El Burgos CF recibía a domicilio a un Alcorcón posicionado en la parte alta de la tabla, pero con un objetivo claro, sumar los tres puntos. El equipo local sin embargo, venía de perder 1-0 ante un todopoderoso Atlético de Madrid, partido en el cual podía haber conseguido algo más, debido al esfuerzo generado por el conjunto burgalés.

Ambos conjuntos saltaban al césped con una dibujo táctico de 4-3-3 con las referencias ofensivas de Cris, por parte del Burgos (debido a la ausencia del delantero titular, Carlos, quien seguía sin aparecer en el 11 inicial, consecuencia de su lesión de rodilla); y Cedric por parte del conjunto madrileño, que ha empezado la temporada con una buena aportación goleadora.

El encuentro comenzaba con dominio del Burgos, que logró encadenar dos llegadas con peligro en los primeros 6 minutos del partido pero sin demasiada fortuna para abrir el marcador. El conjunto visitante conseguía sacar el balón controlado de su campo con buenos destellos de Rubén (dorsal 10), que estuvo muy activo en el partido demostrando una gran calidad con libertad de movimientos en el centro del campo, cayendo a banda, regateando y asociándose muy bien con sus compañeros, especialmente con el lateral derecho (Raba).

A partir del minuto 15, el equipo burgalés, consciente de la importancia del partido, comenzó a ejercer presión alta en el campo rival, lo que supuso una complicación para el conjunto madrileño a la hora de sacar el balón, provocando aperturas a banda a los extremos y desdoblamientos de los laterales, con el fin de crear peligro en los tres cuartos de campo.

Raba estuvo muy acertado en estos despliegues ofensivos, asociándose perfectamente con Rubén, y generando buenas llegadas por la banda derecha, que acabaron en córners o saques de portería, debido a una gran solidez defensiva del conjunto local, resaltando la gran aportación de Palas en el día de hoy. En este momento del partido (min 24), el Alcorcón creó gran peligro, con cuatro buenas llegadas y tres córners consecutivos, sin éxito en el remate.

Tras unos minutos de dominio ofensivo por parte del equipo visitante, el Burgos volvió a conseguir la posesión del balón con una buena aportación de Sedano en el centro del campo, bajando el balón de espaldas, defendiendo su posición y aportando tranquilidad a sus compañeros. Fue entonces cuando Koke, extremo derecho del conjunto blanquinegro, tuvo que ser sustituido por culpa de una lesión que venía arrastrando en su tobillo derecho en el 37.

En ese momento debutó Cuellar, jugador cedido por el Real Valladolid y que solo necesitó dos minutos para robar un balón en el centro del campo, originar un contrataque y asistir de manera perfecta a Cris, quien definió con claridad en un mano a mano para lograr así, el primer gol del encuentro para el Burgos CF.

Cabe destacar el gran debut del jugador, que fue capaz de generar un constante peligro a la defensa rival, colocándose en la posición de extremo izquierdo, intercambiándose de esta manera con Iago, jugador que disputó la primera parte en dicha zona del campo. De esta manera la primera parte llegaba a su fin con 1-0 en el marcador.

La segunda parte del encuentro empezaba con un contundente dominio local, generando peligro con aperturas a banda para Cuellar y Iago, poniendo en apuros a la defensa rival. El Alcorcón, por su parte, encontraba a Cedric con balones largos, que bajaba el esférico controlado, pero no lograba asociarse de manera definitiva con sus compañeros, lo que obligaba al delantero a recibir de espaldas, tratando de encarar a portería sin éxito, debido a dos grades aportaciones del portero local, Pipo.

Era el minuto 52 cuando Carlos, delantero hoy suplente del Burgos, saltaba al terreno de juego tras cuatro semanas sin jugar por culpa de un esguince de rodilla. Con inmensas ganas de volver a demostrar su calidad tras este tiempo, aumentaba la intensidad enel calentamiento de rigor en la banda y animaba a sus compañeros desde el mismo lugar.

Calentamiento de Carlos I Foto de Diego Montoya

Fue entonces cuando, en el minuto 54, una mala salida de balón por parte del portero visitante, ocasionó el segundo gol del encuentro de manos de Cris, segundo gol en su cuenta particular gracias a la asistencia de Carlos, que regateó al portero y encontró a su compañero solo frente a la portería.

Este segundo gol del equipo burgalés, fue el inicio del punto de inflexión para el conjunto de Toni Paredes, que para colmo, se quedó con un jugador menos, consecuencia de la expulsión de Barbu tras recibir la segunda amarilla por reiteradas protestas.

A partir de este momento, la frustración y resignación se apoderaron del Alcorcón, que sufría cuesta arriba los últimos compases del partido, lo que supuso un par de ocasiones claras para el Burgos, y, finalmente, el tercer gol del encuentro, protagonizado por Sedano, que se vio solo ante el portero tras recibir un pase dentro del área y definió de manera perfecta.

Pudo hacer el cuarto gol Sobas, que desperdició un remate claro dentro del área. De esta manera terminaba el partido con 3-0 en el marcador a favor del Burgos club de fútbol en un partido muy físico por parte de ambos equipos.