El Rayo Vallecano afrontaba el partido frente a los de aluche como una final. Tres jornadas que si saca tres puntos en cada una puede colarse en la zona alta de la tabla. A priori, el colista no iba a ser un equipo muy peleón, por lo que no le costaría mucho llevarse los tres puntos. Por otro lado, Los Yébenes es un equipo que lo tiene muy complicado y trata de rascar algún punto en estas últimas jornadas.

Rayo Vallecano 5-0 Yébenes-San Bruno

El partido comenzaba con un gran ataque del equipo local, generando ocasiones y apretando al rival al máximo. Tal fue esa intensidad, que en el minuto 7, un gol de Pablo Muñoz abría el marcador a pase de Asier, siendo una vez más el pilar del Rayo. Los visitantes estaban siendo dominados por el equipo de Amaya, por lo que tenían que reaccionar. Y así fue, pocos minutos después consiguió dar al palo para intentar meterse al partido, pero sin fortuna.

La defensa de Los Yébenes no ponía mucha oposición a los franjirrojos, por lo que no tardaron en anotar el segundo. En el minuto 20, Vela anotará en una jugada de córner aislada y en el 25 Asier transformará un dudoso penalti para el Rayo Vallecano. Con tres a cero en el marcador, el partido estaba prácticamente sentenciado. Minutos más tarde Los Yébenes tendrán una gran ocasión con una falta en la frontal que no entró por poco tras rebotar en un defensa.

Los minutos se iban acercando al descanso y el Rayo se limitaba a tocar la pelota y a controlar el partido. Por ello, una vez pitó el colegiado, los vallecanos se irían con tres goles a cero en los primeros 45 minutos.

Con el comienzo de la segunda parte el equipo salió enchufado y anotó el cuarto a los cinco minutos. Baladía hizo un gran chut desde la frontal con la zurda, que lo mandó a la escuadra del meta visitante. En el 54 Asier hará el cinco a cero tras una jugada donde Baladía dio con el balón mordido al palo.

Los siguientes minutos del partido se basarán en ocasiones para los de Amaya de anotar más goles en un partido que ya estaba sentenciado. Los Yébenes no pusieron mucha oposición en el partido, y el marcador se quedaría con los cinco tantos. Destacar una falta de Bettoni en el 85, que recibió una tarjeta roja por dar una patada sin balón al lateral derecho rayista.

Cinco minutos después, el árbitro pitó el final del partido. 90 minutos donde el Rayo Vallecano se sintió muy cómodo y ve cada vez más cerca la posibilidad de subir de posición. Por otro lado, Los Yébenes-San Bruno no dieron mucha guerra a los franjirrojos y acabaron el partido con uno menos y sin anotar ningún gol.