Con estas frases, “Más que una final, señores”, “El último Ganapanes” o “A por ellos desde el minuto 1” y con tablas en el marcador, se dirimía la que fue el pasado campeonato la última «Batalla de Ganapanes«, choque que enfrentó a estos mismos equipos la pasada temporada en la jornada 29. Esta vez, el Adarve de Borja Bardera recibían al conjunto Arlequinado de Aravaca con la necesidad de sumar 3 puntos que les saquen de la zona roja de la tabla del campeonato. Por su parte el conjunto dirigido por Óscar Martos, se encuentra cómodamente acoplado en la mitad de la tabla tras el tropezón con la AD Alcorcón la pasada jornada.

Unión Adarve 1 – 2 Aravaca CF

Comenzaba el partido en el Barrio del Pilar como una nueva “Batalla de Ganapanes”, un duelo directo entre dos rivales que iniciaba con aproximaciones a las porterías por parte de los dos equipos.

Unión Adarve: 4-2-3-1

Juarez, Miguel, Jaime, Pablo, Chinchu,César Escriba, José Herran, Arias, Rodrigo, Andrei,Marcos.

Aravaca CF: 4-4-2

Ro, De Llano, Bajo,Ñgimbi,Fauro,López de Lerda,Rubio, Alonso, García,Mauricio.

Ambos conjuntos querían agradar y dar espectáculo, pero pronto el encuentro se iba a convertir en un querer y no poder, sobre todo en los primeros minutos del partido. El primer cuarto de partido manifestaba un dominio alterno de ambos riales, sin ocasiones claras ni reseñables.

Pasado el ecuador de la primera parte, el Aravaca llegaba a portería contraria, creando peligro real a su rival. Por su parte, el Adarve se defendía como podía, robaba balón en las tres cuartas del campo e intentaba realizar alguna jugada, pero todo seguía igual, así como el marcador que se mantenía impasible ante el tiempo del crono.

Arlequinados y lobos atacaban de una portería a otra, pero sin crear jugadas de peligro ni incomodas; ambos en su calidad de rivales, se limitaban a roban balón en sus respectivas áreas e indicaban la marcha al contrataque.

López de Lerda fue expulsado en el 58, lo que dejó al Aravaca CF con uno menos

Ninguno de los dos equipos potenciaba un juego colectivo, con poca trascendencia, con mucha precipitación y pérdidas de balón, iniciando pequeños contrataques que terminaban resueltos por la zaga rival. En el minuto 39 una jugada del Aravaca proporcionaba el primer gol del encuentro, obra de Marcos Alonso el dorsal 9 tocando la red de Juárez y subiendo al marcador.

El Adarve quedaba tocado, pero no tardaba en reponerse. Haicndo gala del esfuerzo del que tiran los de Borja Bardera, los inquilinos de Ganapaes estiraban sus líneas en busca del empate, y finalizaba el primer acto de esta “Batalla” con 0-1 a favor del Aravaca.

En el segundo tiempo el conjunto rojinegro salió con muchas ganas, con mucha intensidad desde inicio y con un revulsivo en busca del gol, buscando a Herrán y Marcos en las bandas y a Rodrigo en punta y ejerciendo un dominio total sobre los arlequinados, con llegadas a portería más que frecuentes y ataques constantes.En contrapartida el Aravaca se defendía ahora con todo, despejando de forma contundente los balones que llegaban a portería en forma de pelotazos al campo contrario.

En el minuto 52 se iniciaban los cambios en Adarve : el número 4 (Pablo salía por Vinicio), por el dorsal 14. Minuto 68: el número 3, (Jaime) por el 12 (Iñigo). Minuto 69: el número 7 (José Herrán) por el 16 (De la Morena). Minuto 70: el 9 (Rodrigo) por el 15, (Ibañez).

Los dos goles de Alonso dieron la victoria la Aravaca

En el 58 se producía la expulsión de López de Perda, el dorsal 7 del Aravaca por pisar a un contrario. Los de Óscar Martos perdían a uno de sus delanteros centro y quedaban en minoría frente al rival.

El Adarve aumento la intensidad sobre el conjunto visitante aprovechando su superioridad en el terreno de juego, a lo que el Aravaca respondía con toda su energía defendiendo el marcador. En el 65 el Aravaca recuperaba un balón sobre el centro del campo que en tan solo dos pases alcanzaba Alonso a rematar a la portería rival, consiguiendo poner el 0-2, aumentando distancias pese a la adversidad.

Con el 0-2 el Adarve bajaba la intensidad y se desmoralizaba, pero no perdía la fe, esa fe que en otras ocasiones le ha guiado a través de la dificultad. Seguía presionado al rival hasta que en el minuto 76 Ibáñez remataba un balón en el área que ponía el 1-2 en el electrónico.

Aunque el gol daba aíre a los de Bardera, “La Batalla de Ganapanes “ daba sus últimos compases con una jugada sin consecuencias del equipo local, y se saldaba con la victoria del Aravaca que estuvo afortunado en los remates.