Tras los efectos del temporal «Filomena» y sin una jornada de parón (la jornada 10) hemos podido volver a ver fútbol en la DH5 de División de Honor. Uno de los dos únicos partidos que se disputan esta jornada 11 es el derbi extremeño, que enfrentaba al UD Cruz Villanovense contra el Extremadura UD.

Cruz Villanovense 2 – 2 Extremadura UD

Un partido que hacía las delicias de la mayor categoría del fútbol juvenil en la tarde del sábado y que mucho significaba para ambos conjuntos. Por su parte los de Diego Colchón tras haber realizado una primera vuelta más o menos razonable, tienen entre sus deberes finalizar los encuentros con victoria. Y es que no se puede mantener una categoría sólo a base de empates. No iba a ser el caso de los de Almendralejo que siguen sin dar con la tecla de la victoria que se les escapa en la recta final.

Por su parte los de Josete González acudían al encuentro con 8 puntos y una sexta posición justo por debajo de los de Almendralejo. Siendo una del as revelaciones de la temporada, como recién ascendido, el Cruz Villanovense da una muy buena sensación en los primeros tramos de partido, y una victoria en la tarde de hoy le habría catapultado al éxtasis saliendo de la lucha por la permanencia y entre los cinco primeros del subgrupo A.

El partido comenzó bastante disputado, con tramos de ida y vuelta y con ciertas imprecisiones que no dejaban ver un juego fluido en el terreno de juego. El conjunto de Josete González se hizo muy sólido en defensa y capeó bien las acometidas del Extremadura. Tras el ecuador de la primera parte, en el minuto 27 Óscar recibía el balón desde un saque de banda y se la devolvía a Mario que ponía un buen centro lateral a Alex, que remata solo a la portería del guardameta Mario y abría la lata adelantando al equipo local en el marcador. Los de Villanueva se venían arriba y aprovechaba bien los descuidos del rival.

El Extremadura UD no encontraba su sitio, y tras el error de marca en el 1-0, y a falta de sentirse cómodos, entraban en un bucle donde les costaba generar ocasiones y el conjunto villano tomaba cierta iniciativa hasta el descanso.

Tras el paso por vestuarios los de Diego Colchón salían recompuestos y dispuestos a dar su mejor versión, con intensidad y decisión, y dispuestos a buscar de manera incansable el gol en el marcador.

El doblete de Santi Hoyos en el 76 y 77 dio alas a un Extremadura que con decisión y sobre todo manteniendo la calma y control del partido en la segunda parte, se imponía en el marcador a las espera de los últimos compases del encuentro.

No lo dejaba a su suerte el Villanovense este derbi extremeño que aún tenía mucho que decir en este partido, y así fue. La acción-reacción de los locales mantenía a raya al rival y generaba ocasiones peligrosas en la portería. En el 86 los de Diego Colchón quedaban con uno menos en el terreno de juego por la expulsión de Luis Nicolas, y minutos después una acción de Roberto conduciendo y regateando desde el centro del campo finalizaba con un disparo a bocajarro a borde de área, que impactaba en el larguero azulgrana presenciando el evidente peligro local.

Ya en los últimos minutos del encuentro, Óscar buscaba el área en un centro que trató de controlar Raúl Vilaró, con tan mala fortuna que marcó en propia. El tanto ponía el empate en el marcador y pocos segundos después se indicaba el final del partido.

Con este resultado se cerraba el derbi extremeño los pupilos de Diego Colchón continúan en la senda del empate, y aunque suman, aún tienen pendiente rematar los partidos con victoria para afianzan esa posición lejos de la lucha por la permanencia.

Los chicos de Josete González “Gus” logran un punto aunque con el amargor de poder haberse llevado tres, pero se mantienen en el ecuador de la tabla a la espera de que se pueda disputar el resto de la jornada 11.

Foto: Cruz Villanovense