El Real Madrid ha comenzado a intentar mejorar su plantilla del Juvenil A de cara a la temporada que viene. Tras cerrar a Víctor Muñoz Villanueva, extremo del año 2003 que esta temporada está jugando en el Damm, el conjunto blanco se ha fijado en otro extremo para la temporada que viene.

Daniel Ballesteros “Piri” se ha convertido en el próximo objetivo del Real Madrid. El extremo del año 2003 está jugando esta temporada en el Trival Valderas. El equipo de Alcorcón esta sufriendo mucho en la DH5 y no ha logrado clasificarse para pelear por la Copa de Campeones. Por tanto, el equipo de Rubén Pérez está encuadrado en la pelea por no descender a Nacional Juvenil.

El extremo del Trival esta realizando una gran temporada en División de Honor. Con ocho goles en su cuenta es el máximo realizador de su equipo. Además, se ha convertido en una pieza fundamental ya que cuando no ha estado disponible para Rubén Pérez, el equipo ha sufrido mucho en la faceta ofensiva.

Sus grandes actuaciones en División de Honor no han pasado desapercibidas para el Trival. Por ello, el equipo de Alcorcón ha decidido introducir al extremo en la dinámica del primer equipo, encuadrado en el Grupo 7 de Tercera División.

En el equipo de David Galán, Piri ha diputado seis partidos en los que ha logrado anotar un gol. La diana la logró en el encuentro jugado en el Amelia del Castillo ante el Atlético de Pinto. Además, ese tanto fue fundamental para su equipo ya que le dio la victoria.

Todo apunta a que Piri está cerca de jugar en el Juvenil A del Real Madrid. Allí, bajo las órdenes de Jorge Romero, tendrá que competir con una generación preparada para pelear por todos los títulos y que este año se ha quedado sin Uefa Youth League a causa de la pandemia de la Covid-19.