Intenso ambiente se vivía en el complejo deportivo de Getafe CF en esta mañana de fútbol de la vigésimo cuarta jornada e división de honor. El Atlético de Madrid prácticamente indiscutible se enfrentaba al noveno clasificado, el Getafe CF.

La energía a brillaba en el terreno de juego como el sol en la mañana, y los chicos de Pablo Fernández, salían completamente dispuestos a sacar los tres puntos al líder, “dar un golpe sobre la mesa” y decir estamos aquí. En el minuto 5 el marcador de abría con un gol de Jung para el Getafe.

A pesar de este primer contratiempo, el Atlético de Madrid mantenía la calma del partido, su juego y la concentración; permanecía frío en el centro del campo, y moviendo el balón desde la bandas, en zona de creación, para acabar en la banda opuesta con cambios de orientación al otro lado y balones al área, creando ocasiones serias de peligro al rival, pero no había duda de que el Getafe era superior, desbarataba las ocasiones y creaba las suyas propias, mucho mas que el conjunto visitante.

Fruto del trabajo y la perseverancia, llegaba el gol del empate en el minuto 15, fruto de Alberto, que tras un mano a mano con Ruvira subía el primero e igualaba el partido.

En el 35 un centro de Roro a Alberto que golpeaba sólo en el área, peor el balón caía a en las manos del Ruvira. Una de las ocasiones más claras para adelantarse en el marcador.

Minuto 40, Roro tubo una ocasión clara chutando a portería un balón de Sergio, pero que no toco finalmente la red. Con resultado de empate los equipos marchaban 1 – 1 al descanso.

Salían los equipos a esta segunda parte, recibiendo las últimas instrucciones a pie de campo. Mario se quedaba solo en una jugada ante el portero y remataba con Saldaña clavado en el suelo, el esférico rebotaba en el poste, era el minuto 47, y los azulones pisaban fuerte.

En el 48 los rojiblancos marcaban el segundo, fruto de una jugada en el área que remataba de nuevo Alberto. A partir de aquí, el Getafe CF trabajaba el partido con prudencia, mantenía la calma y la intensidad pero se mostraba mucho más prudente.

En el 53 Jung salía por Hugo arropado por la grada por el trabajo bien hecho, Sergio por Del Campo en el 63, y Mario por Teddy en el 65. La primera mitad de la segunda parte recibía los cambios estratégicos de ambos conjuntos, y aunque la intensidad se mantenía, los locales no llegaban tanto como antes y se más esmeraban en desbaratar a toda costa y bajo falta las ocasiones del atlético de Madrid, que pese a generar el peligro inminente, no conseguía el chorreó de goles al que está acostumbrado en las últimas jornadas.

En el minuto 70, German es el cambio por Ferreras. A partir de aquí en el minuto 78 1-3 de penalti, obra de Alberto. Este gol hundía la moral del Getafe, que hasta ese momento se mantenía fuerte. Los nervios precedían a la tensión y esta sembraba el caso en los de Pablo Fernández, que veían como el líder de la categoría les generaba cada vez más peligro en jugadas a tres-cuatro toques por ambas bandas, y que además, veía favorecido su trabajo con las contras que llegaban hasta a la portería de Ruvira. Las jugadas en banda de Roro llegando a línea de fondo y poniéndolo todo al área terminaban por desmoralizar a un Getafe, que había trabajado muy bien el partido.

En el 82 salía Silvano al campo para reforzar el ataque, Manu salía por Coba en el 85, y en el 87 el 1-4 gol de Roro ya definitivamente sentenciaba.

Con el pitido final terminaba un encuentro en Getafe CF en que el líder volvía a sumar +3 pese al buen trabajo de los locales, que bien supieron poner en apuros a un Atlético de Madrid que, acostumbrado a golear, sufrió bastante en la primera parte pero que goza de una forma física inmejorable y lo demuestra jornada a jornada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here