El último partido que nos deparaban estos cuartos de final de la Copa de Campeones enfrentaba a Real Madrid y Sevilla. Prometía ser un duelo de alto nivel, aunque en esta competición es lo normal siendo los campeones de cada grupo, aunque es cierto que el equipo de Dani Poyatos era el único que no había ganado la liga en su categoría.

Estos fueron los onces iniciales de ambos conjuntos:

Real Madrid C.F.: Altube, Alexandru, Miguel Gutiérrez, Pulido, Gila, Antonio Blanco, Marvin, Moha, Rodrigo, Baeza y Fran Rivera.

Sevilla F.C.: Alfonso Pastor, Valentino, Alcedo, Pavón, Quique, Fran, Juan Andrés, Antonio Casas, Luis Miguel Cruz, Iván y Jaime.

Gerardo Luna

El primer tramo de encuentro comenzó con ambos conjuntos muy prudentes, se tomaron con calma los ataques y no querían dar un paso en falso que les supusiera cometer algún error en defensa. Ningún equipo parecía dominar el encuentro.

Pasado el minuto 15 llegaría el primer tanto del encuentro, el conjunto madridista conseguía adelantarse en el marcador por medio de Marvin; la jugada vino tras un saque de esquina donde la zaga sevillista no pudo terminar de despejar el balón y tras un mal disparo desde la frontal el balón le llegó a Marvin que consiguió batir a Alfonso con un disparo raso poniendo así el 1-0.

El Sevilla no tardaría en reaccionar a este gol y tras un buen centro desde la banda derecha de Valentino, Antonio Casas pudo controlar el balón y batir a Altube con un disparo con su pierna izquierda, era el empate a 1. A pesar de los goles el partido no estaba siendo una ‘oda’ al fútbol para los espectadores, ya que ambos equipos querían llevar la iniciativa de juego y no había un dominador claro de juego.

Tras la primera media hora de encuentro Baeza pudo hacer el 2-1 para su equipo tras un centro pasado que le permitió rematar prácticamente dentro del área pequeña, pero su disparo se marchó fuera. Al descanso el empate campeaba en el marcador.

La segunda mitad trascurrió de forma más tranquila en cuanto a ocasiones de gol, sobre todo hasta que no se llegó a la hora de partido. El encuentro seguía en la misma dinámica y a ambos equipos les costaba generar peligro y llegar a área rival. En el minuto 65 lo intentó el conjunto de Dani Poyatos con un disparo desde la frontal del área de Gelabert, que había entrado al campo minutos antes, pero Alfonso paró bien.

El Madrid, con el paso de los minutos quería apretar en ataque y por momentos lo conseguía; minutos más tarde Miguel Gutiérrez estrelló su disparo en el poste tras un centro raso desde la banda derecha que se paseó por toda la zaga sevillista. El conjunto blanco parecía estar más cerca del gol y el equipo de Aeljandro Acejo parecía estar acusando el cansancio físico, pero también seguían intentando deshacer el empate aunque fuera a balón parado.

En los últimos minutos el partido estuvo más abierto con ambos equipos buscando el gol de la victoria, pero la ocasión más clara llegó poco antes del 90’ con un buen cabezazo de Mizzian al cual Alfonso realizó una tremenda parada para salvar a su equipo y que el partido finalizara con empate a 1, por lo que el último semifinalista se decidiría en la tanda de penaltis.

En la tanda de penaltis el Sevilla se llevó el encuentro y hay que destacar a los dos artífices de que esto ocurriera; Alfonso Pastor parando 2 penaltis y Antonio Zarzana finalizando el último con una sangre fría tremenda y tirando a lo ‘Panenka’. El equipo de Alejandro Acejo estará en las semifinales de la Copa de Campeones y se medirá al Villarreal este miércoles día 8 a las 17:00 para disputarse una plaza en la final del sábado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here