Hace 7 años daba comienzo la primera edición de la UEFA Youth League. La competición europea por excelencia de clubes a nivel juvenil empezaba a rodar en la temporada 2013/2014,  con 32 equipos de las canteras de los clubes más potentes del viejo continente.

Atlético de Madrid, Real Madrid, Real Sociedad y FC Barcelona fueron la representación española en el torneo europeo. Los cuatro tuvieron un papel destacado en la competición, pues fueron campeones de sus respectivos grupos. Sin embargo, colchoneros y `txuri-urdines´ no pudieron continuar su camino más allá de Octavos de Final. Manchester City y Schalke 04 fueron los verdugos de ambos equipos en un torneo caracterizado por la presencia de dos equipos españoles en la Final Four de Nyon.

El Estadio de Colovray en Lyon fue testigo de la llegada de Real Madrid y FC Barcelona en una Final Four donde hubo suerte dispar para ambos equipos. Mientras que los merengues cayeron por goleada frente al Benfica en una generación donde ya destacaba un joven Gonçalo Guedes por 0-4. En el caso de los azulgranas fue distinto, pues se impusieron por 0-1 al Schalke 04 de Leroy Sané y Tilo Kehrer, jugadores del Manchester City y de Paris Saint Germain en la actualidad respectivamente.

LA GRAN FINAL

El 14 de abril de 2007 se celebró la primera final de la UEFA Youth League. Munir El Haddadi dio un golpe sobre la mesa anotando dos goles, uno de ellos desde el centro del campo. Rodrigo Tarín abrió la lata para los blaugranas a los nueve minutos del partido. Dirigidos por Jordi Vinyals (un entrenador de larga trayectoria en el fútbol español y catalán, y que tuvo como último periplo la Liga China), los azulgranas conquistaban la primera UEFA Youth League.

LAS FIGURAS DEL CAMPEÓN

Aquella generación del FC Barcelona tuvo dos nombres que se han consolidado en el fútbol de máximo élite. Munir El Haddadi fue el jugador más destacado del torneo con 11 goles (máximo artillero) y 5 asistencias. Un conocido del fútbol español a pesar de sus 24 años, siendo figura reconocible del FC Barcelona, Valencia CF, Deportivo Alavés y Sevilla FC. El jugador madrieleño también sabe lo que es formar parte de la Selección Española, haciendo su debut con la Absoluta en la victoria de España contra Macedonia del Norte por 5-1 (clasificatorio a la Eurocopa).

Adama Traoré es la otra gran figura de aquella generación que ha llegado lejos. El extremo corpulento destaca por su gran paso por la Premier League, actualmente en el Wolverhampton de Nuno Espirito Santo, donde es uno de los hombres clave. Aún no ha sido internacional con España, aunque no se descarta que forme parte de la lista de Luis Enrique, pues ya estuvo en la órbita del antiguo seleccionador Robert Moreno en una de sus convocatorias.

El mediocentro camerunés Wilfrid Kaptoum, actual jugador de la UD Almería, es otro de los jugadores destacados de aquella generación.

 

LAS FIGURAS DEL TORNEO

Además de Adama Traoré, Munir, Sané, Kehrer o Guedes, hubo más jugadores que han destacado por su asentamiento en el fútbol de máxima élite. El lateral Davide Calabria es la mayor representación del AC Milán de aquella generación. Otro gran zaguero, Presnel Kimpembe, destacó de aquella camada del PSG. Andreas Christensen y Ruben Loftus-Cheek destacan ahora en el Chelsea tras haber jugado aquel torneo. Serge Gnabry, actual extremo del Bayern de Munich, es el gran talento salido de aquella generación por parte del Arsenal.

Por parte de los equipos españoles, Luca Sangalli, Álvaro Odriozola y Jon Bautista han sido los máximos exponentes de aquella Real Sociedad. Otro viejo conocido del fútbol español, ahora en el Bayern de Munich como Gnabry, es  Lucas Hernández, conocido canterano del Atlético de Madrid. Por parte del Real Madrid, un talentoso Aleix Febas está haciendo carrera en el Mallorca, en La Liga Santander.

Fuente: UEFA.COM