El CD Badajoz confirma que sigue estando de dulce tras endosarle un contundente 4-0 al Unión Adarve en el partido correspondiente a la jornada 16 del grupo 5 de la División de Honor. Los de Germán Rojas se llevaron el partido en una segunda parte de película en la que anotaron cuatro goles y tuvieron tramos de muy buen fútbol.

CD BADAJOZ 1905 4-0 AD UNIÓN ADARVE 

CD Badajoz: Narváez; Jesús, Juanjo, Jesús Sánchez, Sergio Reina; Edu, Adolfo; George, Pablo Guerrero, Barragán; Víctor.

Unión Adarve: Miguel; Sánchez, Angulo, Mario, Pereira; Iker, Guille; David, Jorge, Diego; Ibáñez.

El partido se presuponía igualado. Antes del pitido del árbitro tan solo un punto separaba a ambos equipos que se iban a jugar la cuarta plaza en el Eusebio Bejarano. Así lo reflejaron los primeros minutos del encuentro. Ambos equipos querían el balón y las ocasiones se iban sucediendo. Si Adarve lo intentaba desde fuera del área, el Badajoz respondía con llegadas por banda. Si el Badajoz decidía combinar por dentro, Adarve respondía usando todo su repertorio de jugadas ensayadas. Los dos equipos se atacaban sin cesar usando distintas armas pero sin conseguir el premio del gol.

Ya en el ecuador de la primera mitad, el equipo blanquinegro decide meter una marcha más a su fútbol y comienza a explotar su recurso más preciado, sus hombres de banda. En esta ocasión Germán Rojas había decidido incluir una variante táctica desde el principio. Prescindió de un nueve puro y situó a Víctor, su hombre con más desborde, en punta, acompañándolo por Barragán, George y Pablo Guerrero. Las permutas constantes de los hombres de arriba, especialmente por banda derecha, comenzaron a generarle situaciones favorables de dos contra uno. Es así como comienzan a llegar las ocasiones. El Badajoz cargaba el área y Víctor y Barragán se encargaban de poner balones que no encontraban rematador o que detenía sin problemas Miguel.

Por el otro lado, Unión Adarve se mantenía muy firme en defensa y buscaba un juego más directo. Los centrales del conjunto dirigido por Borja Bardera, Angulo y Mario desbarataban toda ocasión que pasara por su zona y cuando podían lanzaban para que Ibáñez ganara el duelo individual para aprovechar la segunda jugada y asentar a su equipo en campo rival. 

Con ambos equipos intentando llevarse el partido, se acababa una primera parte intensa en la que el Badajoz tuvo más presencia ofensiva.

Ya en la segunda mitad, Rojas introduce un cambio que sería decisivo en el devenir del partido. El técnico blanquinegro decide sustituir a Pablo Guerrero por Mamobe para tener más presencia ofensiva que en la primera mitad.

Los resultados no se hacen esperar y en el minuto dieciséis de la segunda mitad Jesús filtra un pase para Víctor dentro del área. El extremo pacense llega antes al balón que David y éste le hace penalti. Sergio Reina, que ya anotó dos penas máximas ante La Cruz Villanovense, sería el encargado de transformar el lanzamiento, pero una gran parada de Miguel evitaba el primer tanto pacense.

En lugar de lastrar al conjunto blanquinegro, el penalti errado fue una motivación más para llevarse el partido. Tan solo cinco minutos después, Adolfo colgaba un balón tenso a la cabeza de Mamobe para que el delantero se estrenara como goleador.

El tanto agitó el partido y Unión Adarve se vio obligado a asumir más riesgos y a separar más sus líneas, además el conjunto madrileño tuvo que ver como Toni recibía la segunda cartulina amarilla y era expulsado. Partido cuesta arriba.

Con el gol a favor y la expulsión de Toni, el Badajoz se desató ofensivamente y tuvo tramos de futbol excelentes. En una de estas combinaciones cerca del área rival, un balón suelto en la frontal es chutado de nuevo por Mamobe para poner el segundo tanto en el electrónico.

Con el viento a favor, los de Rojas decidieron aprovechar los huecos en la zaga rival. Víctor se quiso sumar a la fiesta y agarró el balón en zona de tres cuartos, sorteó a dos defensas rivales y definió de forma sutil ante un impotente Miguel que poco pudo hacer en ninguno de los tantos.

La guinda al pastel blanquinegro la puso de nuevo Mamobe, que para conseguir su hat trick empujó al fondo de las mallas un balón escupido por la madera a tiro de Edu. 4-0 y final del partido.

De esta forma el Badajoz consagra su gran momento de forma ante un trabajado Unión Adarve que no tuvo su día y que ve como su rival más cercano le adelanta en la clasificación. Los pupilos de Bardera tendrán oportunidad de resarcirse el próximo miércoles recibiendo en casa a la UD La Cruz Villanovense, mientras que el CD Badajoz viaja a Valdebebas, también el miércoles, para disputar su partido atrasado ante el líder de la categoría.

 

Foto: @CDBLaAcademia