La dirección deportiva del CD Badajoz ha tomado la decisión esta semana de cesar a Miguel A. Espejo como entrenador al frente del conjunto juvenil pacense de División de Honor, siendo una decisión unánime de la dirección deportiva y los responsables de fútbol base. El club destaca en un comunicado la labor, dedicación y trabajo desarrollado por el técnico desde su incorporación al conjunto de la Academia desde hace algo mas dos años, incluyendo su colaboración con primera plantilla del club.

Apenas hace unos meses, el club anunciaba su continuidad al frente del juvenil para la categoría División de Honor de cara a la próxima temporada. Presentaba al juvenil A como la “joya de la corona” del club, tras haber estado alejado de dicha categoría durante 11 años y desarrollaba un amplio proyecto iniciado años atrás, que culminaba con el paso del equipo a la máxima categoría juvenil. De hecho, con el ascenso del Nacional cinco jornadas de antes de lo previsto, con solo dos derrotas y a 16 puntos de diferencia sobre el segundo clasificado, el C.D. Diocesano «B».

Obviamente los méritos del técnico van más allá, tomando las riendas del equipo en situación de descenso de Nacional a Regional en la temporada anterior, (2016-2017), a petición del club y a mitad de la temporada; pasando de estar bajo su gestión, penúltimo en la jornada 11, a finalizar la temporada en cuarta posición, llegando a la final de Copa Federación, y al año siguiente, prácticamente ya en el mes de diciembre con un pie en la División de Honor.

En un comunicado que emitió a través de las redes sociales, el técnico anunciaba que la decisión se la transmitió el director deportivo, Óscar de Paula, y manifestaba que no entraba a valorarla, sino solamente respetarla. Seguro y responsable, Espejo lamentaba no haber podido cumplir con las expectativas generadas y destacaba la “autocritica” como medio para mejorar la situación del conjunto pacense.

Y es que no solo los resultados podrían haber influido en la decisión final, ya que extraña que hace tan solo cuatro meses, el club daba el visto bueno a la continuidad del técnico al frente de su gran proyecto y apenas han transcurrido cuatro jornadas de liga.

¿Qué ha ocurrido entonces?, No es comprensible por tanto que solo los resultados sean el causante de la decisión, sino otros componentes en cuanto a la gestión interna del club que se tornan ambiguos; y es que al final, la confianza es imprescindible, tanto en el entrenador, los jugadores, en el cuerpo técnico, etc, mas en el fútbol, y aún más si cabe en la categoría, que de por sí, es bastante compleja; a veces los resultados no acompañan, y los equipos pasan por altibajos, etapas mejores y peores, donde necesitan adaptarse en un corto, medio o largo periodo de tiempo. Cierto es que el inicio de temporada no ha sido el deseado para los blanquinegros, aunque con derrotas más o menos ajustadas y frente a rivales potentes como Atlético de Madrid todo parezca en contra.

Con la conciencia tranquila y pidiendo disculpas por las posibles molestias que hubiera podido causar en su labor como representante de la entidad, Espejo se despedía agradecido del Club, por el que siente devoción, incluyendo a compañeros técnicos, aficionados, directivas y personal. Por el momento el equipo queda en manos de Germán Rojas, segundo entrenador y coordinador de la Academia así como parte del cuerpo técnico.

Desde juvenildivisiondehonor.com deseamos la máxima de las suertes a Miguel A. Espejo, en los nuevos proyectos al frente del Club y/o los que le depare su futuro profesional.

Foto: CD Badajoz