El partido disputado este sábado entre dos equipos de mitad de la clasificación como son el UD Santa Marta y el Getafe es el típico partido de los que vale una salvación, o por lo menos sirve para no llegar a las últimas fechas en un clima de tensión, con el objetivo de la lucha por no descender en el horizonte. Así afrontaban el encuentro los dos conjuntos, con los cinco sentidos en el partido, pero mirando de reojo lo que sucedía en el AD Alcorcón-Adarve que se jugaba en territorio alfarero a la misma hora.

El UD Santa Marta llegaba al encuentro sin conocer la victoria en 2019, después de haber obtenido un punto en su último desplazamiento a Leganés, pero con tres derrotas seguidas anteriormente. El conjunto salmantino fiaba al siempre complicado Municipal de Fútbol San Casto todas las posibilidades de obtener de nuevo una victoria que le hicieran alejarse de los puestos de abajo y recuperar las buenas sensaciones. Por su parte, el Getafe llegaba como séptimo clasificado, en una zona aparentemente tranquila, pero sin poder dejarse llevar durante este tramo final de liga, porque debido a la igualdad de la categoría, y aunque tuviera muchos equipos por debajo, la realidad es que solo se encontraba a 6 puntos del descenso. Una victoria les haría mirar hacia arriba que hacia abajo en la clasificación.

La disposición del conjunto local, dirigido por Sergio Gómez estaba formada por: Kike; Boigues, Miguel, Santos, Pablo; Monte, Lladó, Joe, Mario, Gonzalo y Quinti

El cuadro visitante, entrenado por Momo, se disponía de la siguiente forma: Ruvira; Emi, Dani, Etienne, Óscar; Mata, Juancar, Alfonso, Mario, Bilar y Teddu.

El cuadro salmantino, aprovechando el empuje de su afición y el hecho de jugar en su estadio salió valiente a realizar una presión que asfixiara la salida del balón del Getafe desde el primer minuto. Hubo momentos en que sucedió, pero también consiguió el conjunto azulado salir en ocasiones y mostrar un buen trato de balón. La primera acción a destacar del partido fue la lesión de Mata, tras saltar y realizar un mal apoyo al caer. Los gritos de dolor del jugador y su gesto hacían presagiar que, en cualquier caso, no podría continuar en el terreno de juego. En su lugar entró Iñaki, casi sin calentar.

El equipo local creó las primeras ocasiones de peligro, más basadas en acciones puntuales individuales de sus futbolistas o en el aprovechamiento de errores del Getafe, que por la dinámica del partido. Fruto de ello llegaron un centro chut de Boigues que no acertó a rematar nadie y que paseó en las inmediaciones del área de Ruvira, o un disparo alto de Lladó. El Getafe, en la segunda mitad de la primera parte, era consciente de la importancia del balón parado en este categoría y a punto estuvo de adelantarse en sendos cabezazos seguidos por parte de Óscar antes de irnos al descanso, con empate en el marcador.

La segunda parte tuvo un principal protagonista, el UD Santa Marta. El equipo blanquirrojo fue el dominador principal desde el inicio, teniendo la primera ocasión en las botas de Gonzalo, en el minuto 49, donde tras una internada en el área, su mano a mano con el portero azulón, Ruvira, se marchó al lateral de la red. El UD Santa Marta, espoleado por el buen inicio, continuó con el mismo guión de partido, alternando fases de juego más directo buscando a sus hombres más adelantados con un buen manejo del balón. Por su parte, el Getafe se replegó y adoptó una posición más defensiva en el campo. Además, en varias ocasiones se precipitó realizando una gran cantidad de faltas innecesarias, que supondrían peligro en su área.

En el minuto 59 llegaría la ocasión más clara del partido hasta el momento. Tras un despiste de la defensa madrileña, Gonzalo estuvo listo y sacó rápido una falta, que acabó con el balón llegando a su goleador, Joe, que estrelló el balón en el larguero. En el 71, Quinti se inventó una espectacular jugada zafándose de sus rivales, y asistió a Eloy para que este hiciera el primer gol del encuentro, pero el disparo de este último se marcharía fuera por escasos centímetros de la portería visitante. Pero ‘tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe’, y esto es lo que sucedió en el minuto 82. El UD Santa Marta veía premiado su esfuerzo y su dominio con el gol de su delantero Joe. La jugada procede de un buen pase al espacio de tiralíneas que hizo bueno el ‘9’ del conjunto salmantino, sin ponerse nervioso en la definición, rematando muy cerca de la portería. En la celebración del gol, el segundo técnico local, Javi Sierra, fue expulsado por entrar al campo sin permiso del colegiado, producto de la euforia generado por el tanto.

El partido murió sin apenas jugarse minutos efectivos. Los locales gestionaron muy bien su ventaja y el Getafe, en su intento de poner el empate en el marcador, más con el corazón que con la cabeza, vio en el último corner del partido cómo se paseaba el balón por el área defendida por Kike, sin llegar nadie a rematarlo.

Esta victoria deja a ambos conjuntos separados por un punto, 28 del Getafe por 27 del Santa Marta, quedando a 3 y 4 puntos respectivamente del descenso, tras la victoria del Alcorcón ante el Adarve, y pendientes de los resultados que puedan darse hoy. Balón de oxígeno para los locales, que estrenaban el casillero de vitorias este año y partido que seguro servirá al Getafe para corregir los errores de cara a futuros encuentros.

Foto: UD Santa Marta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here