La Copa de Campeones es la competición más importante de la máxima categoría del fútbol juvenil en España, la División de Honor. Esto es así ya que reúne a los campeones de los 7 grupos y al mejor segundo de todos los grupos.

Este 2019 la competición se celebró en Vigo y los equipos integrantes fueron: Celta, Tenerife, Atlético de Madrid, Zaragoza, Villarreal, Numancia, Real Madrid y Sevilla.

Con motivo de que finaliza este 2019, queríamos hacer un recordatorio de lo que fue y lo que supuso esta competición centrándonos en el vigente campeón, el Real Zaragoza.

El análisis de Iván Martínez

Además, hemos hablado en exclusiva con su entrenador, Iván Martínez, para que nos contara y recordara la experiencia. El conjunto maño llegaba con mucha confianza tras haber realizado una temporada magnífica en la DH3 habiendo perdido tan solo un partido.

Foto: Iván Martínez

“Ya solo ganar la liga y saber que íbamos a ir allí… los chavales estaban muy contentos y con una ilusión tremenda”. Además, hacía muchísimos años que el Real Zaragoza no iba a una final de Copa de Campeones, de hecho, Iván nos destacó que la última la jugó él hace 19 años, por lo que era algo histórico.

En cuartos de final, como primer rival, tuvo en frente al Atlético de Madrid, el campeón de la DH5. Así lo recuerda el míster del Zaragoza:

“Éramos un equipo fuerte y correoso para cualquier rival, pero te toca el Atleti que en todo el año había perdido y que había marcado gol en todos los partidos de liga, incluso en la Youth League, y dices ostras”.

“Es un equipo muy completo que tiene muchas individualidades y teníamos que hacer un partido muy completo, porque era el rival más fuerte y en teoría el favorito a conseguir la Copa de Campeones”.

El equipo maño consiguió eliminar a los rojiblancos con un solitario gol de cabeza de Alejandro Francés, tras un saque de esquina. En las semifinales esperaba el anfitrión; ya en Balaídos, el Zaragoza consiguió vencer al Celta con un partidazo de Puche que hizo uno de los goles del torneo.

Una final muy emotiva

El día previo a la final, Iván nos ha contado que hubo un vídeo emotivo de los familiares con mensajes de ánimo “según terminó el vídeo, todos los familiares que habían viajado a Vigo, les dejamos entrar en el salón y estábamos todos llorando de alegría. Eso marcó un poco la ambición por ganar la final”.

En la final esperaba el Villarreal. El submarino amarillo le puso las cosas muy difíciles al equipo maño, tanto fue así que fueron a la tanda de penaltis y el campeón se decidió desde los 11 metros.

Esa tanda de penaltis fue muy tensa e Iván guarda buenos recuerdos porque tenía la confianza de que sus jugadores lo conseguirían, ya que lo habían preparado por si acaso se tenía que decidir algún pase en la tanda fatídica.

Además, nos comentó también lo que supuso ganar este trofeo: “Para nosotros ha sido un premio al trabajo de cantera que se está realizando durante años. A nivel nacional nadie se esperaba que el Zaragoza ganase y en estos momentos somos uno de los equipos que más sigue la gente”.

“Volvemos a ser una de las canteras punteras de España” Una prueba de esto es que llamen, por ejemplo, a unos cuantos jugadores del equipo maño para una pre-lista de la selección española, algo que no solía pasar en los últimos años.

Esta Copa de Campeones es una competición corta pero muy intensa en la que se reúnen las mejores canteras de España. Veremos en este próximo año quién consigue ganar el título que es uno de los más importantes a nivel nacional en este fútbol juvenil.