Este sábado 15 de febrero se ha disputado el Unión AdarveAlcorcón. Era una fecha señalada en la DH5 por las circunstancias en las que llegaban al encuentro ambos equipos: ambos en situaciones que rondan, cuando no están metidos, la zona de descenso.

Sin embargo, el Alcorcón había conseguido una victoria muy importante, sobre todo a nivel moral, contra el Pinto la semana pasada. Encadenaba ya muchas jornadas echando de menos los 3 puntos. Por la parte que le toca, el Unión Adarve se las seguía viendo y deseando para conseguir una victoria. El fin de semana pasado perdió abultadamente contra el Atlético de Madrid, aunque sí se podría decir hizo un buen partido.

Unión Adarve 1 – 0 Alcorcón

La primera parte solo tuvo un dueño, que fue el Adarve. El Alcorcón salió de túnel de los vestuarios apagado, le faltó intensidad y todas y cada una de las jugadas de esta primera mitad del duelo.

El Unión Adarve planteó el encuentro primeramente con una línea defensiva muy adelantada. Tanto que en ciertos momentos había 21 jugadores en el campo del Alcorcón. Esto hizo que a los alfareros les costase horrores deshacerse de la presión y salir con el balón controlado como sí saben hacerlo. Intentaba pues coger al Adarve a la espalda con sus rápidos extremos como son Sopa y Rubén. Sin embargo, fue todo en vano.

Retransmisión del partido en directo por JuvenilDH:

El Adarve realizaba con el área del Alcorcón un acoso y derribo constante: ya sea a raíz de balones colgados al área, o con segundas jugadas, las cuales los lobos las ganaban todas. Ahí estaba la clave de la diferencia de intensidades que se vivió durante los primeros 45 minutos.

Es cierto que el Adarve atacaba y atacaba, pero suele costarle mucho marcar goles también. Esta vez igual. No fue hasta el 44, rozando el descanso, que Pepe hizo el 1-0 con un espectacular remate de cabeza. Todo nacía de un saque de banda muy cercano al área, por la parte derecha. El lateral derecho, Miguel, sacaba, recibía de nuevo, encara el pico del área y la ponía finalmente. A ese centro, que es perfecto, solo va Pepe, que despega y se alza sobre todos imparable.

La segunda parte sería una historia muy diferente. Los del Alcorcón por fin espabilaron. Fueron subiendo marchas, a la que subían los minutos jugados. Esto se sumó también a la prudencia de los del Barrio del Pilar, quienes dieron varios pasos atrás.

Durante este segundo tiempo los alfareros tuvieron oportunidades a la contra, creando desde atrás, de falta, de córner… es decir, de todas y cada una de las formas que se pueden tener ocasiones, prácticamente.

Fue clave para esto la veloz delantera y tridente de los amarillos: Rubén, Cédric y Sopa. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones acababan estrellándose con la defensa, encabezada por Chinchu, o por el portero, Iván.

Hay que destacar, a propósito de esto, el duelo futbolístico vivido entre Cédric y Chinchu: el central tenía lo que parecía una marca personalizada para el delantero del Alcorcón, lo que hizo que no acabase de brillar. Sus compañeros atacantes sí rozaron el gol en alguna ocasión: un mano a mano de Rubén hacia el minuto 70, y un larguero de Sopale venido de un centro que se envenenó.

La segunda parte se caracterizó también por acabar siendo muy brusca. Las revoluciones y las pulsaciones de los jugadores fueron aumentando, unido al cansancio, que hace que se mida peor en las entradas.

El cántaro de los alfareros fue a la fuente, pero no se rompió finalmente. Espabilaron, pero no encontraron el gol del empate los del Alcorcón, y el partido acabó con el 1-0. El Unión Adarve sufrió de lo lindo para llevarse estos tres puntos valiosísimos.

Declaraciones de Borja Bardera, entrenador del Unión Adarve

Declaraciones de Toni Paredes, entrenador de AD Alcorcon