El CD San Francisco es un club ya histórico en la DH3. El conjunto balear cuenta ya con 17 temporadas consecutivas en la máxima categoría del fútbol base nacional. Su entrenador de cara a esta temporada es Carlos Muñoz, que vuelve al club después de dos años entrenando al División de Honor del RCD Mallorca. Se trata de un técnico joven, pero con mucha experiencia en esto de sentarse en el banquillo. ¡Vamos a conocerlo un poco más!.

Pregunta: Para quien no te conozca, ¿Quién es Carlos Muñoz?

Respuesta: Carlos Muñoz es un profesor de educación física, apasionado del deporte y bastante enfermo del fútbol. Desde bien pequeñito he jugado al futbol. Mi padre me llevaba a jugar por los campos. He jugado en pocos equipos, pero he disfrutado mucho de jugar al fútbol. Al final, esa trayectoria que todo el mundo quiere, la de intentar ser profesional, no todo el mundo lo consigue. Como me gustaba mucho el fútbol y quería seguir en ese mundillo pues me metí bastante pronto a entrenar. Llevo ya bastante tiempo entrenando porque me retiré bastante joven, ya que tampoco me motivaba mucho jugar en tercera y al final pues acabé entrenando.

P: ¿Cómo empezó la trayectoria de Carlos Muñoz como entrenador?

R: Bueno, yo como entrenador me inicié en el Arenal, el equipo de mi pueblo, fue en el equipo de Tercera División donde me retiré. En ese momento, los mandatarios pensaron en mi para entrenar cuando aún era jugador del Tercera División. Comencé a hacer una dualidad entre el Tercera División y el equipo juvenil. Y así empezó un poco todo, de repente nos fue bien, empezamos a subir categorías y en cuatro años ya estaba entrenando al equipo de Tercera. A partir de ahí, el año que entrené en Tercera División fue muy bien, hicimos la mejor clasificación de la historia del club y ahí fue cuando di el salto al Mallorca, donde he estado bastante tiempo metido en el fútbol base. Allí he entrenado al Cadete, al Juvenil B, y la última etapa fue entrenando al División de Honor. Entre esa etapa, también estuve entrenando al San Francisco tres años en División de Honor. Y finalmente, tras dos años entrenando en División de Honor al Mallorca, volví al CD San Francisco.

P: ¿Qué estilo de juego es el que te gusta implantar en tus equipos?

R: Más que estilo de juego yo diría que se busca un fútbol total. Hay que adaptarse a lo que tienes, al modelo del club, al perfil de jugadores que tienes y sobre todo a la categoría. No soy de un estilo definido. Sin embargo, me gusta que mis equipos sean intensos, verticales, atrevidos. Me gusta atacar bien el balón. Pero sobre todo buscar la portería e intentar hacer más goles que el rival.

P: ¿Cómo es el Carlos muñoz entrenador?

R: Bueno, tanto yo como mi cuerpo técnico somos bastante exigentes ya que nos pedimos mucho a nosotros mismos y a los jugadores les involucramos nuestra filosofía. A partir de ahí en función del jugador y de la persona hay que valorar cómo es cada uno. Por suerte, la mayoría de los componentes del cuerpo técnico somos docentes y eso es una ventaja, puesto que el hecho de saber tratar con adolescentes durante las 24 horas de un día siempre es una ayuda. Al final sabes llevarlos, sabes decir las cosas en el momento oportuno. Si te rodeas de gente que sabe pautarte pues nos va mucho mejor.

P: Después de dos partidos, con una victoria y una derrota, ¿Cómo valoras el inicio de temporada para el CD San Francisco?

R: Para mí el inicio siempre es difícil. Sabemos de la dificultad que conlleva iniciar una temporada con la mayoría de los jugadores siendo debutantes en División de Honor. Estamos muy contentos con el doble partido que hemos hecho, independientemente de que el primero lo perdiéramos. Siempre sacamos cosas muy positivas y seguramente esa derrota nos hizo mejorar cosas de cara al segundo partido. Seguramente en el segundo partido, pese a la victoria por 4-1, también haríamos cosas mal, lo que pasa es que al final en el fútbol solo se ve el resultado, al igual que en el primer partido tampoco estuvimos tan mal. Aún así, valoro muy positivamente, ahora afrontamos la tercera jornada con mucha ilusión, sabiendo la dificultad que conlleva ir al campo del FC Damm. Pero siempre es importante empezar puntuando al principio, porque si no después a lo mejor no tenemos esa confianza de la que ahora mismo si que disponemos.

P: ¿Cuál es el objetivo marcado para esta temporada?

R: El objetivo para el CD San Francisco es mantener la categoría. Son ya 17 temporadas consecutivas en División de Honor y creo que ese nivel de exigencia es el que hay que llevar, a partir de la base de que siempre hay que mirar a objetivos más altos si se van cumpliendo los mínimos. En este caso, con este formato y con el grupo que nos ha tocado, creo que tenemos que ir partido a partido, sin obsesionarnos de cómo vamos en la clasificación. El objetivo también es echarles un ojo a los equipos del otro grupo e intentar ir paralelos en puntos. Al final el objetivo es estar lo más cerca posible de los cinco primeros para intentar salvar la categoría.

P: Puesto que has comentado sobre el nuevo formato, ¿te gusta el nuevo formato de División de Honor esta temporada?

R: A ver, para mí es un formato adaptado a la pandemia. Creo que lo justo hubiese sido un grupo de veinte. Y dentro de los dos grupos de diez pienso que el nuestro, a día de hoy, por nombres, es un grupo mucho más competitivo. Simplemente por el tema de que hay bastantes equipos profesionales dentro de él. Eso es una oportunidad para cualquiera que compita contra estos equipos. Para nuestros jugadores es una forma de crecer como futbolistas enfrentándose cada fin de semana a los mejores equipos con sus mejores talentos. Bajo mi punto de vista, lo que es un error es que en la segunda fase se acumulen los puntos de la primera. Es un poco el error, ya que en un momento determinado en un grupo puede haber más puntuación que en otro. Simplemente porque a lo mejor el rival también te va a exigir. Va a ser mucho más difícil ganarle a un Barça, a un Mallorca o a un Espanyol, que a otros equipos que en un momento determinado tienen menor nombre, aunque sabemos que el fútbol es fútbol y siempre es complicado ganar un partido a cualquier equipo.

P: ¿Con vistas al futuro, que esperáis conseguir con este proyecto en el CD San Francisco?

R: El proyecto consiste en ir año a año. Esta claro que empezar de cero todos los años es complicado. Por lo tanto, el proyecto es conseguir el objetivo y cumplir un año más en División de Honor una nueva temporada. Este año está el reto de este nuevo formato. Sabemos que nuestro equipo al ser casi un 60-70% jugadores de segundo año, a la larga hay una mejora importante, pero ahí está nuestro reto, en una liga tan corta, lo que nos ha funcionado muy bien está por ver si ahora nos funciona. Esperemos que sí, tenemos muchas expectativas en el grupo y seguramente veamos a los chicos competir en cada partido y disfrutaremos de tardes muy buenas en nuestro campo.

P: ¿Cuál es el sueño de Carlos muñoz como entrenador?

R: Bueno, como cualquier entrenador el sueño es intentar vivir del fútbol. A partir de ahí sabemos las dificultades que tiene. Yo tengo la suerte de haber tocado un poquito el fútbol profesional cuando estuve en el Mallorca y estar rodeado de grandes profesionales del mundo del fútbol. Sabemos que presenta mucha dificultad. Hay que estar en el momento adecuado, en el sitio adecuado y tener esa suerte. Pero bueno, no es una cosa que a día de hoy me obsesione. Hay que ir semana a semana y disfrutar del día a día. Creo que si al final suena la flauta hay que estar preparado y aprovechar el momento.

P: Finalmente, un mensaje para la afición.

R: El mensaje que les podemos dar es que la afición tenga paciencia, ya que a nuestro campo no pueden venir. Por suerte el club está grabando los partidos y emitiéndolos en directo para que puedan visualizarlo, sobre todo cuando jugamos como local. Simplemente eso, a ver si esto termina para que puedan venir al campo a ayudarnos. Sabemos que la mayoría de la afición son familiares de los chicos, a los cuales les encantaría que sus familias vinieran a verlos. Queremos que estén con nosotros lo antes posible. A partir de ahí, aunque estén lejos notamos su aliento, sus ganas de venir, su fe en el grupo y su apoyo en los entrenamientos y los partidos. Pero sobre todo el deseo es que esto se arregle y que puedan venir a vernos.