Una lluviosa tarde de domingo, de las de peli y manta, acogía al Alcorcón – Rayo Majadahonda en esta jornada número 13 del grupo 5 de la División de Honor. La peli y manta se sustituyó esta vez por botas mojadas y charcos.

Alcorcón 0 -2 Rayo Majadahonda

El Alcorcón venía arrastrando dos empates, y además en casa la racha era de derrota y empate. Hoy se ha sumado una nueva derrota en casa. El Rayo Majadahonda ha conseguido la victoria por 0-2 de una forma muy trabajada y merecida.

El partido comenzaba de una forma muy incontrolable. Ni unos ni otros acababan de poner pausa al juego, que iba de un lado a otro frenéticamente. Así estuvo durante los primeros 20 minutos. Después los equipos estuvieron más calmados, aunque seguía sin haber un dominador claro.

Las oportunidades más caras de gol para los dos aparecían a balón parado. Primero la tuvo el Alcorcón. Aitor Blanco cabeceaba un córner derecho, pero llegando apurado, el balón se marchó alta. El siguiente turno fue del Rayo Majadahonda. Tito, que es muy potente por arriba, remataba una falta escorada que ponía Dumi en el área. El remate se marchó bastante más cerca de la portería que el de Aitor.

Era un aviso de Tito. A la siguiente que tuvo, en el minuto 40, no se le fue cerca, se le fue directamente a la red de la portería. El Majadahonda se ponía por delante 0-1 gracias a una de sus especialidades, la cual se nota que está muy trabajada: los córners. El cabezazo es espléndido. Arranca desde muy atrás y conecta con el balón por detrás del punto de penalti. Le da así una fuerza al esférico que lo hace un balón imposible para Jorge Soto, portero del Alcorcón.

Alcorcón - Rayo Majadahonda

Con este escenario, los jugadores se irían a los vestuarios para retomar fuerzas y que los entrenadores les diesen las instrucciones necesarias para afrontar la otra mitad que aún faltaba. El partido seguía abierto.

El encuentro cambió totalmente en la segunda parte. El Alcorcón fue arriba, fue a por el partido. Subió líneas y la presión alta hacía sufrir a los de Majadahonda.

Las ocasiones las tenía, al igual que la posesión y el dominio, sin embargo, el gol de los amarillos disolvía con la lluvia, que no paraba, sino que iba a más.

El conjunto local lo intentaba combinando en jugada o con balones aéreos nacidos de faltas o córners, pero hoy no iba a ser el día. De hecho, no solo no acertaban arriba, sino que cometían fallos atrás y en la salida de balón que acabaron por matarlos.

El segundo gol de Rayo Majadahonda se originó en una pérdida en zona de creación, que provocaba una contra en superioridad para los visitantes. Tras el corte, el Rayo abría a banda, centraba, y Ruizma remataba de cabeza solo en el punto de penalti.

A pesar del mazazo, el Alcorcón siguió insistiendo. No bajaba los brazos, y el Rayo Majadahonda, haciendo los deberes, reculaba y se quedaba cerrado en su campo convirtiendo su portería en un fortín impenetrable hasta el pitido final del árbitro.

El Rayo Majadahonda sale del Anexo del Santo Domingo con 3 puntos valiosísimos para ellos y mirando ya a un equipo complicado como es el Unión Adarve, su próximo rival. El Alcorcón en cabio, parece que ha caído en un bache, en general y en concreto en su campo. Su próxima cita no mejora la situación pues el Real Madrid, un equipo siempre complicado.