Emocionante partido el disputado en los Anexos al José Zorrilla entre los locales y el Getafe CF. El Real Valladolid logra ganar de nuevo tras cinco partidos consecutivos sin llevarse los tres puntos. Por su parte, el Getafe pierde la tercera posición tras esta derrota por 3-2. Los madrileños iban ganando 1-2, pero en solo cinco minutos el partido dio un giro total. Dos goles del Pucela y la expulsión de Joao, que dejaba con uno menos al Getafe, confirmaron la victoria local.

El partido comenzaría frenético, con juego rápido de ambos equipos. El primero en desequilibrar la balanza sería el Real Valladolid. Los locales dispondrían de un córner en el minuto 6 que Adrián Carrión enviaría a la cabeza de Amoah. No perdonaría el central y rompería las tablas en el marcador de una forma muy temprana.

Poco le duraría sin embargo la alegría al Real Valladolid. Poco después, en el 10’, Iván aprovecharía un pase de la muerte desde el costado del área para batir a Maxi San José y poner el 1-1. Además, tan solo 10 minutos más tarde, el Getafe volvería a dar la campanada. Álex Rodríguez llegaría desde la banda para poner un balón raso en el fondo de la red del Real Valladolid. Minuto 19 y 1-2 a favor del Getafe.

Tras la remontada de los azulones, hoy de naranja, los fantasmas volvieron a pasar por el campo del Real Valladolid. Los locales se pusieron nerviosos y trataron de llegar rápidamente al área rival con balones largos buscando a Slavy. Sin embargo, bastante imprecisos. Amoah tuvo varios errores en despejes que pudieron suponer un tercer gol del Getafe, pero el propio central supo rectificar en casi todas las jugadas. A las que no logró llegar, sí lo hizo Maxi, que completó un gran partido bajo palos.

Pese a esto, el Valladolid pudo empatar el partido antes del descanso tras una falta desde la frontal en el 40’. Maroto disparó hacia portería con mucha intención, pero el balón se estrelló contra el larguero. Esa fue la última jugada de peligro de la primera mitad.

En la segunda parte los equipos siguieron en la misma línea. Bastante intensos los jugadores, que llegaron a cometer falta en muchas ocasiones. Cuando más cerca veía el empate el Real Valladolid, apareció la figura de Álex Herrero. El guardameta del Getafe se dispuso a cortar cualquier esperanza de remontada de sus rivales. Y así lo demostró cuando Slavy, en el 56’, mandó una falta similar a la que tuvieron en la primera parte ajustada al palo bajo de su portería. Herrero se lanzó con reflejos felinos para evitar el empate.

El portero visitante aguantó todo lo que pudo, pero poco pudo hacer en el gol de Slavy. El delantero del Real Valladolid cogió el balón dentro del área del Getafe y regateó con sangre fría a Herrero para poner el empate en el 78’. El 2-2 pareció dar fuerzas a los locales, que dos minutos después marcarían el tercero. Una nueva falta, igual a las anteriores, esta vez si encontraría la red rival. Iker aprovechó la mala intuición de Herrero para clavar la pelota en la escuadra contraria hacía la que se dirigió el guardameta. 3-2 a favor del Real Valladolid.

Después del gol de los locales, el Getafe fue a por todas. Acosó a sus rivales durante los quince minutos que le quedaron al partido. Sin embargo, tuvo que hacerlo con un jugador menos tras la expulsión de Joao. El jugador azulón salió para dar aire fresco a su equipo, pero una fuerte patada en el área rival a un jugador del Real Valladolid le valió la tarjeta roja.

La roja a Joao fue una de las muchas tarjetas que el colegiado sacó en el partido. Dentro del campo había tensión y se notaba. Varias jugadas demasiado duras se saldaron con amarillas para los jugadores de ambos equipos. Eso sumado a la expulsión también de los entrenadores de las dos escuadras.

Los últimos minutos tuvieron nombre propio. El de Maxi San José. Muy seguro el portero local durante los quince minutos restantes de partido para asegurar la victoria del Real Valladolid tras un largo descuento. El Getafe lo intentó hasta el final, incluso con diez jugadores, pero no pudo romper el muro defensivo de los blanquivioletas. Por su parte, el Pucela trató de calmar el partido tomando los menos riesgos posibles y sus jugadas ofensivas se basaron en contraataques que no encontraron el gol.

Tras el pitido final, 3-2 a favor del Real Valladolid. Un resultado que les vale para adelantar a sus rivales del partido en la tabla y recuperar la tercera posición. El Getafe retrocede así al cuarto puesto, a la espera de lo que haga el Alcorcón contra el Real Madrid. Si los Alfareros ganan su partido, dejarán en quinta posición a los azulones. Importante es también el gol del Slavy que le vuelve a situar momentáneamente como pichichi en solitario del grupo 5.

Declaraciones de Ricardo López (Real Valladolid)