Final anticipada con la salvación en juego la que se disputaba esta tarde entre Trival Valderas y Burgos CF en el Estadio la Canaleja. Los burgaleses llegaban con tres puntos de ventaja sobre los de Alcorcón, ocupando la quinta y última plaza de salvación. Por ello, a falta de un solo partido por disputarse, este encuentro era vital para ambos conjuntos. Sin duda, se puede decir que el equipo que salió ganando fue el Burgos FC, ya que el empate les permite depender de sí mismos para continuar una temporada más en la DH5.

Trival Valderas 2-2 Burgos CF

El partido comenzó con casi una hora y media de retraso, debido a un malentendido con el horario programado por la federación. Pese a los minutos extras de espera, no se enfriaron los jugadores. Desde el minuto uno se notó sobre el césped de La Canaleja que había mucho en juego. Comenzaron mejor los locales, dominando y llegando. Mientras que los blanquinegros esperaban sus opciones al contrataque.

Los de San José de Valderas llevaron la mayor parte del pese del juego en la primera mitad. El buen trabajo en la presión dificultó mucho al Burgos CF y minimizó sus opciones. Sin embargo, el dominio del Trival Valderas en los primeros 45 minutos no pudo traducirse en goles, pese a las numerosas ocasiones. Algo que, a la larga, acabó pasándole mucha factura al equipo de Rubén Pérez. Clave para que los burgaleses pudieran marcharse al túnel de los vestuarios sin encajar ningún gol fue Samu. El portero salvó a los suyos en varias ocasiones. También el travesaño le negó el gol al Trival Valderas. De nuevo, Néstor no tuvo fortuna y estrelló un gran disparo en larguero.

Consiguió el Burgos CF aguantar las embestidas del Trival Valderas durante toda la primera parte. Sin embargo, al poco de comenzar la segunda llegaba el primer tanto de los locales. Tras un saque de esquina, en el minuto 48’ Piri, con el pecho, adelantaba a los suyos. Llegaba así por fin un primer tanto que se le había resistido al Trival Valderas durante el primer tiempo.

Pero no les duraría mucha la alegría. El Burgos CF reaccionaba rápido y Santi Miguelez estaba a punto de lograr el empate, pero Álex con una gran intervención mantuvo la portería segura. Sin embargo, pocos minutos después, esta vez sí, llegaba el empate. El Burgos FC llevaba todo el partido buscando explotar la velocidad de Larry al espacio. En una de las pocas ocasiones en las que el delantero consiguió recibir el balón con metros para correr la defensa del Trival Valderas no fue capaz de pararle y puso las tablas en el 54’.

No se vendrían abajo los verdes pese al mazazo y solo dos minutos después aparecía de nuevo Piri para hacer el 2-1. Pese al marcador favorable, el Trival Valderas no bajó el pie del acelerador y se fue en la búsqueda de un tercer tanto que les proporcionase más seguridad. Un tercer tanto que, de nuevo, Piri estuvo muy cerca de lograr. Pero poco a poco los visitantes fueron encontrándose algo mejor sobre el terreno de juego y acercándose cada vez más a la portería que protegía Álex. Hasta que en el minuto 83’ Santi Miguelez lograba la igualada con un espectacular disparo de falta desde la frontal. Pese a la buena estirada, poco pudo hacer Álex, ya que el balón fue directo a la escuadra.

Con empate en el marcador los últimos minutos de encuentro fueron de lo más vibrantes. Un ida y vuelta en el que pudo pasar cualquier cosa y que fue un placer para los espectadores. No se pueden negar las ganas que todos los jugadores pusieron sobre el campo. La emoción fue total hasta la última jugada del partido. De nuevo una falta cerca de la frontal. Pero en esta ocasión favorable al Trival Valderas. Piri, que estaba de dulce era el encargado de lanzarla. La tensión se podía cortar con un cuchillo. El disparo del extremo fue excepcional, pero se marchó rozando la base del poste y el partido acabó con reparto de puntos.

Alineación Trival Valderas: Álex; Alber, Aitor, Magan, Caro; Piri, Almendros, Sala, Chino; Néstor y Santi

Alineación Burgos CF: Samu; Pedri, Sergi, Toni, Landeira, Tudela, Larry, Santi, Árevalo, Pol, Saúl

Foto: Carlos Touriño