando mejores resultados fuera que en casa.

Todavía no habéis logrado puntuar fuera del Eustasio Casallo. Sin embargo, vuestras sensaciones son mejores fuera de casa. ¿Cómo valoras esta situación? ¿Cuáles son las causas que explican esto?

“El problema es que no es como otros años. Otras temporadas teníamos gente muy fuerte, muy grande que a lo mejor por abajo tenían mucha menos técnica que este año, pero por arriba iban muy bien y en el Eustasio Casallo no perdíamos ni un partido. Al tener este año gente que por abajo va bien técnicamente pues, obviamente, en campos grandes tocamos más la pelota y las sensaciones son mucho mejores que aquí”

¿Cómo fue la primera victoria contra el Extremadura?

“La verdad que se veía venir, nos lo merecíamos. Nos hizo muchísima ilusión. Desde que marcamos el primer gol, desde el vestuario teníamos la sensación de que este era el partido en el que podíamos puntuar y ganar por fin”

¿Cómo explicas la derrota por 0-3 ante el Aravaca en vuestro estadio?

“Nos hemos ido con una sensación muy mala porque, lo habíamos hablado en el vestuario, veníamos de una dinámica buena y pensábamos que, si ganábamos hoy al Aravaca, contra La Cruz Villanovense íbamos a puntuar. No ha salido el plan porque no hemos tenido nuestro partido y ellos, las que han tenido, las han metido. Aun así, creo que, por el juego en la primera parte, nos merecíamos algo más.

¿Os está pasando factura ser nuevos en la categoría?

“Esto lo hablamos a principio de temporada. La inexperiencia nos iba a pasar factura. Además, la mayoría de equipos de la liga son mucho más grandes y juegan con esa picardía. Nos falta espabilar un poco más porque no estamos acostumbrados. Hay gente de primer año que ha debutado ya en División de Honor y falta todavía adaptarse”.

¿Cuáles son las principales diferencias entre División de Honor y Nacional?

“Donde más diferencia veo es en los árbitros de allí. Cuando jugamos allí se nota que se decantan mucho más por el rival. Además, cuando les dices algo, no te dejan reprocharles nada y eso te saca del partido. Sinceramente, a mis muchas veces esto me saca del partido”

¿Qué expectativa tienes para la segunda fase?

“El objetivo es ir a muerte a todos los partidos. Esto es gen de Los Yébenes. Van a ser una final todos los partidos. Intentaremos sacar el máximo de puntos posibles ahora y luego ir a todos los partidos como si fuesen una final”.