La Masía, una de las canteras más prolíficas históricamente en el mundo del fútbol. Multitud de jugadores que han llegado al más alto nivel, futbolísticamente hablando, han pasado por las categorías inferiores de uno de los mejores clubes de la historia. En ese trayecto, una de las etapas fue la División de Honor. Para llegar al primer equipo del F.C. Barcelona hay que hacer muchas cosas bien y, así, lo demuestran quienes a día de hoy han logrado pasar por el juvenil A blaugrana y asentarse, ya no solo en el primer equipo, sino ser titular.

De los jugadores que actualmente conforman el primer equipo, quien pasó por División de Honor primero fue Lionel Messi. El astro argentino antes de convertirse en el mejor jugador de la historia, sin entrar en debates con Maradona, tuvo que pasar por la División de Honor. Sin embargo, su estancia fue fugaz. En la temporada 2003 formó parte del juvenil A hasta diciembre de ese mismo año que subió al Barcelona C. Y en menos de un año consiguió debutar en partido oficial con el primer equipo contra el Espanyol. Previamente recibió la llamada del Barcelona para disputar varios amistosos. El resto de su trayectoria es historia. Una carrera única que tendrá el nombre de la División de Honor en una de sus páginas.

Barcelona, Messi
Lionel Messi en las categorías inferiores del FC Barcelona | Fuente: Marca

Un ídolo para la afición culé es Gerard Piqué. Otro buque insignia de la historia blaugrana que hizo sus pinitos en la máxima categoría del fútbol base. El central de Barcelona militó en el juvenil A en la temporada 2003/2004. Finalmente, acabó haciendo las maletas con destino Manchester. El central no encontró en los filiales del Barcelona la oportunidad que sí le brindarían los diablos rojos y el Real Zaragoza. En tierras mañas demostró que había central para rato y fue entonces cuando el Barcelona no dejó escapar la oportunidad. En 2008 regresó el hijo pródigo a su casa. Y desde entonces Gerard Piqué ha acumulado un palmarés envidiable donde tiene un hueco la División de Honor.

Barcelona, Piqué
Gerard Piqué en su época de juvenil en el FC Barcelona | Fuente: Marca

Otro que llegó en la misma temporada al primer equipo del Barcelona fue Sergio Busquets. Antes de convertirse en “El pulpo de Badía” se labró su carrera no profesional en el juvenil A del Jabac i Terrasa para, finalmente, arribar a la Masía. Allí formó parte del juvenil A en la temporada 2006/2007. Su ascenso fue meteórico. Al año siguiente junto con Pep Guardiola consiguió alzarse campeón de Tercera División con el filial y, al año siguiente, consiguió debutar con el primer equipo y escribir una de las historias más impresionantes del fútbol. Un mediocentro único, diferente y espectacular que sabe lo que es la División de Honor.

Barcelona, Busquets
Sergio Busquets en un enfrentamiento de Copa del Rey juvenil contra el Albacete | Fuente: masquealba.com

Otro que tuvo un paso efímero por la categoría fue Sergi Roberto. El lateral, central, mediocentro, extremo, en definitiva, el polivalente jugador culé también tuvo su paso por la División de Honor, aunque fuese pasajero. En la temporada 2009/2010, cuando el primer equipo se proclamaba campeón de todo a las órdenes de Guardiola, el joven jugador de Reus se formaba en los terrenos de juego de la máxima categoría del fútbol base. Su rendimiento fue tal que en esa misma temporada pasó a formar parte del Barcelona B a los mandos de Luis Enrique. Y su debut oficial con el primer equipo no tardó en llegar pues en la siguiente temporada Pep Guardiola le hizo saltar al campo en un partido de Copa del Rey ante el Ceuta. Desde entonces, sin ser un fijo en los planes de todos los entrenadores, ha estado siempre presente en los éxitos del Barcelona.

Barcelona, Sergi Roberto
Sergi Roberto en el juvenil A del FC Barcelona | Fuente: Mundo Deportivo

Y, por último, un jugador que desde que ha llegado al primer equipo no ha hecho más que romper récords de precocidad, Ansu Fati. El jovencísimo extremo con ficha en el juvenil A debutó con 16 años en el primer equipo, siendo así, el segundo jugador más joven en hacerlo en el club. Una semana más tarde, se convertiría en el jugador más joven en marcar en el Barcelona, con 16 años y 304 días. Pero lejos de conformarse con esos números, siguió acrecentando sus cifras. Jugador más joven en debutar en la Champions League con el Barcelona y, fechas después, se convirtió en el jugador más joven de la historia de la competición europea en anotar con 17 años y 40 días. Unos números que sirven de carta de presentación para un jugador al que le augura un futuro lleno de éxitos.

Barcelona, Ansu Fati
Ansu Fati celebrando un gol en su corto etapa en el juvenil | Fuente: Sport

Foto: FCB