La ciudad deportiva de Valdebebas era el punto de encuentro donde su anfitrión, el Real Madrid CF recibía al Aravaca CF en la correspondiente tercera jornada de la División de Honor. Los merengues han empezado la temporada con buen pie, cosechando unos resultados que ya le hacen optar, como era de esperar a auparse en la tabla de la DH5. El Aravaca, más humilde y prudente pisa firma con un buen comienzo de liga, un empate y una victoria, que aunque un poco sufrida la pasada jornada le daba los tres puntos frente al Rayo Majadahonda.

La tarde calurosa del domingo disponía a ambos equipos en el terreno de jeugo y el arbitro daba el «silbatazo» de salida al partido. Los de Dani Poyatos sacaban un sistema 4-3-3 frente a una alineación en 4-4-2 de los arlequinados. En los primeros minutos, el Real Madrid hacía gala de su dominio del juego y sacaba el balón jugado desde la defensa, frente a un rival que se mostraba prudente y replegado en su campo.

A pocos minutos del inicio, un balón proveniente de la banda izquierda, ponía el 1-0 en el marcador obra de Pablo Ramón, y minutos después en el 19, un pase en profundidad de Aparicio lo remataba Franco en le área poniendo el 2-0 para los merengues. Las cosas no empezaban bien para los chicos de Oscar Martos, que sin haber cumplido la mitad de la primera parte, ya veían las diferencias en el marcador. La cosas se complicaba porque, lso chicos de la fábrica hacían buen uso de su juego y el Aravaca se resignaba a ver como la presión del conjunto blanco, se hacía cada vez más y más fuerte sobre su campo y sobre el área de Rodrigo.

Aún así, los arlequinada plantaban batalla al titán blanco; en le 24 un saque de esquina del local bien despejado mantenía el marcador a raya. El Aravaca se veía obligado a defender con seis jugadores y el Madrid se veía como dominador del encuentro.

Una falta a favor de los visitantes suponía la primera aproximación de estos al área de Toni; mientras, el Madrid continuaba jugando por las bandas iniciando el juego a cada paso buscando los centros y remates dentro del área.

En el 43 una jugada desde el centro del campo precedía a un pase interior que caía en las botas de Aparicio, el 7 blanco que subía el ultimo tanto de la primera parte, el 3-0.

La segunda parte continuaría la estela de la segunda; de hecho, el Real Madrid, salía con las pilas recargadas a modo del conejito del anuncio, se erigía como dominador claro del encuentro, y no daba tregua a un Aravaca que no podía mas que replegarse e intentar cortas las acciones de su rival.

Llegados al 50 , un pase de Vassilakis sobre Aparicio suponía el 4-0 en el marcador, y en le 52, era Franco el que daba el pase a Martín para marcar el 5-0.

Oscar Martos procedía con los cambios entrando al campo Gonzalo e Íñigo, peor este hecho no podía evitar una jugada individual de Arribas que plantaba el 6-0. En el 67 la presión del Madrid era tal, que una jugada de estrategia era rechaza por los chicos del Aravaca, el cuero le caía a Aparicio, que desde fuera del área remataba un cañonazo con la pierna derecha que subía el séptimo en Valdebebas, 7-0. El Madrid sustituía a Santos por Dotor y Pablo Ramón por Guerrero, y en un saque de esquina en el 73 Pablo Rodríguez remataba al palo del Rodrigo sumando el 8-0.

El Aravaca , consciente de la adversidad tiraba de orgullo y en un saque de esquina Marcelo remataba de cabeza superando a Toni, marcando el que sería el único gol del Aravaca CF, pero demostrando que el Madrid no era intocable. Sin embargo el partido aún tenía minutos y en el 87 llegaría el último tanto del encuentro, que también sería para los merengues; Eneko, lanzaba un disparo desde fuera del área que ponía el 9-1 al marcador en Valdebas.

 

La próxima jornada el Real Madrid visita Valladolid para enfrentarse a los blanquivioletas que vienen fuertes tras vencer al Rayo Majadahonda por 0-3, mientras que el Aravaca recibe la visita de la Extremadura UD, que también salio victoriosa frente al Getafe CF.