El frío y el Leganés llegaban a Majadahonda para abrir la jornada diez del grupo 5 de la División de Honor. Mejor situados los pepineros en la tabla, con quince puntos, y cerca de las primeras posiciones, mientras que el Rayo Majadahonda comenzaba el encuentro un puesto por encima del descenso, con el objetivo de sumar los tres puntos para alejarse lo máximo posible.

Pocos cambio en ambos equipos con respecto al anterior partido. Las alineaciones fueron los siguientes:

Rayo Majadahonda: Nico; Casa, Jorge, Pablo (Tito, 57’), Paul; Alberto, Facu (Sergi, 46’), Del Val (Enzo, 87’); Dante, Dumi y Ruizma (Cuesta, 57’).

Leganés: Álvaro; Alberto, Parra (Mario, 70’), Tahif, Jacobo; Expósito, Rentero (Juanchi, 73’); Souccess (Naim, 59’), Navarro (José, 59’), Amis; Nabil.

Rayo Majadahonda 1-0 Leganés

Pudo afectar el clima al devenir del partido, especialmente en los primeros minutos. Frío, viento y lluvia, y dos equipos con mucha intensidad, en algunos momentos demasiada, provocaron que no se viera la primera ocasión hasta el minuto 20. Una falta al borde del área, lanzada por Álvaro del Val se marchaba por encima de la portería defendida por Álvaro.

El tiempo transcurría sin que pasara nada reseñable, hasta que en el 35’, un disparo de Ruizma desde la frontal sorprendía por arriba a Álvaro, colándose en la red rozando la escuadra derecha. Este gol llegó en un momento en el que el Leganés había recibido tres amarillas en menos de diez minutos, y parecía que los pepineros estaban fuera del partido.

Ruizma celebra con la grada su gol | Foto: Marcos Pérez

El descanso llegó con mejores sensaciones para el Rayo Majadahonda, además de la victoria momentánea, mientras que el Leganés volvía a firmar una mala primera parte, sin apenas acercarse a portería rival.

Segunda parte pepinera

David Bohega consiguió que sus muchachos mejorarán tras la charla del descanso, creando en la segunda mitad todas las ocasiones que no hicieron en la primera. A los diez minutos de la reanudación, el árbitro señalaba penalti sobre Alberto, tras un derribo del defensa en el área local. Nabil fue el encargado de cobrar la pena máxima, pero su disparo, bastante centrado, lo adivinó Nico, que lo detuvo y se convirtió a partir de esta acción en el protagonista del encuentro.

El Rayo sabía lo valioso que era su botín y no dudó en defenderlo, dando un pasito atrás y dejando las acciones de peligro para la contra. El Leganés metió sexta y aceleró, viendo que se acercaba el final y no lograba el empate. Pero Nico, una y otra vez, alejaba a los visitantes de su objetivo, impidiendo que perforarán su portería.

El tiempo se acababa, y en el descuento los locales pudieron ampliar su ventaja con un contraataque que detuvo Álvaro, evitando el segundo tanto. Justo después de esta acción, el árbitro señalaba el final del encuentro, con victoria por la mínima para los de casa ante un Leganés que volvía a lamentar su mala primera mitad.

Con estos tres puntos, y portería a cero, el Rayo Majadahonda pega un salto en la clasificación y asciende al octavo lugar con 12 puntos, al menos de forma momentánea hasta que se jueguen el resto de encuentros. El Leganés se estanca en el sexto puesto, con 12 puntos, pudiendo ser superado por Aravaca y Extremadura al final de la presente jornada. Rayo Vallecano y Real Madrid serán sus respectivos rivales la próxima semana.

Declaraciones de Alberto Álvarez, entrenador del Rayo Majadahonda

Declaraciones de David Bohega, entrenador del Leganés