Empezaba la mañana de domingo en el Cerro del Espino, para acoger el partido que podía confirmar la victoria definitiva del Atlético de Madrid en la liga División de Honor. El rival en este caso era la Unión Deportiva Santa Marta, que pese a estar salvado de la zona de descenso y venir de dos victorias con Aravaca y Extremadura se enfrentaba al líder indiscutible del Grupo 5, y por tanto un partido difícil.

La lluvia caía levemente en El Cerro y ambos conjuntos salían al campo, los locales con la intención de dar el juego y espectáculo al que tienen acostumbrada a la categoría y el Santa Marta, dispuesto a competir ante el líder.

Apenas al minuto de empezar el partido, Roro Riquelme marcaba el 1- 0 para su equipo, gol que hacía mucho daño a los salmantinos y les ponía las cosas difíciles. Los de Sergio Hernández procuraban reponerse y mantener el tipo, controlando el balón y la posesión tratando de dar su mejor versión.

Apenas transcurridos diez minutos de partido, Cedric tenía una gran ocasión y entraba conduciendo en el área, y al regate, disparaba un balón que salía desviado a un lado de la portería. Poco después en el minuto 14, Christian ,el guardameta rojiblanco, sacaba un balón que Eloy devolvía el esférico sin botar al área rival, y Joe controlaba el balón en una zona muy peligrosa, que finalmente resultaba en fuera de juego.

El Santa Marta mantenía la intensidad, y Miguel ponía un balón a la banda de Boigues, capitán salmantino, que llegaba a línea de fondo con un excelente control del balón, pero esta oportunidad finalizaba en córner.

La respuesta la daba Alberto Salido, que recibía el esférico dentro del área pero era Kike, el guardameta del Santa Marta el que se precipitaba con decisión sobre el balón para despejarlo. Un minuto después en el 20 Roro recibía un balón en la frontal del área de Kike y la estrellaba contra la red poniendo el 2-0 en el marcador.

A medida que avanzaba el partido, se perdía intensidad por parte de ambos conjuntos, aunque bien es cierto que los rojiblancos jugaban como tienen acostumbrados con la motivación de proclamarse, a falta de una jornada, Campeones de liga.

Sobre el minuto 30, Cedric sacaba un córner que ponía larga al segundo palo, los visitantes intentaban sacar el balón del área, pero este rebotaba y el batiburrillo era evidente. El balón salía dividido del área y Marco disparaba para acabar con una espectacular parada de Kike que despejaba el balón.

En el minuto 34, Salido tuvo otra oportunidad rematando violentamente un balón al área que se estrello contra el larguero.

A la contra, Pablo perdía un balón que era aprovechado por Cedric, que se lo llevaba por banda sin dificultad y lo centraba el área para Alberto Salido, que fusilaba contra Kike.

A pocos minutos del final de la primera parte, Medrano buscaba a Cedric en la banda con balones largos, en varias ocasiones, el 11 rojiblanco conducía velozmente hasta línea de fondo y centraba al área, algunas con finalización pero sin gol y otras bien despejadas por la zaga salmantina.

En el minuto 44, Alvaro Quintino era el encargado de marcar el 2 – 1 para el Santa Marta en una falta desde la frontal del área, que entraba por la escuadra y frente a la que apenas nada podía hacer Christian. Con este resultado ajustado y el Santa Marta muy motivado por el gol, ambos conjuntos marchaban al descanso.

Con el inicio de la segunda parte, salía a por todas un Santa Marta intenso y revolucionado. En el 47, un balón en la banda era luchado por Llado con Ricard.

Pese al empeño de los salmantinos, en el minuto 52, Alberto Salido controlaba un balón y conducía fugaz hacia el área; Kike salió para detener al nueve rojiblanco, pero el guardameta no pudo cortar balón y Alberto ponía el 3-1 en el marcador. Los colchoneros no estaban dispuestos a dejar el marcador tal cual, y sabedores de su ventaja no se conformaban. Una excelente acción colectiva la generaron Alberto Salido y Cedric, que finalizó rematando a portería sin tocar el balón la red.

El cuarto gol venia en el minuto 58 de las botas de Ferreras, que regateaba en el área a la defensa del Santa Marta para acto seguido girarse de cara a portería y poner el 4-1 para el Atleti, en un gol que sentenciaba el encuentro.

La energía y júbilo rojiblanco no se podía contener y pese a que los de Sergio Hernández ponían empeño, les faltaba la finalización y el rival aprovechaba. En el 69 un pase de Alberto dentro del área al segundo palo terminaba con un testarazo de Cedric, que ponía el quinto gol en El Cerro del Espino, y pasaba a rubricar la victoria para el Atlético de Madrid y confirmaba “de facto” el Campeonato de Liga.

En el último tramo del partido, y con el marcador adverso, el Santa Marta continuó compitiendo, si bien es verdad que el líder mantuvo las revoluciones alentado por una grada que estallaba en entusiasmo y emoción al son del himno rojiblanco que quedaba a dos puntos del Real Madrid, segundo en la clasificación.

El parido no daba para mas y con el pitido final, el colegiado confirmaba a falta de una jornada, la victoria del Líder en la calcificación. En la próxima jornada Atlético de Madrid se enfrenta al Aravaca en casa, y Santa Marta recibirá a la AD Alcorcón que seguro planteara un encuentro duro.