El equipo de Vallecas es sin duda uno de los grandes clubes que sabe exprimir al máximo a su cantera. Sin duda, grandes jugadores como Amaya, o actualmente Embarba han salido de la cantera del Rayo Vallecano, logrando debutar con el primer equipo y dar el salto a otros conjuntos donde continuar su proyección.

Un equipo de barrio, donde muchos jugadores se han dejado la piel y se han quedado toda su vida prácticamente en el Rayo Vallecano. Sin pensarlo, Amaya sería el claro ejemplo. El hermano del actual técnico del juvenil “A”, logró debutar con la franjirroja en 2005 y dejar huella en la zaga defensiva. Sin irnos tan lejos en la historia y entrando en la segunda década del milenio, encontramos a grandes jugadores como Lass Bangoura. El guineano consiguió debutar en 2011 con el conjunto en Segunda División, haciéndose un hueco en la banda con una gran velocidad, que a día de hoy puede seguir utilizando en el equipo franjirrojo.

Otro de los grandes atacantes que ha tenido el Rayo Vallecano es Leo Baptistao. En 2010, formó parte del equipo juvenil y tras dos años de duro trabajo, Paco Jémez le dio la oportunidad y debutó con el primer equipo. Tal fue la calidad del brasileño, que el Atlético de Madrid no dudó un instante en hacerse con la ficha del delantero.

Adrián Embarba, un gran referente en el centro del campo. Debutó en la temporada 2013/2014 y ha sido uno de los mejores centrocampistas que ha militado en el Rayo Vallecano hasta la fecha. Su calidad y gran control de balón le catapultaron al RCD Espanyol, donde actualmente juega en Segunda División.

Pasamos a jugadores más jóvenes como Joni Montiel, que sigue vistiendo la franjirroja actualmente. Tras un breve transcurso en el CD Toledo y Deportivo Fabril, el jugador se ha asentado en la plantilla de Andoni Iraola, y puede presumir de disputar grandes minutos para su equipo como revulsivo en la zona atacante del campo.

Por último, en esta recopilación de jugadores canteranos que han logrado pasar al primer equipo en el club rayista, tenemos a Fran Beltrán. El madrileño de tan solo 21 años se forjó en la cantera vallecana y dio el gran salto en 2017, donde pasó a ser titular de la noche a la mañana. Duros esfuerzos y constancia en el trabajo le hicieron dar el salto al RC Celta de Vigo, donde actualmente disputa los partidos.

Así, con estos ejemplos podemos ver que el Rayo Vallecano es un conjunto que cree en su cantera. A su vez, los técnicos que pasan por los banquillos de Vallecas reciben esa mentalidad de utilizar a jugadores que suben del juvenil. Actualmente, el caso más destacado es el de Miguel Ángel Morro. El guardameta ha sabido gestionar perfectamente sus habilidades en las jornadas que Dmitrievski ha estado ausente. De este modo, podemos ver la confianza que muestran todos estos jugadores, al tener tan buena relación a lo largo de todos los filiales del club.