Tras el parón navideño la DH5 volvía a retomar su actividad. La jornada 17 había llegado y C.D. Móstoles y Real Valladolid se enfrentaban en los campos de Iker Casillas. Era un partido complicado para los chicos de Pablo Bueno ya que enfrente tendrían a uno de los mejores equipos de la categoría.

Estos fueron los onces iniciales de ambos conjuntos:

C.D. Móstoles: Nacho, Sergio, Álex, Ángel, Been, Carlos, Ramos, Ariel, Hingosa, Ibra y Gonzalo.

Real Valladolid: Maxi, Herva, Álex, Jesús, Amoah, Prada, Carrión, Maroto, Castri, Torres y Alvi.

Gerardo Luna

Tan solo 6 minutos le bastaron al Real Valladolid para adelantarse en el marcador. En una jugada aislada, que parecía no tener peligro, Alvi adelantó a los suyos con un gol tempranero poniendo el 0-1.

El Móstoles quiso reaccionar a este tanto y empezó a llevar la iniciativa del encuentro, generando así peligro en la portería rival. Pasado el 20’ de partido Gonzalo estaría muy cerca de empatar con un zapatazo tremendo desde fuera del área que se estrelló en el travesaño.

Castri encarriló el partido con un golazo

Con el paso de los minutos se fue igualando más el encuentro y el Valladolid esperaba su oportunidad para crear peligro a la portería de Nacho. Esa oportunidad llegó y, pocos minutos antes del descanso, Castri se sacó un magnífico disparo desde la frontal del área convirtiendo un auténtico golazo. Este tanto abría distancias en el marcador y dejaba un resultado de 0-2 al descanso.

Tras la reanudación, el equipo de Pablo Bueno salió al terreno de juego con la misma mentalidad que estaban demostrando en busca de un gol que les metiera en el partido. Otra vez sería Gonzalo el que tuvo una buena oportunidad de marcar para los suyos, pero su disparo desde la parte izquierda se marchó desviado. Gonzalo, junto a Ibra, fueron los futbolistas que más inquietaron a la defensa pucelana.

Pasó la hora de partido y el Real Valladolid resistía los intentos del conjunto local de recortar diferencias. Los chicos de Ricardo López buscaban algún contragolpe para sentenciar definitivamente el encuentro con un tercer tanto.

Maxi, demostrando su gran nivel

Maxi ya había realizado alguna que otra buena intervención y se estaba mostrando muy seguro, pero ya en el tramo final fue cuando más destacó. El portero del conjunto pucelano realizó un par de paradas magníficas salvando a los suyos de encajar un gol que pudiera poner en peligro la ventaja.

Finalmente, Maxi pudo dejar la portería a 0 y ser una de las piezas claves del encuentro. El Real Valladolid se llevó los 3 puntos en un partido muy trabajado y disputado por parte de ambos conjuntos, que se decidió por la efectividad de cara a puerta de los pucelanos. El C.D. Móstoles tendrá que seguir peleando cada partido e ir sacando los máximos puntos posibles para mantenerse fuera de los puestos de descenso.