Resulta difícil para un servidor no acordarse de la Copa de Campeones de 2019 cuando habla de Juan Alejandro Acejo (24/01/1978, Málaga). Uno de sus primeros eventos, y una de las mejores entrevistas post-partido que recuerda.  Lo sorprendente es cuando hasta él mismo tampoco olvida aquel momento. Desde entonces, su Sevilla FC ha comandado con puño de hierro la pasada temporada. Y afronta esta con el reto más mayúsculo desde el principio, contra todo un Real Betis.

PREGUNTA: Lo primero de todo, ¿qué tal está y su familia, en los tiempos que corren?

RESPUESTA: Por suerte, la verdad es que bastante bien. Que no nos haya tocado pasar ninguna situación de COVID-19 ya es una alegría y más en esta parcela (la situación sanitaria) que ahora mismo ni sabemos cómo estamos.

P: Después de varias temporadas en División de Honor, ¿ya ha podido comprobar si esta temporada será muy diferente?

R: Hombre, en principio, lo diferente ya lo va a marcar el que la competición haya cambiado, el hecho de que tengamos dos subgrupos dentro del Grupo 4. Ya eso te condiciona, porque la primera fase la reduces a menos partidos. Y la exigencia va a ser más y más por el hecho de que tengamos que competir en una competición tan corta, por decirlo de alguna manera. Y evidentemente el protocolo que se está llevando a cabo en nuestro caso, empezamos a competir el sábado y no hemos llegado a realizar ningún partido de pretemporada, porque así el club lo ha decidido y en eso estoy muy de acuerdo. Y claro, va a ser muy distinto. Va a ser muy distinto por todas las circunstancias.

P: ¿Qué tiene esta categoría que la hace tan atractiva?

R: Lo que más me gusta es el hecho de estar compitiendo prácticamente con todos los filiales de los equipos de primer nivel. Llegamos a un punto en el que va empezando a adquirir esa madurez que va haciendo ver si está capacitado para seguir creciendo o no. Y competir a este nivel con estos equipos de grandes canteras. En este caso, el tener la Youth League es un aliciente más.

P: ¿Cómo ve a esta nueva generación que va a formar parte del Juvenil A?

R: La verdad que me llevo una generación que está plagada de éxitos, por decirlo de alguna manera. Hemos tenido dos generaciones muy buenas, además de los que ya están en el Sevilla Atlético. Y llega una generación que tiene un aspecto competitivo bastante bueno. En cuanto a talento, han disfrutado. Y, como siempre, el Juvenil División de Honor del Sevilla FC estará siempre rindiendo al máximo nivel. Porque la cantera que tenemos, los resultados lo avalan.

P: Comentaba antes que no han podido disputar ningún partido de pretemporada. Pero, ¿la pandemia ha influido mucho en el inicio de los entrenamientos, en el día a día?

R: La verdad es que sí. Mira, llegamos a la cuarta semana de entrenamiento en la cual ya tenemos partido de competición. Y las tres semanas anteriores han estado regidas por el protocolo. Comenzamos los entrenamientos con grupos reducidos. Comenzábamos con un grupo que llegaba a trabajar y después venía otro y la verdad es que eso te hace trabajar y tener tareas donde tienes que intentar mantener las distancias de seguridad. Y la verdad es que el Sevilla FC está pendiente, lo está rigiendo al detalle el protocolo y no nos estamos saltando ninguna normativa. La verdad es que es complicado. No deja de ser diferente pero hay que trabajar.

P: Es cierto que la temporada empieza un poco tarde, este fin de semana. Pero, por lo que comenta, no sé si hubiese querido tener más tiempo de preparación.

R: Bueno, sí. Es cierto que nos han faltado semanas de preparación. Como ya te digo, entramos en la cuarta semana de competición, en la cual ya competimos. Entonces, un poquito el no jugar partidos amistosos…eso hace que el rodaje del jugador tarde un poquito más en llegar. Ahí está la etapa, la circunstancia y nada, no queda otra que trabajar y tratar de llegar. Es nuestro primer partido de Liga pero también es casi nuestro primer partido de pretemporada.

P: Hablando de ese primer partido, contra el Real Betis, un derbi…quería preguntarle cómo vive ese encuentro y si influye mucho que la primera jornada ya sea un derbi, con un encuentro de estas características.

R: La verdad es que el tener un encuentro de estas características no hace que influya de una manera más especial. Sabemos que un derbi siempre tiene ese aliciente de que sea el derbi de la capital. Pero la forma de trabajo no ha cambiado nada, es la misma que si jugásemos contra otro rival, porque la exigencia que tenemos es máxima. Y afrontamos el partido exactamente igual que si fuese otro rival.

Sí que tenemos el aliciente de que es un partido de los que gustan jugar a lo largo de la temporada. Pero te vuelvo a decir, la preparación es la misma que si hubiese sido con otro tipo de rival.

P: ¿No hay nada en especial?

R: No, cambio no hay ninguno. Porque como no puedes ver rivales y tampoco sabes lo que te puedes encontrar, pues trabajas para llevar a cabo lo que quieres representar en el campo con tus jugadores. Y, hemos trabajado tratando de controlar ciertos conceptos que queremos llevar a cabo durante la temporada. Hay ciertos conceptos que si llevamos más trabajados y otros que todavía nos quedan por mejorar o pulir un poco más, como te digo. Esta semana es complicado afianzar todos los conceptos que queremos. Pero vamos a llegar en condiciones óptimas para competir a un buen nivel.

P: Recuerdo entrevistarle en la Copa de Campeones de 2019, este año 2020 Campeón de Liga…¿cómo se mantiene esa exigencia?

R: Bueno, yo llevo dos años en Sevilla y los dos hemos sido campeones. Y la verdad que sí, te pones a mirar y echas atrás la cuenta y miras los números y sólo perdimos dos partidos, pero en la anterior tan sólo fue uno. Y, bueno, es un cúmulo de todo, de un gran trabajo en el área de captación del Sevilla F.C. y evidentemente, y no porque yo sea el máximo responsable, del área del cuerpo técnico que no deja pasar un detalle. Se trata de tener todo controlado, por pequeño que sea. Y es así día a día, yo soy un enamorado de la máxima exigencia dentro de los entrenos, de no dejar  nada a la casualidad. Para mí, el éxito creo que es eso, el que todos los entrenamientos son de un máximo nivel y de exigencia y en el cual al jugador le tratas de hacer ver que, con este trabajo, llegan los resultados.

P: Voy a salirme un poco del guion de la entrevista, porque me surge una pregunta: ¿qué aprendió el cuerpo técnico de aquella derrota contra el Villarreal CF en semifinales de Copa de Campeones? ¿En qué le ha servido a Alejandro Acejo y su cuerpo técnico para enfocar estas siguientes temporadas?

R: El día que estuvimos hablando, hablamos después de haber perdido contra el Villarreal, recuerdo que me preguntaste qué habíamos trabajado durante el descanso, porque el equipo en la segunda parte parecía otro. Al final el fútbol hay veces que aun trabajando tantas cosas pues las circunstancias externas o cualquier tipo de circunstancias hace que no estés al nivel del partido, por decirlo de alguna forma. Evidentemente, el llevar el División de Honor como yo, que estaba en mi cuarta temporada, después de 125 partidos es cierto que con unos resultados importantes pues cada día te hace crecer más. Como aquel que dice, nadie quiere verlo después. Pero yo soy de los que lo ven y lo echan para atrás, aunque me duela en el alma. Intentas cada día darle una vuelta más al trabajo, a los errores que hayas podido cometer, intentar buscar soluciones y no pararse a analizar. En eso creo que he podido avanzar, en no quedarse mirando atrás y buscar soluciones a lo que se haya podido encontrar. Evidentemente, conforme pasan los años y las jornadas, adquieres esa madurez.

P: Me acuerdo preguntarle qué es lo que le dijo al equipo al descanso. Pero, ¿qué se le dice al final, cuando el equipo tiene otra cara distinta y no es suficiente?

R: Me acuerdo perfectamente lo que les dije. Les dije que no se podía reprochar nada porque, como todos vimos, la segunda parte fue un dominio casi absoluto, donde tuvimos alrededor de cinco ocasiones claras en las que no tuvimos acierto de cara a  gol. En cuanto a trabajo y actitud, fueron de 10. Por lo tanto, cuando un jugador lo ves que trabaja de esa manera y no tiene ese acierto de gol o no acierta de cara a esa finalización, no puedes reprocharle nada. Estaba tremendamente orgulloso de cómo le habían dado la vuelta a la primera parte, en la que nos pilló un poco de sorpresa. Al final el primer gol también fue error nuestro y nada, decirte que les dije que tenían que mirarse esa mejora que habían conseguido darle después de esos 45 minutos y que no habíamos que esperar al siguiente partido o año para mejorar. Al final es un pico de formación para ellos y, al final nosotros, tenemos que tener la cabeza fría para hacerles ver que hay que levantarse de los palos o varapalos, para después seguir mejorando.

P: ¿Ganar la Liga tiene aún más mérito si cabe, con esta temporada y circunstancias que estamos?

R: A ver, el ganar una Liga ya es muy complicado.

P: Claro

R: El mantenerse tantas jornadas arriba y ganando y ganando y con tan pocos partidos perdidos… este año tienes el corte de la primera fase a la segunda. Tienes esa presión, por decirlo de alguna manera, de acabar con buen bagaje de puntos para la siguiente fase. Pero claro, la exigencia es máxima porque con esto de la Copa del Rey se abre el abanico de opciones para todos los equipos. Pero claro, mi filosofía y mi idea es la de trabajar cada jornada y disfrutar de esto de la formación  y de los problemas que puedan surgir más adelante. Y así seguiremos. Seguiremos trabajando, pasito a pasito y más si cabe esta temporada tan atípica.