El equipo madrileño sacó una victoria vital en Almendralejo ante un rival directo en la lucha por el descenso. El Extremadura encadena cuatro derrotas seguidas que le sumergen de lleno en la lucha por el descenso con 21 puntos.

 

Extremadura 1-2 CD Móstoles URJC

 

Ángel Gutiérrez regresaba al banquillo de Almendralejo tras un fugaz paso de José Antonio Ruíz dirigiendo el juvenil del conjunto extremeño. Con el revuelo en los banquillos, el equipo encadena la racha más complicada en lo que llevamos de temporada, dejando a un lado la solvencia que mostraban al comienzo del año.

Almendralejo dio vida a un Móstoles que venía en caída libre acumulando cuatro derrotas seguidas, una de las primeras diez finales que le quedaban a cada uno de los dos conjuntos. Amanssour en el 35’ adelantó a los visitantes y De Cordoba subía el segundo en el marcador antes del descanso. En la segunda mitad, Amaya maquillaba el resultado a los siete minutos para ponerle emoción al partido, pero ni con esas los de Ángel Gutiérrez lograron la machada.

 

Final de temporada agónico para ambos conjuntos

El Extremadura tiene ahora la obligación de sacar algo positivo en su próxima jornada visitando la cancha del Rayo Majadahonda, más si cabe que un Real Madrid líder y arrollador llegará a tierras extremeñas en dos semanas. En la recta final de la temporada el Extremadura tiene un mes de marzo de escándalo. Pinto, Santa Marta y Badajoz, tres rivales directos que dictarán sentencia para el futuro de los juveniles.

El Móstoles, que con esta victoria salen de los puestos de descenso, respiran una semana más y cogen fuerzas para lo que también les viene por delante. Reciben al Santa Marta en la próxima jornada y visitan al Badajoz en la siguiente. Ahí es nada para los de Pablo Bueno, que tienen una última jornada contra el Unión Adarve en lo que puede ser el partido de la temporada.