El Burgos Club de fútbol recibía esta mañana a un Valladolid muy competitivo que, a pesar de realizar un gran trabajo hoy, venía en una racha negativa tras cosechar únicamente un punto en sus últimos 4 enfrentamientos. Esta situación le ha supuesto caer un par de puestos en la clasificación y colocarse en cuarto lugar.

El conjunto local, llegaba al encuentro con un sabor agridulce tras haber sufrido una remontada de 2 goles el pasado domingo en el campo del Aravaca CF. Sin embargo, los burgaleses cuentan con el hándicap que les supone jugar como locales, 3 victorias y un empate en los últimos 4 enfrentamientos en casa.

Burgos 2 – 2 Valladolid

Dos equipos muy sólidos y muy bien trabajados, plasmaron un buen partido en el que, a pesar de las condiciones del césped, los burgaleses se adelantaron con 2 goles a favor en el ecuador de la segunda parte, y donde el Valladolid supo remontar e igualar el marcador en dos buenas jugadas consecutivas al final del partido.

Alineaciones:

Burgos CF: Alex, Pérez, Sergio, Frías, Palacios, Mario, Cuellar, Sedano, Koke, D.A, Sobas.

Real Valladolid: Miguel, Iker, Casado, Jesús, Héctor, Prada, Castri, Cerro, Slavy, Alui, Torres.

El partido comenzó con mucha intensidad por parte de ambos equipos, sin embargo, fue el Valladolid quien supo hacerse con el dominio del balón en los primeros compases del encuentro.

Por su parte, el Burgos logró aguantar muy bien estos primeros minutos, mostrando una gran solidez defensiva y una gran seguridad a la hora de salir con el balón controlado.

El terreno de juego fue uno de los protagonistas del encuentro, ya que, debido a la mala situacion en la que se encontraba, ningún jugador pudo plasmar su calidad en carrera con balón. También afectó a los pases en corto, debido a la gran cantidad de charcos con los que contaba.

Fue a partir del minuto 20 cuando el Burgos decidió aumentar su presión y adelantar las líneas para poner en apuros al rival. En estos minutos del partido, Sergio, lateral izquierdo del conjunto blanquinegro estuvo muy acertado en defensa, frenando la gran llegada del extremo derecho rival, Castri y aportando cierta presión en la zona de tres cuartos.

El conjunto local tomaba de esta manera la iniciativa del partido y fue capaz de anotar el primero en una gran jugada colectiva por banda derecha en la que, Pérez, debido en gran parte a la situación del césped, falló el último pase. Sin embargo, Sedano logró recuperar el balón en la frontal del área y realizar un disparo que salió desviado por encima del larguero.

En los últimos minutos de la primera parte, ambos equipos buscaban generar peligro con aperturas a banda. El conjunto vallisoletano por medio de Castri, consiguió un par de buenas  llegadas asociándose con el delantero centro Slavy, actual pichichi de la liga. Sin embargo, el dominio en este momento del partido era del Burgos.

Cuatro goles en diez minutos protagonizaron la segunda parte

La segunda parte del encuentro comenzaba con un gol del Valladolid, que, desafortunadamente para ellos, fue anulado por fuera de juego en el minuto 54.

Únicamente 2 minutos más tarde, Sobas se encontró un balón en el área que supo aprovechar para realizar un buen disparo, atajado por Miguel, el portero blanquivioleta.

A partir del minuto 60, una vez más, el Burgos se volvía a hacer con el dominio del balón, generando llegadas de peligro por banda derecha protagonizadas por Koke, quien realizó un gran trabajo en el partido recibiendo de espaldas, lanzando desmarques y asociándose perfectamente con sus compañeros.

En ese momento, el conjunto visitante, sometido a la gran presión ofensiva del Burgos, intentó buscar balones a la contra sin éxito.

En el minuto 77 por fin llegó el gol. En una jugada a balón parado, Pérez consiguió peinar un centro imposible para el meta rival. El Burgos cosechaba así el fruto merecido, debido al buen juego ofensivo que estaba plasmando sobre el césped.

Tras el 1-0, el conjunto blanquinegro lejos de encerrarse atrás, siguió intentando marcar el segundo, aprovechando así el mal momento del Valladolid.

Dos minutos necesito D.A., para recibir un pase cerca de la línea de fondo y asistir a Iago con un pase de la muerte, quien estuvo acertado en el remate y consiguió el segundo gol para el Burgos.

Cuando parecía que el partido se decantaba para los locales, Slavy recibió un balón en la frontal del área, recortó al defensa rival hacia su perfil izquierdo, y definió perfectamente frente al portero para subir el gol al marcador. En este momento el marcador era de 2-1 a favor del Burgos y todavía quedaban 10 minutos de partido.

Fue entonces cuando el conjunto burgalés tuvo un cierto repliegue en sus líneas, mostrando su imagen más defensiva, despejando únicamente balones en largo.

Con el equipo volcado arriba y sin libertad de movimientos, el Valladolid buscaba el segundo a siete minutos del final. Fue entonces cuando Torres recibió un buen pase en la media luna y realizó un gran disparo raso hacia el lado izquierdo de la portería que acabó al fondo de la red.

De esta manera se empataba el partido y llegaba a su fin. Un encuentro muy físico en el que ambos equipos supieron adaptarse a las condiciones del terreno de juego y mostrar un juego muy competitivo y disputado.