La A.D. Alcorcón se enfrentó al Club Atlético Pinto en el Anexo de Santo Domingo con el resultado final de 3-0 para los locales. Pese al abultado marcador, el encuentro estuvo reñido, incluso Tony Paredes, el técnico de los alfareros, comentó al final del choque que no habían hecho uno de sus mejores partidos.

Paredes también dijo que el Pinto es un equipo que siempre compite, y vaya si lo hizo. Los Mario Otero lucharon hasta el final, pero la expulsión de Manu, al poco de empezar la segunda parte, puso las cosas demasiado difíciles.

A.D. Alcorcón 3-0 Club Atlético Pinto

El encuentro comenzó de cara para los locales, que en el minuto dos ya se habían adelantado gracias a un gol de Cedric. El delantero alfarero recibió un pase en profundidad y lo aprovechó para superar, con una vaselina, al portero rival, colocando así el 1-0 desde bien pronto.

Lejos de venirse abajo, los visitantes empezaron a empujar y a llegar al área rival tratando de poner las tablas. Pablo cazó un balón para golpear con fuerza, pero la defensa del Alcor consiguió repelerlo cerca de la línea de gol. Más tarde, fue Rober quien la tuvo con un remate tras un centro desde la banda izquierda que acabó desviando a córner Álex López.

El guardamenta local siguió siendo el protagonista de su equipo, dejando en nada las oportunidades del Pinto. Álex estuvo muy concentrado en todo momento, atento en las salidas cuando los visitantes jugaban directo y muy seguro en el juego aéreo, blocando varias pelotas que acechaban la portería amarilla. También intervino salvando los tiros desde fuera del área del equipo de Otero, como el de Manu.

Con el paso de los minutos, el Alcorcón comenzó a crecer en el partido a través de los contraataques, que ya indicaban que el segundo gol local podía caer en cualquier momento. Los de Paredes insistieron mucho por la banda de Caba, que volvía loca a la defensa rival con sus fintas, regates y cambios de ritmo. Aun así, los locales se reservaron los goles para el segundo periodo.

Los contraataques del Alcorcón decidieron el partido | Foto: Juan De Aracil
Los contraataques del Alcorcón decidieron el partido | Foto: Juan De Aracil

La expulsión de Manu cambió el partido

A los 10 minutos de iniciar la segunda mitad, Manu fue expulsado después de que el árbitro le enseñara la segunda amarilla por un agarrón en el centro del campo. Esta expulsión condicionó lo que quedaba de encuentro, pues el Pinto tuvo que arriesgar para conseguir el empate, lo que supuso muchos espacios que supieron aprovechar los alfareros para matar el partido.

Después de dos avisos de Cedric que al final se quedaron en nada, llegó el segundo gol de los locales. En el 65’, un contraataque liderado por Peláez acabó con pase del 7 del Alcor a Caba, que no se puso nervioso y batió a Sandro cómodamente para el 2-0. El choque se terminó de decantar por el equipo de Santo Domingo, que llegaba y llegaba buscando el tercer gol.

Y terminaría llegando en el minuto 77. El recién ingresado Rufo anotaría un golazo desde la esquina del área grande para cerrar el duelo. El golpeo del alfarero fue con la potencia y colocación precisa para superar por arriba al portero del Pinto y después bajar para acabar al fondo de las mallas. El propio Rufo tuvo la última del partido, pero su lanzamiento de falta lo atrapó Sandro.

Esta victoria repone a los de Paredes después de su derrota la semana pasada contra el Atlético de Madrid y les da fuerza para medirse al Unión Adarve la semana que viene. Por su parte, el Pinto llegaba muy feliz a Alcorcón tras su triunfo en casa frente al Rayo Majadahonda, pero los de Mario Otero deberán seguir trabajando para mejorar, además, recibirán al Real Madrid en su feudo la próxima jornada.

Declaraciones de Toni Paredes, entrenador de la AD Alcorcón: