¿Qué lectura/balance haces de la temporada y qué esperas para la próxima?

El balance de la temporada ha sido bastante bueno, hemos ido de menos a más y hemos acabado la temporada como nos imaginábamos. De la siguiente temporada espero tanto individualmente como colectivamente que demos cada uno el mejor rendimiento y hagamos un buen papel.

¿Cuál ha sido el momento más complicado?

Individualmente cuando no jugaba al principio y en colectivo cuando en algunos momentos de la liga no sabíamos si podíamos acabar en la primera plaza o en la segunda y eso pues te ponía un poco nervioso, pero con el trabajo de todos lo hemos conseguido.

¿Cuándo te diste cuenta de que el equipo podía llegar a hacer historia en el club?

Cuando vi que ganamos la liga que quedamos subcampeones en Dallas y en la Copa de Campeones sentí que podíamos hacer historia porque estábamos capacitados para ello y nosotros teníamos fe en ello.

¿Se han cumplido tus objetivos de cara a final de temporada o esperabas algo más?

Mis objetivos creo que sí se han cumplido de cara a final de temporada, pero tampoco tengo que darme por satisfecho porque me queda mucho por trabajar todavía.

Sobre la final:

¿Cuáles eran tus sensaciones personales antes de la final?

Eran buenas, pero también había un poco de nervios porque, como ya he dicho, hemos quedado subcampeones en Dallas y subcampeones de la Copa de Campeones; hemos caído en dos finales y eso pues te tenía con un poco de intriga todavía.

¿Como veías al equipo en el hotel de concentración, estabais preparados? Describe el ambiente que se respiraba

Yo lo veía muy preparado, la gente estaba muy metida desde el primer momento y había muy buen ambiente, sensaciones buenas y mucha fe en todos, tanto en el cuerpo técnico como en los jugadores. Todos teníamos fe y sabíamos que podíamos hacer historia.

En los primeros minutos de partido, hubo mucha tensión concentrada, ¿qué sentías cuando el ATM amenazaba la portería de Filip?

Los primeros minutos, a pesar de que ellos llegaron alguna vez, nosotros teníamos la sensación de que nos los íbamos a comer, aunque el Atlético de Madrid diera cierta impresión, porque es un equipo que todo el mundo le tiene cierto respeto.

¿Qué se te pasó por la cabeza cuando marcasteis el primer gol?

No sabría decirte, pero me vino mucha ira de alegría y de ganas de ir a por más, de ganar y de que la final fuera nuestra.

¿Qué sentiste cuando ya veías que os llevabais la final y cómo viviste ese momento cuando el árbitro pitó el final y ya erais campeones?

Sentí que lo habíamos logrado, que el esfuerzo que habíamos hecho durante toda la temporada sirvió de algo y me sentía muy emocionado, pero no sólo por mí sino por mis compañeros, por mi gente que vino a verme y por la afición que yo veía allí.

 

También quiero dar a destacar la gente que vino a vernos porque hizo un esfuerzo muy grande desde allí de Villarreal. Bueno y los familiares de cada uno del equipo y del cuerpo técnico, eso la verdad es de valorar porque estuvieron todo el tiempo con nosotros. Muchas gracias.