El encuentro de vuelta de los Cuartos de Final de la Copa del Rey Juvenil enfrentaba a Real Madrid y Barcelona en Valdebebas. El conjunto madridista traía una renta de 2 goles del Miniestadi por lo que tenía la eliminatoria muy de cara, pero el Barcelona iba a buscar remontar y pasar a semifinales.

Estos fueron los onces iniciales de ambos conjuntos en este encuentro:

Real Madrid C.F.: Altube, Álex, Miguel Gutiérrez, Mario Gila, Chust, Antonio Blanco, Gelabert, Moha, Rodrigo, Baeza y Algarra.

F.C. Barcelona: Tenas, Rosanas, Comas, Álvaro, Mika, Jandro, Peque, Antonio, Marqués, Nico y Anssu.

Gerardo Luna

Durante los primeros compases de encuentro no había un dominador claro del juego. El Real Madrid realizaba buena presión arriba con las líneas muy adelantadas para no dejar una salida de balón cómoda al equipo culé. Las primeras ocasiones fueron para el Madrid, teniendo como protagonista a Gelabert, pero los blancos no consiguieron adelantarse en el marcador. Con el paso de los minutos ambos equipos querían tener posesiones de balón más largas, el Barcelona tenía que remontar la eliminatoria por lo que necesitaba un gol tempranero que les diera confianza.

El partido estaba muy igualado, pero al equipo catalán le costaba generar peligro de cara a puerta, sus transiciones en ataque eran muy lentas y no generaban peligro a la portería de Altube. En cambio, el Madrid realizaba un juego más directo, aunque tampoco estaba preciso de cara a puerta.

La primera mitad transcurrió sin muchas ocasiones claras de gol, justo antes del descanso el Madrid pudo adelantarse en el marcador con una buena oportunidad pero Tenas salvó el gol. Al descanso el resultado era de empate a 0.

La segunda parte parecía que iba a tener la misma dinámica que la primera hasta que, en el minuto 50 el Barcelona conseguía adelantarse en el marcador a balón parado. El gol llegó por medio de Antonio, que consiguió convertir un gran cabezazo que Altube no pudo parar, era el 0-1.

El conjunto visitante, tras el gol conseguido, parecía mostrar otra cara diferente en comparación a la primera mitad, estaban incomodando más al conjunto blanco. Sólo necesitaban un gol más para empatar la eliminatoria y el equipo de Denis Silva no quería dejar pasar la oportunidad. Ante este cambio de dinámica, Dani Poyatos reaccionó y pasada la hora de partido realizó un doble cambio y dio entrada al campo a Fran y Marvin, buscando aire fresco en los suyos para intentar marcar un gol que les devolviera a la tranquilidad. Denis Silva dio entrada al campo también a Serrano.

Gerardo Luna

Ya en el último tramo de encuentro, cuando más cerca parecía el Barcelona de poder empatar la eliminatoria, llegaría un terrible varapalo para el equipo culé y una alegría para los blancos; el capitán madridista, Antonio Blanco, robaba un balón en el centro del campo y vio a Tenas adelantado, por lo que realizó un gran disparo desde el medio del campo y pudo batir al guardameta culé con un auténtico golazo. Era el empate a 1 y el gol de la tranquilidad para los de Poyatos para los últimos minutos de encuentro, ya que la eliminatoria se ponía con 3-1 para el equipo madridista.

A pesar del gol, el Barcelona no se rendía y en los últimos minutos tuvo alguna que otra ocasión de gol para volver a recortar distancias, pero los locales no encajaron más goles y el partido finalizaría con empate a 1 (global 3-1). El Real Madrid se clasifica a las semifinales de la Copa del Rey Juvenil y ya espera rival.