El cuadro colchonero remató al equipo extremeño gracias a una excelsa primera parte. Alberto Moreno con un doblete, Carlos Martín y Diego Lorenzo finiquitaron a un Villanovense atrevido, pero que acusó el desgaste progresivamente. Héctor Peña,  Carlos Rojas y Yoel redondearon la goleada. Un gol en propia de Joao trajo el gol del honor visitante. El Atlético acabó con 10 jugadores por la expulsión de Rojas.

Atlético de Madrid 7-1 UD. La Cruz Villanovense

Tarde soleada y futbolera la que brillaba en el Cerro del Espino. El Atlético de Madrid afrontaba el compromiso ante la Cruz Villanovense. Un duelo que amanecía como un trámite. Los rojiblancos continuaban con la persecución al Real Madrid. Aún con tres partidos pendientes para la formación de Antonio Rivas, era máxima obligatoriedad resolver este encuentro para mantener viva la pelea por el liderato. Los extremeños, ya sin opciones de salvar la categoría en la primera fase, partían con la misión de arañar algún punto de cara a la segunda fase.

ALINEACIONES

Atlético de Madrid: Ñete, Ibra, Corral, Javi Gómez, Joel, Serrano, Carlos, Abraham, Diego, Moreno y Rojas.

UD La Cruz Villanovense: Muñoz, Mario, Satu, Placi, Ñete, Javier, Óscar, Álvaro, Abel, Miguel y Javi Alonso.

Los colchoneros resuelven en la primera parte

La diferencia entre los dos equipos quedó latente desde los primeros compases. El Atlético descargó el juego por la banda izquierda a través de Carlos Rojas y entre líneas con Carlos Martín. Ambos firmaron una pareja letal que intimidó al Villanovense de salida. En el minuto 7, crearon su primera ocasión, pero en el 10 consiguieron abrir la lata gracias a un penalti transformado por Alberto Moreno. Todo hacía presagiar que, inminentemente, llegarían más.

Los visitantes no se desanimaron y, gracias al desborde por el costado derecho de Óscar, obligaron a su rival a emplearse a fondo en defensa. A balón parado, el Villanovense pudo marcar en más de una ocasión. Sin embargo, los esfuerzos fueron en vano cuando la pegada rojiblanca apagó sus ilusiones. En el minuto 28, el Atlético anotó el segundo gol por medio de Carlos Martín. Derechazo para poner un colchón de por medio.

Los hombres de Antonio Rivas no cesaron y olieron la oportunidad de cerrar el encuentro al descanso. En el minuto 38, otra jugada colectiva desembocó en el doblete de Moreno que aprovechó el rechace tras el remate de Diego Lorenzo para sentenciar el partido. Los rojiblancos se mostraron muy verticales mientras que su rival acusaba el esfuerzo. Lorenzo se redimió de la ocasión anterior y puso el cuarto en el marcador en el 45. El Atlético rozó, si no la alcanzó, la perfección en la primera parte. Partido sentenciado al descanso.

Tarde plácida de goles

El Atlético no se dejó llevar por el resultado abultado. Salió con el colmillo afilado tras el descanso para continuar con el festival. Héctor Peña entró de relevo tras el descanso y solo tardó cinco minutos para sumarse a la avalancha goleadora y anotar el quinto tanto. Carlos Rojas realizó una primera parte excelente, pero le faltaba la firma anotadora. Después de una serie de oportunidades en las que no encontró suerte, recibió su premio. La fortuna está reservada para los que la buscan y el extremo lo demostró. Seis goles en 55 minutos. El Villanovense estaba fundido, pero dio la cara pese a la inercia goleadora de los locales.

El partido cayó de ritmo inevitablemente. Sin embargo, los últimos 15 minutos reservaron acción. La peor noticia del encuentro para el Atlético fue la expulsión de Carlos Rojas por un codazo. Acción que puede penalizar a su equipo de cara a los próximos compromisos. En el minuto 85, el árbitro señaló otra pena máxima a favor de los locales. Joel se encargó de ejecutarla. Séptimo tanto rojiblanco. El Villanovense aún tuvo tiempo para sumar el gol del honor por medio de Joao en propia puerta. El Atlético finiquitó el trámite rápidamente y se mantiene a la estela del Real Madrid con 35 puntos, esperando el fallo de los blancos. El Villanovense ya piensa en la segunda fase.