Han tenido que pasar cuatro jornadas, pero por fin, en el partido de la cuarta jornada de DH5 contra el Atlético de Pinto, el CD Móstoles URJC ha logrado su primera victoria de la temporada. Y además lo ha hecho por todo lo alto, con un contundente 3-1. Un resultado que supone una inyección de moral para los mostoleños.

Igualdad en la primera mitad

A diferencia de la segunda mitad, en la que el CD Móstoles URJC fue superior a sus rivales, durante el primer tiempo el encuentro estuvo bastante igualado. Comenzó algo mejor el Atlético de Pinto. Los jugadores dirigidos por David Samaniego generaron mucho peligro, principalmente por la banda izquierda. Por ese costado estuvieron muy activos en el comienzo del partido tanto el carrilero Sánchez como el extremo Antonio. Y por este costado llegaron las mejores ocasiones del primer tiempo para el Atlético de Pinto. Costa, el delantero del conjunto visitante gozó de tres buenas ocasiones en la primera mitad. El “9” demostró su poderío, pero no fue capaz de definir con la suficiente precisión para adelantar a los suyos en ninguna de las tres ocasiones. También Keita, con su gran conducción y velocidad creo peligro cuando pudo encarar a sus rivales.

Por su parte, el CD Móstoles URJC tenía más el balón. Pero le costaba mucho generar peligro a través de la posesión. El Pinto recuperaba en posiciones intermedias con mucha frecuencia y estaba haciendo daño a los locales con un juego muy directo. Sin embargo, poco a poco los locales se fueron asentando sobre el terreno de juego y las ocasiones no tardaron en llegar. Dos balones al larguero de Pichi estuvieron muy cerca de adelantar a los locales. El primero en un despiste defensivo que Pichi muy atento estuvo a punto de penalizar. El segundo en una gran conexión con Alberto, que el número 9 finalizó con un gran disparo. Sin embargo, pese a las buenas ocasiones de ambos equipos, llegábamos al descanso sin goles.

Lluvia de goles tras el descanso

En este sentido, el segundo tiempo fue diametralmente distinto, puesto que los goles no dejaron de llegar. El conjunto dirigido por Jesús Miranda estuvo más metido en el partido durante la segunda mitad, lo que le valió para doblegar a sus rivales. Clave en la mejora del equipo fue el mediocentro Hugo. El centrocampista tomó galones en la salida de balón de su equipo y ayudo con son gran trabajo con balón a superar la presión del Atlético de Pinto con mayor facilidad que en la primera parte.

El primer gol del partido no llegaría exento de polémica. El central del Atlético de Pinto, Beltrán, héroe en el partido contra el Getafe, cometió un penalti muy discutido por los jugadores visitantes. El encargado de transformarlo fue el capitán, Alberto García, que lograba su primer tanto de la temporada. Cuando casi ni nos había dado tiempo a volver a sentarnos en los asientos llegaba el segundo. Borrasca, que había entrado pocos minutos antes, aprovechaba un desajuste de la defensa del Pinto, para batir a Carlos, con un buen cabezazo.

Con el 2-0 en el marcador, los de David Samaniego subieron de marcha. Fueron muy intensos, jugando al límite en muchas ocasiones. Querían recuperar el balón cuanto antes y salir muy directos a por el gol. Sin embargo, este ímpetu ofensivo entrañaba su riesgo. Algo que el CD Móstoles aprovechó para hacer el tercero a la contra. El encargado de sentenciar el partido para los locales fue el lateral derecho Rober.

Sin embargo, pese al resultado desfavorable, hay que resaltar la actitud de los jugadores del Atlético de Pinto, que en ningún momento bajaron los brazos y que, de hecho, lograron recortar en el marcador. En la que viene siendo ya una de las jugadas a las que más provecho le sacan los de Pinto. De nuevo, como en anteriores encuentros, Beltrán conseguía anotar en una jugada a balón parado. El central se ha convertido en toda un arma ofensiva para los suyos. Los visitantes, aupados por el liderazgo de un Ángel en el medio del campo, que se echó a la espalda a los suyos, estuvieron cerca de hacer el segundo tanto. Pero finalmente, el marcador no se volvió a mover en los Iker Casillas y el CD Móstoles URJC obtuvo sus primeros tres puntos del curso.