Viento en popa. Esa es la situación actual del Atlético de Madrid de Antonio Rivas. Traducida, a la perfección, en el encuentro disputado hoy. Un equipo compacto, serio, vertical y con gol. Mucho gol.

Lo notó el Unión Adarve. Por desgracia, demasiado pronto durante el encuentro. Carlos Martín abría la lata a los 5 minutos de empezar el choque. Habría que analizar su evolución a lo largo de la temporada. De teórico suplente a jugador decisivo y diferencial en la parcela ofensiva. En el partido aplazado contra el Rayo Majadahonda, póker de goles. Hoy, en el partido aplazado de la Jornada 11, póker de asistencias. Un nivel excelente.

Descubrió pronto el equipo de Antonio Rivas la debilidad del equipo de Borja Bardera: las bandas. Carlos Rojas (un día más, siendo un dolor de muelas) martilleó poco a poco a los del Barrio del Pilar.

Así fue en el minuto 7, cuando Alberto Moreno aprovechaba un rechace por banda derecha para poner el segundo en el marcador.

Casi sin mucho tiempo de reacción, el Atlético de Madrid le atestaba otro gol al Unión Adarve. Una gran jugada combinativa entre Alberto Moreno y Carlos Martín acababa en asistencia de este último para Héctor Peña, que remataba a placer (min.13).

Los del Barrio del Pilar se veían muy cuesta arriba nada más empezar el partido. Y les condenó en los 10 minutos siguientes.

Carlos Rojas ponía el primero de sus dos goles en el partido en el minuto 21. Un disparo potente dirigido a la escuadra hacía más grande la brecha en el electrónico.

 

El último golpe de los rojiblancos llegaría en el minuto 27. Pero, antes, el gol se empezaría a cocer con anterioridad. David López abandonaba el terreno de juego por molestias, dando paso a Ibrahima. Su entrada fue fulgurante. Recuperación en 3/4 de campo, dos regates para doblegar a rivales y el quinto con un mano a mano. Actuando hoy como lateral derecho, su derroche de energía fue desbordante cada minuto.

Con todo ello, el Unión Adarve se veía noqueado y casi sin asimilar el golpe. Borja Bardera, en la grada, no tardó en intervenir y cambiar el planteamiento, realizando dos cambios.

Y lo cierto es que el equipo lo notó. Más asentado en el campo, los lobos empezaron a carburar y a crear peligro a la zaga rojiblanca.

El premio del honor llegaría en el minuto 41, con un gol de Retamosa que abría un halo de esperanza. Antes, Jorge González había avisado con un disparo envenenado al poste (min.30). Hay que decir que el Unión Adarve fue capaz de resetearse de manera notable en los últimos 15 minutos del primer tiempo.

Llegada la segunda mitad, el equipo rojiblanco no bajó el pistón y siguió creando ocasiones. Aunque ahí estaba Miguel Prieto para evitarlas. En especial, un disparo fuera del área de Abraham que intervino con mucha seguridad (min.61)

Pero Javi Serrano volvió a llevar al Atlético de Madrid a la senda del gol en el minuto 62, aprovechando un remate tras un córner.

Fran Ostos anotaba el séptimo de cabeza con un gran centro teledirigido de Carlos Martín, con una falta indirecta (Min.75). El Hat-Trick de asistencias llegaría 3 minutos después, habilitando a Juan Perea para que anotarse a placer.

La guinda, un contraataque bien armado por Alejandro Iturbe que encontraría a un Carlos Martín que, de nuevo, daba el balón a Carlos Rojas para anotar su doblete (min.81).

En total, 9 goles para un Atlético de Madrid que confía en pelear hasta el final de la segunda fase el título de Liga contra el Real Madrid.

En el caso del Unión Adarve, los de Borja Bardera afrontarán su partido crucial por la permanencia anticipada contra el Rayo Majadahonda esta jornada 18, a expensas del duelo entre CD Badajoz y Rayo Vallecano.